Más artículos

Una legisladora dejó la cámara encendida, se fue a bañar y esto fue lo que le pasó

Una legisladora dejó la cámara encendida, se fue a bañar y esto fue lo que le pasó
Los asistentes se percataron de la situación protagonizada por la dirigente y comentaron que de esa manera "uno no se puede concentrar"
Por iProfesional
08.09.2020 08.47hs Tecnología

Una legisladora del Concejo de Bogotá, la capital de Colombia, apareció desnuda en una reunión virtual luego de irse a bañar y olvidar que la cámara de su computadora estaba prendida.

Al parecer, la mujer fue a tomar una ducha en medio de la sesión, y al regresar no advirtió que la cámara web de su computadora continuaba abierta. Los asistentes se percataron de la situación y comentaron que de esa manera "uno no se puede concentrar". Si bien el nombre de la concejala se conoce, el nombre se guarda en reserva por respeto a la intimidad.

No es la primera vez que en Colombia una sesión virtual termina en polémica. En junio, el legislador Edward Rodríguez apareció trotando en un parque al comenzar una reunión, lo que generó gran cantidad de comentarios en las redes sociales.

Varias reuniones de la Comisión Sexta de la Cámara se vieron interrumpidas por la proyección de imágenes pornográficas, por lo que los funcionarios pidieron más seguridad para este tipo de plataformas en tiempos de pandemia.

Videoconferencias: claves para evitar papelones

Las videoconferencias registran un boom de crecimiento desde marzo por el confinamiento social para ralentizar la propagación de la pandemia del coronavirus. Esta explosión de comunicaciones basadas en video registra situaciones que derivan en escarnio público o papelones, como los recientes casos del senador nacional opositor Esteban Bullrich y el intendente de la ciudad bonaerense de General Villegas, Eduardo Campana.

Como pueden llevarse a cabo fuera de una oficina tradicional, las personas a veces usan poco juicio cuando utilizan videoconferencias. Esto a menudo resulta en contratiempos poco profesionales y vergonzosos que podrían haberse evitado fácilmente, como sucedió en los siguientes casos:

El papelón de Bullrich

El Gobierno avanza con el proyecto de la reforma judicial en el Congreso. Y si bien la oposición se manifiesta contraria y hasta convoca a marchas contra la iniciativa, algunos legisladores de Juntos por el Cambio no parecen tomarse el tema tan a pecho. Tal parece ser el caso del senador Esteban Bullrich, quien este miércoles usó una foto suya para simular su presencia virtual en el debate realizado por teleconferencia.

El intercambio de opiniones entre los legisladores avanzaba de manera normal hasta que le otorgaron la palabra a Esteban Bullrich. El exministro de Educación de Mauricio Macri comenzó a hablar, pero sorprendió a todos por la presencia de "un doble".

Ocurre que en la pantalla aparecía él y, detrás, asomaba una reproducción de su figura. Es decir, "otro Bullrich" vestido diferente en segundo plano. La foto que aparecía detrás era la misma que se veía mientras era el turno de hablar de sus compañeros de comisión.

¿Qué estaba ocurriendo? Se sospecha que el senador usa un fondo con su imagen para poder aparecer en pantalla aunque no esté sentado frente a la computadoraDe esta manera, el senador podía encargar a su foto que atendiera a la sesión y, así, ocupar su tiempo con otros quehaceres.

Tras mencionarse un informe que calcula que el costo de la reforma, en base a los nuevos cargos a crear, será de 1.939 millones de pesos, Bullrich volvió a quejarse por el hecho de que la iniciativa no haya tenido giro a la comisión de Presupuesto y Hacienda.

Un intendente dormido en Zoom

La senadora provincial por Buenos Aires, Felicitas Beccar Varela organizó este mes una reunión por Zoom entre Patricia Bullrich y varios intendentes de Juntos por el Cambio de la cuarta sección electoral.

El cónclave transcurría normalmente, sin embargo, en un momento se produjo un blooper inesperado en uno de los últimos encuentros virtuales que tuvo como protagonista a Bullrich y a Eduardo Campana, intendente de General Villegas.

La presidenta del PRO hablaba de la necesidad de recomponer la confianza de la sociedad en el espacio como alternativa y reconstruir vínculos: "Entre todos vamos a hacer crecer mucho al PRO, tenemos que sumar muchos intendentes en la cuarta", decía la ex ministra de Seguridad, ante la mirada atenta de todos los convocados.

De todos, menos uno, porque el alcalde de Campana, Eduardo Villegas, se quedó dormido.

En el video se observa cómo el resto de los presentes advierte la situación, pero mantiene la postura. Sin embargo, el intendente de 9 de Julio, Mariano Barroso, no pudo aguantar la risa ante la siesta de su par y largó una carcajada ante la mirada atónita de otros jefes comunales como Pablo Petrecca, de Junín; y Vicente Gatica, de Bragado, entre los más representativos. En la reunión también participaron otros dirigentes de Juntos por el Cambio y algunos referentes empresariales y productores rurales.

Claves para no pasar vergüenza en videoconferencia

Para evitar que ocurra un error importante durante su próxima reunión virtual, aprenda estas claves sobre videoconferencias, sin importar si utiliza Zoom, Google Meet, Microsoft Teams, Skype u otra plataforma:

Mantenga el contacto visual

Esto puede sonar contradictorio porque hay mirar la pantalla para ver a los otros participantes. Pero durante una llamada mire de vez en cuando a la cámara para establecer contacto visual y asegurarse que los otros participantes entiendan que está escuchando y prestando atención activamente.

Una forma de hacerlo es colocando la cámara lo más cerca posible de la pantalla si se trata de una cámara web externa. Elimine cualquier distracción de la habitación: apague el televisor, cierre pestañas innecesarias en su navegador web.

Evite interrumpir a los demás

Si interrumpe a un participante, asegurese que tiene una buena razón para hacerlo: tal vez quiere presionar a sus compañeros para que tome una decisión o salga de una acalorada discusión.

Asegurese de los recursos tecnológicos funcionan bien

Pruebe con antelación cualquier aplicación de video que vaya a usar para asegurarse de que todo funciona correctamente. Nada parece menos profesional y amateur que llegar tarde porque la aplicación de video se está actualizando, o iniciar sesión en una reunión y gritar si se escucha.

Siempre presione silencio

Son frecuentes las historias de quienes se toman un descanso durante una videoconferencia para usar el baño y se olvidan de apagar su micrófono. No hace falta decir que todo el mundo estaba al tanto de lo que estaba pasando, no hay forma de ocultar el sonido de la descarga de un inodoro.

Este vergonzoso percance se puede evitar fácilmente; solo requiere precaución adicional. Vaya al baño antes de la reunión o prepárese para presionar siempre el botón de silencio cuando se aleje de la llamada, sin importar lo que quiera hacer. Recuerde siempre silenciar, esto le salvará de una carrera llena de vergüenza.

Sus mascotas no fueron invitadas a la reunión

No hay duda de que ama a sus mascotas y que son adorables, pero trate de evitar llevarlas a su videoconferencia. Son frecuentes los webinarios donde el perro de un participante simplemente no quiere cooperar y aulla de fondo.Recuerde que si va a manejar la situación, no olvide silenciar su micrófono, porque sino los retos al perro u otra mascota pueden escucharse:

Tenga cuidado con lo que dice dentro y fuera de la cámara

Al igual que el ejecutivo que dejó su micrófono encendido durante una pausa para ir al baño, existe la historia de un anfitrión que olvidó silenciar su micrófono y comenzó a hablar pestes con los asistentes. 

Extremadamente poco profesional y vergonzoso, este error puede costarle clientes, su reputación e incluso su trabajo. Si no es algo que diría o haría en una reunión en persona, absténgase de hacerlo en una virtual.

Mantenga su vestimenta profesional

Uno de los principales atractivos de las videoconferencias es que se pueden realizar desde la propia casa o desde una playa. Si bien estos son lugares cómodos, aún debe vestirse en forma adecuada cuando realice una videoconferencia.

No aproveche la comodidad de reunirse desde su sofá y usar algo que nunca usaría en la oficina. Puede pensar que está bien renunciar a los pantalones, pero no lo haga.

Si pasa algo y tiene que levantarse para encargarte de la situación, será vergonzoso para todos los involucrados saber su preferencia por los boxers.

Temas relacionados
Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído