Más artículos

Una aplicación polémica te permite acudir a fiestas clandestinas en medio de la pandemia

Una aplicación polémica te permite acudir a fiestas clandestinas en medio de la pandemia
Los creadores de este programa informático lo definieron como una comunidad de usuarios que se organizan para celebrar fiestas privadas
Por iProfesional
04.01.2021 09.26hs Tecnología

Bares cerrados, restricciones horarias, limitaciones en la capacidad de los locales... Las normas con las que los gobiernos intentan detener en todo el mundo la propagación de la pandemia del coronavirus han supuesto un golpe golpe al ocio nocturno por una cuestión de salud pública. Una situación sin parangón ante la que surgió la aplicación Vybe Together.

Este programa se define como una comunidad de usuarios que se organizan para celebrar fiestas privadas. Sin embargo, en la práctica se emplea para organizar fiestas y encuentros clandestinos vulnerando las normas de seguridad y salud, así como los controles gubernamentales, lo que ha motivado que Apple haya decidido retirarla de su tienda oficial de aplicaciones.

La aplicación muestra una serie de encuentros, con la fecha y la hora, a los que los usuarios pueden solicitar unirse, y en caso de ser aprobados por la organización, reciben la dirección un par de horas antes de que empiece.

Según informó el diario digital estadounidense The Verge, la aplicación ha sido retirada por Apple, según han confirmado los responsables de Vybe Together. También se ha prohibido su cuenta en la plataforma TikTok, y la web, salvo la página principal, que permanece accesible.

En la página de preguntas frecuentes (actualmente no disponible), los responsables reconocían el riesgo de la pandemia, pero aseguraban que la aplicación se creó para promover pequeños encuentros y no grandes fiestas, según informaron a The Verge.

¿Se viene el toque de queda contra el ocio nocturno?

Infectólogos que asesoran al Gobierno nacional ante la pandemia de coronavirus avalaron este sábado la posibilidad de que se avance con un "toque de queda sanitario" en horario nocturno ante el aumento de casos que se registró en las últimas semanas.

El incremento de contagios de COVID-19 que se dio en las últimas semanas de 2020, adjudicado principalmente a las reuniones de fin de año, puso en alerta a la Casa Rosada, que no pudo respiriar aliviada ante la llegada de las primeras dosis de la vacuna Sputnik V.

Ese aumento vino de la mano de un crecimiento en la cantidad de fiestas ilegales, particularmente en zonas de veraneo. Ante ese panorama, el Gobierno baraja por estas horas la posibilidad de implementar un "toque de queda sanitario" que imponga restricciones en horarios nocturnos, tal como hicieron varios países europeos con el comienzo de la segunda ola de casos: ya cuenta con el visto bueno de los expertos que lo asesoran en el manejo de la pandemia de coronavirus.

 

"Hay un aumento de casos exponencial. Si esto sigue así, yo creo que va a haber medidas restrictivas importantes, guste o no", sostuvo el infectólogo Eduardo López. En declaraciones radiales, López consideró que "hay varias medidas" que podrían adoptarse, "entre ellas el toque de queda sanitario, que es restringir la circulación y las actividades que conlleven un riesgo en el aumento de casos".

En ese sentido, explicó que "Francia lo hizo a partir de las 18:00, España a partir de las 20:00", ante lo cual manifestó que la Argentina debería tomar esa medida "a las 22:00". De todos modos, el infectólogo remarcó que "hay que tratar de encontrar un equilibrio" entre el cuidado sanitario y la economía, ya que nuevas restricciones perjudicaría a algunos sectores como el entretenimiento, la gastronomía y el turismo.

"Los fines de semana largo disminuyen los testeos el día 5 o 6 (de enero) habría que estar mirando todos los números para tomar una decisión acorde. No deseo que nadie deje de tener sus vacaciones y esparcimiento, pero si queremos tomar el riesgo de enfermarnos, nos estamos equivocando como sociedad", finalizó Eduardo López.

Disipar aglomeraciones

El presidente Alberto Fernández aseguró el miércoles que el Gobierno analiza la posibilidad de que las fuerzas de seguridad actúen para "disipar" aglomeraciones de personas con el objetivo de "prevenir los casos de coronavirus".

Además, anticipó que en enero llegarán las dosis de la vacuna Sputnik V desde Rusia que completarán el esquema de quienes ya se aplicaron y se apliquen la primera dosis en el marco del plan de vacunación puesto en marcha en todo el país tras el arribo de las primeras 300 mil dosis.

"Estuvimos ayer con Axel (Kicillof) y Horacio (Rodríguez Larreta) analizando la suba de casos y quedamos que vamos a tener reuniones semanales. Estamos contemplando la posibilidad de que las fuerzas de seguridad disipen aglomeraciones, pero no vamos a implementar un toque de queda, tal vez sí un toque sanitario como el que se aplicó en el interior", señaló Fernández en declaraciones formuladas a Radio 10.

El jefe de Estado aseguró que, junto con el gobernador de la provincia de Buenos Aires y el jefe de Gobierno porteño, seguirá de cerca la evolución de la situación sanitaria para tomar eventuales medidas.

Por otro lado, mencionó "el problema de la costa (Atlántica) con el turismo y, en ese sentido, señaló que "Mar del Plata, que no la está pasando bien".

"Vamos a dejar pasar el fin de año y a partir de la semana que viene vamos a mirar con lupa a ver cómo resolvemos esto", anunció el mandatario.

"Relajamiento" en diciembre

En este marco, sostuvo que la sensación es que "diciembre fue un mes de mucho relajamiento" en cuanto a las medidas de cuidado para evitar los contagios, que llevó a "reuniones sociales y marchas de distintos tipo y por distintos motivos, todas cosas que pudieron favorecer que el virus circule".

Además, señaló que "es caldo de cultivo para el virus" también lo que se vio el 24 de diciembre a la noche, cuando "jóvenes se reunieron en las plazas sin barbijos, hacinados", o "las fiestas clandestinas que se están promoviendo por las redes sociales".

"Es algo que tenemos que prestarle atención porque es algo definitivamente muy peligroso. Por eso quise tener una reunión con Axel y Horacio y ver qué hacemos para adelante", detalló el mandatario.

"El problema no ha terminado y, si vemos que la situación no afloja y el relajamiento sigue, ver de qué modo la fuerzas de seguridad y demás empiezan a actuar en las calles para disipar a la gente e impedir que esas aglomeraciones ocurran", sostuvo el Presidente.

El Presidente insistió sobre un
El Presidente insistió sobre un "relajamiento" de la población.

Expectativa por la vacunación

En cuanto a la vacunación contra el coronavirus, el Presidente aseguró que se ocupó "personalmente de que haya vacunas para los próximos tres meses".

No quiero que la Argentina esté en el submundo de los países que no pueden vacunar a su población. Agradezco en ese sentido el aporte excepcional que hizo la Federación Rusa", señaló.

El jefe de Estado aseguró además que, con la vacuna Sputnik V, "se mantuvo la cadena de frío", y que "hay otras que deben estar a 70 grados bajo cero, generan muchos problemas de logística y sus hacedores nos piden muchas garantías", en relación a la vacuna contra el coronavirus producida por la empresa Pfizer.

El Presidente reiteró que en enero llegarán las dosis de vacunas desde Rusia para completar el operativo de vacunación que se extenderá hasta febrero y por el cual se contempla la vacunación de 10 millones de personas.

"De todos modos seguimos en negociaciones con todos para seguir sumando vacunas. Estamos muy avanzados con AstraZeneca para producir esa vacuna aquí y después de febrero, cuando tengamos" inoculadas "a 10 millones de personas, podemos tener otra provisión" desde Rusia, apuntó.

Ante el aumento de casos de coronavirus registrado en los últimos días en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), Fernández, Kicillof y Rodríguez Larreta se reunieron el miércoles en la Residencia de Olivos y acordaron monitorear la situación en forma conjunta y en reuniones periódicas con las autoridades bonaerenses y porteñas.

El Gobierno afirma que durante enero llegarán nuevas dosis de la vacuna Sputnik V.
El Gobierno afirma que durante enero llegarán nuevas dosis de la vacuna Sputnik V.

Los tres mandatarios coincidieron en reforzar el llamado a la población, apelando a la "responsabilidad" individual, para que se "extremen los cuidados", indicaron fuentes oficiales.

Los tres admitieron su "preocupación" por el aumento de casos y decidieron que, a partir de la semana próxima, mantendrán mayor contacto sobre esta situación y le darán dinamismo a los encuentros para evaluar la situación sanitaria y los partes diarios de casos del Covid-19, aunque por ahora no están previstas nuevas restricciones.

"No estamos para cerrar algo concreto por ahora", señalaron fuentes de la Gobernación bonaerense, y aclararon se va a ir "monitoreando" la pandemia y esa posibilidad es lejana.

"Sí queremos hacer una fuerte advertencia por el relajamiento general", indicaron las fuentes, y apuntaron a la dependencia "de los comportamientos sociales, cumplimientos de los protocolos y los cuidados" para evitar una segunda ola.

"Cuando pensamos las reuniones de hasta 200 personas, al final, por sugerencia de los intendentes, y por la suba de casos, dimos marcha atrás", ejemplificaron.

Rodríguez Larreta fue acompañado por el vicejefe del Gobierno porteño, Diego Santilli, quien no participó de la reunión; y luego ambos se retiraron en un automóvil sin hacer declaraciones; en tanto que Kicillof se fue al mismo tiempo, en el helicóptero de la provincia de Buenos Aires.

La última reunión que habían mantenido cara a cara los tres funcionarios había sido el 9 de noviembre último, también en Olivos, y los encuentros siguientes fueron encabezados por sus respectivos jefes de Gabinete o por los ministros de Salud.

Temas relacionados