Más artículos

Ya se puede pedir telefonía móvil e Internet desde $150 por mes: accedé al formulario para tener tarifas baratas

Ya se puede pedir telefonía móvil e Internet desde $150 por mes: accedé al formulario para tener tarifas baratas
El regulador publicó el formulario que permitirá a los beneficiarios acceder a la Prestación Básica Universal de los servicios de telecomunicaciones
Por Andrea Catalano
07.01.2021 16.19hs Tecnología

A una semana de haberse puesto en marcha la Prestación Básica Universal y Obligatoria (PBU) orientada a que los argentinos que perciben remuneraciones por debajo de dos salarios mínimos continúen conectados con servicios a precios baratos, el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) publicó un formulario que los interesados podrán completar a través de internet y enviar al prestador para solicitarlo.

El formulario, que puede descargarse desde aquí, recuerda en la primera parte quiénes son los potenciales beneficiarios de la PBU y que va desde beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) hasta monotributistas sociales pasando por jubilados y clubes de barrio, entre otros.

Luego, se incluyen los datos básicos como nombre y CUIT, entre otros, y se recuerda que ese documento tiene validez de declaración jurada por lo que la información allí volcada debe ser fehaciente y capaz de ser comprobada.

Para el  Gobierno, unos 10 millones de personas están en condiciones de acceder a la PBU dado que el umbral de dos salarios mínimos como condición para solicitarla se ubica por debajo de los $41.000 por mes.

Los servicios incluidos en la PBU son la telefonía móvil y fija, Internet y la televisión paga, es decir, todas las prestaciones de telecomunicaciones que, a través del decreto 690 de agosto de 2020, vieron modificado su status regulatorio al ser convertidos en servicios públicos esenciales y en competencia.

De los cuatro planes, el más atractivo a los ojos de los consumidores es el de telefonía móvil. Por $150 mensuales se accede a 500 minutos de llamadas dentro de la red de la misma compañía, 50 minutos en redes de otras compañías, 500 SMS, navegación gratuita en portales educativos y de servicios al ciudadano (gob.ar y gov.ar) y Whatsapp sólo en modo texto.

Si su requerimiento pasa por un mayor consumo de datos tiene la chance de pagar $200 por mes para acceder a 1GB de datos, o $18 por día para consumir 50 MB para los casos de los servicios prepagos. Lo va a necesitar para poder enviar y recibir audios por Whatsapp o hacer un video en TikTok cuando esté fuera de una zona WiFi.

En el caso de los paquetes de Internet, la PBU para una velocidad de 10 mb se debe ofrecer a $700 en el AMBA, mientras que en el interior esa prestación baja a 5 MB por el mismo monto.

Burocracia y queja

Entre la serie de reclamos de las operadoras del sector, grandes, medianas y pequeñas, uno de los que tomó relevancia en el último tiempo fue el relacionado con las dificultades para constatar que las personas que solicitan la PBU cumpliesen con los requisitos. Con este formulario, el ENACOM viene a paliar esa situación.

A través de un comunicado, el organismo conducido por Claudio Ambrosini, sostuvo que una vez que la declaración jurada fue completada y enviada a su prestador "deberá aceptarla como medio de acreditación". La declaración jurada a presentar es la que se ve a continuación.

La salida del congelamiento de las telecomunicaciones fue menor a la que estimaban las empresas para 2021
La salida del congelamiento de las telecomunicaciones fue menor a la que estimaban las empresas para 2021

"En caso que la empresa no garantice la prestación de la PBU, los solicitantes deberán iniciar el reclamo frente a la prestadora. Si persiste el incumplimiento, las y los beneficiarios podrán enviar el formulario on line informativo, el cual no reviste carácter de trámite o reclamo oficial, sino de declaración informativa ante ENACOM para el seguimiento de la solicitud", agregó el comunicado. Es decir, que en caso de que el beneficiario advierta que su solicitud no está siendo tomada en cuenta, deberá avisar al regulador de esa situación. El ENACOM es quien tiene la potestad de aplicar sanciones en caso de que resultaran pertinentes.

La puesta en marcha de la PBU contempla contratar servicios a precios que resultan accesibles para la población considerada pero que, en la mirada de las operadoras de telecomunicaciones, compromete la salud económica y financiera de las empresas. Sin importar de qué compañía se trate, incluyendo cooperativas y pymes que actúan en pequeñas localidades de las provincias del país, todas coindicen en que se está obligando a ofrecer servicios por debajo de los costos que deben pagar para brindarlos.

Entre precio y calidad

Los valores establecidos por el regulador resultan atractivos al bolsillo de los beneficiarios aunque también contemplan servicios muy básicos. Los dos que más se utilizan, como la telefonía móvil e internet, tienen reducidos usos y velocidades que, más allá de que resuelven una cuestión básica de conectividad, están lejos de permitir que se realicen con la suficiente calidad varias de las tareas que se adoptaron durante los momentos más restrictivos de la pandemia.

Más allá de esta cuestión, el ENACOM reiteró en su comunicado que "el decreto tiene como objetivo garantizar el derecho humano de acceso a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) por cualquiera de sus plataformas, lo cual requirió de la fijación de reglas por parte del Estado para asegurar un uso equitativo y a precios razonables con el fin de beneficiar el interés público, ofreciendo al usuario y usuaria mayor variedad de servicios a precios más bajos, sin perjuicio del principio de competencia, por lo que se procuró generar eficiencia y rentabilidad económica para las empresas prestadoras".

La necesidad de mantener conectadas a las villas en pandemia (aquí con tarjetas prepaga) motivó la PBU
La necesidad de mantener conectadas a las villas en pandemia (aquí con tarjetas prepaga) motivó la prestación básica universal de las telecomunicaciones

La puesta en marcha de la PBU se complementó con el inicio del descongelamiento de los servicios de telecomunicaciones a partir de 2021. Para el inicio del año se contemplaron incrementos de 5% para la mayoría de las prestaciones (algunas operadoras pequeñas pudieron elevarlos hasta el 8%) mientras que en el caso de la TV paga se fijaron descuentos que oscilan entre el 20% y el 30% correspondiéndole el más alto a las principales compañías del sector.

La situación entre el Gobierno y el sector privado alcanzó su máxima tensión en diciembre. Por el momento, el diálogo más fluido se mantiene con las cooperativas del sector aunque también tiene sus temporales. Y a veces los temporales son tan fuertes que son capaces de tirar abajo los puentes.

Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído