Inteligencia artificial: qué es, para qué sirve y cómo serán las máquinas que decidirán por nosotros en el futuro

Inteligencia artificial: qué es, para qué sirve y cómo serán las máquinas que decidirán por nosotros en el futuro
Expertos aseguran que quienes se hayan formado en esta tecnología en crecimiento tendrán un puesto asegurado en el mercado laboral
Por iProfesional
16.02.2021 14.45hs Tecnología

Los gurús de la tecnología lo advirtieron hace más de medio siglo: la llegada de las máquinas "inteligentes" marcará un antes y un después en nuestras vidas. El pionero de la informática Alan Turing ya creía en 1951 que algún día sería posible programar una máquina que respondiera preguntas de tal forma que resultara imposible saber si esas respuestas eran humanas o no.

Hoy, la inteligencia artificial (IA) le da la razón. Y, aunque le queda un largo desarrollo, esta herramienta ya nos ayuda a elegir la ropa que compramos, las series que vemos, la ruta que seguimos o dónde comemos.

Descubrí cómo te impacta la inteligencia artificial a diario

Nuestra vida ha cambiado desde hace tiempo. Esto se ejemplifica mediante tareas cotidianas en las que interviene la inteligencia artificial, aunque no seamos muy conscientes de ello.

  • Leemos las noticias que nos propone nuestro medio de referencia.
  • Tomamos el transporte más adecuado para ir al trabajo.
  • Usamos la cara o las huellas dactilares para acceder a nuestros dispositivos móviles.
  • Las diferentes plataformas donde compramos nos recomiendan productos, y, por lo tanto, influyen en nuestra compra.
  • Los sistemas de transmisión en directo (streaming) nos recomiendan contenido.
  • Nuestras fotografías lucen mejor gracias a la fotografía computacional.
  • Los auriculares nos aíslan mejor del ruido del tráfico mientras escuchamos música preseleccionada por Spotify o Apple Music.

La inteligencia artificial: negocio millonario

Los sistemas de aprendizaje automático están muy presentes en nuestro día a día. Poco a poco se han vuelto de uso habitual para muchos de nosotros sin darnos cuenta. Y la revolución que trae consigo este avance tecnológico no ha hecho más que empezar.

Un análisis de McKinsey calcula que alrededor de un 70% de las empresas de todo el planeta adoptarán una forma de tecnología dotada de inteligencia artificial en la próxima década. Y la Argentina se encuentra entre los líderes en América latina en esta materia.

Ni siquiera la pandemia del coronavirus, que paralizó la mayoría de los sectores, detuvo la inversión en inteligencia artificial. Los ingresos en el mercado de inteligencia artificial alcanzaron en 2020 los 156.500 millones de dólares, lo que supone un aumento del 12,3% con respecto a 2019. Y las previsiones de International Data Corporation (IDC) auguran que los ingresos mundiales superarán los 300.000 millones de dólares en 2024.

La inteligencia artificial transforma la interacción del ser humano con las máquinas.
La inteligencia artificial transforma la interacción del ser humano con las máquinas.

Revolución sanitaria por la inteligencia artificial

¿En qué campos será más revolucionaria la inteligencia artificial, esa herramienta que marcará el futuro de la sociedad como lo hizo la máquina de vapor en la Revolución Industrial? Los expertos coinciden en señalar al área de la salud, donde ya se han desarrollado aplicaciones que pueden obtener un gran beneficio de la inteligencia artificial:

  • Tallk: permite leer la mirada de enfermos de ELA.
  • DreaMed: en tres segundos genera la dosis adecuada de insulina para enfermos de diabetes.

Pero no es el único sector que puede dar un gran salto gracias a esta tecnología. La inteligencia artificial también puede resultar decisiva en otros escenarios, como la agricultura —ligada a la biotecnología—; las ciudades inteligentes, entendidas como ecosistemas que vinculan personas, objetos, procesos y servicios, y la industria 4.0, donde el uso de gemelos digitales puede mejorar nuestros procesos productivos.

La inteligencia artificial en educación, medio ambiente y equilibrio emocional

Además, puede tener un papel protagonista en otro campo donde hasta la fecha su presencia no era tan notable: la educación. Parte del potencial de la inteligencia artificial en el área educativa es que es capaz de definir patrones de comportamiento en los estudiantes que permitirán hacer una predicción temprana de abandono o fracaso.

Diferentes universidades ensayan un sistema de inteligencia artificial para detectar a los estudiantes en riesgo de suspender mediante el análisis de grandes conjuntos de datos y la aplicación de algoritmos que aportan modelos predictivos de cómo progresará el estudiante.

El medio ambiente es otro campo en el que la inteligencia artificial aportará novedades para la sostenibilidad. Por ejemplo ayuda para encontrar dónde parquear más rápido, lo que reduciría el consumo por automóvil, o detectar cuándo se debe recoger la basura, para que el servicio sea más eficiente.

La inteligencia artificial puede tener un papel relevante en ayudarnos con el equilibrio emocional. La llamada computación afectiva, una tecnología que explora nuestras emociones y puede llegar a reconocer cómo nos sentimos, podría lograrlo.

Es capaz, por ejemplo, de mejorar nuestra experiencia de conducción adaptando la temperatura o la música a nuestro estado emocional. También puede proporcionar apoyo emocional e incluso detectar de modo precoz problemas psicológicos en sus primeras fases.

La inteligencia artificial se usa para preveir la pandemia y buscar una vacuna contra el coronavirus.
La inteligencia artificial se usa para preveir la pandemia y buscar una vacuna contra el coronavirus.

Alta demanda de empleo de inteligencia artificial

Si nuestro futuro no podrá entenderse sin la inteligencia artificial, que impregnará todas las áreas de nuestra vida, no resulta difícil percatarse de que quienes se hayan formado en esta tecnología tendrán un puesto asegurado en el mercado laboral.

La mayoría de los proyectos actuales que se describen como inteligencia artificial son, en realidad, casos de uso del aprendizaje automático, que, como definió Arthur Samuel, pionero en inteligencia artificial, es "el campo de estudio que brinda a las computadoras la capacidad de aprender sin ser programados explícitamente.

Como todos los sectores incluirán el aprendizaje automático en sus procesos de negocio, aquellos estudiantes que se hayan formado en inteligencia artificial tienen múltiples oportunidades.

Sin embargo, para maximizar sus posibilidades será necesario especializarse no solo por sector, sino también a escala de procesos de negocio y en técnicas, ya que esta disciplina avanza a una gran velocidad.

Desafíos profesionales de la inteligencia artificial

El reto que se plantea a esta nueva generación de profesionales que trabajen con la inteligencia artificial, y las empresas para las que presten sus servicios, es cómo afrontar los problemas éticos que puede suponer este tipo de tecnología.

Todavía queda mucho recorrido en este punto en esta tecnología, que seguirá en crecimiento en 2021, en el cual hay cuentas pendientes. Desde diferentes sectores se pide mayor concientización a las empresas, a los equipos de analítica, a las instituciones y también a los clientes y la ciudadanía. 

La salud es el principal campo de inversiones de la Inteligencia artificial.
La salud es el principal campo de inversiones de la inteligencia artificial.

¿Qué es la inteligencia artificial?

La inteligencia artificial busca procesar y responder a los datos como lo haría cualquier humano. De hecho, los desarrolladores están convirtiendo una amplia gama de aplicaciones a inteligencia de tipo humana.

Se clasifica en general en las siguientes tres categorías, pero todavía hay desacuerdo sobre las definiciones exactas de qué es la inteligencia artificial y, mucho menos, si son posibles.

La inteligencia artificial débil

La inteligencia artificial débil (o "inteligencia artificial estrecha") es donde se ha concentrado hasta ahora el trabajo. Está enfocado en ejecutar una sola tarea y, por tanto, las interacciones son limitadas.

Algunos ejemplos son revisar los informes meteorológicos, controlar dispositivos domésticos inteligentes o darnos respuestas a preguntas generales que se obtienen de una base de datos central (Wikipedia, etc.).

Se pueden unir varias IA estrechas para ofrecer un servicio más completo: Alexa, Google Assistant, Siri y Cortana son ejemplos, e incluso las formas actuales de automóviles autónomos. Como no puede pensar por sí misma y carece de la capacidad de entender el contexto, en algunas ocasiones entrega respuestas sin sentido.

La inteligencia artificial fuerte

La inteligencia artificial fuerte (o "inteligencia artificial general") es hacia donde vamos. La inteligencia artificial comprende el contexto y hacer juicios. Con el tiempo, aprende, es capaz de tomar decisiones, incluso en tiempos de incertidumbre o sin información previa disponible, hacer uso de la razón y ser creativa. En el papel, funcionarían como un cerebro humano. Hasta ahora no se ha logrado, aunque la mayoría cree que se podría alcanzar este siglo.

La inteligencia artificial súper

En el futuro lejano, la inteligencia artificial puede llegar a ser superior a los humanos en todos los aspectos. Serían capaces de pensar por sí mismos y operar sin ninguna participación humana. Esto suena como una distopía parecida a Skynet, con el final de la humanidad, pero también podría ser el comienzo de una era de innovación.

Otra clasificación de la inteligencia artificial

La inteligencia artificial también se puede clasificar según su funcionamiento, lo que es importante cuando se considera qué tan complejo es un sistema de inteligencia artificial y su costo final. Si una empresa crea una solución de inteligencia artificial, la primera pregunta debe ser: "¿Aprenderá vía de la capacitación o inferencia?"

Capacitación e inteligencia artificial

Esta inteligencia artificial está diseñada para aprender y mejorar con el tiempo y ajustar sus conjuntos de datos y partes de sus procesos. Las plataformas fuertes y súper podrán lograrlo, pero la inteligencia artificial débil no, ya que la cantidad de potencia de procesamiento necesaria es tan grande que la hace costosa.

Inferencia e inteligencia artificial

La mayoría de las IA débiles están diseñadas para analizar datos y extraer conclusiones en pasos cuidadosos, un método más barato y menos costoso desde el punto de vista computacional.

Por ejemplo, para responder a la pregunta "¿Cuál fue el resultado del partido de ayer?", una inteligencia artificial podría inferir: "debo encontrar datos para los resultados de partidos de ayer en una lista de datos deportivos confiables, los compararé con los equipos favoritos establecidos en la configuración e informaré los resultados por audio".

Si bien es útil, si la respuesta no era la que el usuario buscaba, la inteligencia artificial tiene poca capacidad de adaptarse. Un humano debe involucrarse para hacer que sus respuestas sean más relevantes.

Estas definiciones solo se consideran una guía general sobre qué es la inteligencia artificial y otras pueden tener descripciones distintas. De todos modos, hay ejemplos de la inteligencia artificial actual que vale la pena discutir.

Siete principios éticos para la inteligencia artificial

El uso de inteligencia artificial es un elemento central del proceso de transformación digital en muchas compañías globales. Por ejemplo, BMW Group ya utiliza inteligencia artificial en toda la cadena para generar valor agregado para clientes, productos, empleados y procesos.

La compañía alemana continúa con los desarrollos globales en términos tanto de innovaciones tecnológicas como de asuntos regulatorios y éticos. Junto con otras empresas y organizaciones, BMW Group está involucrado en la configuración y desarrollo de un conjunto de reglas para trabajar con inteligencia artificial, y la compañía ha tomado un papel activo en el proceso de consulta en curso de la Comisión Europea.

Sobre la base de los requisitos fundamentales formulados por la Unión Europea para una inteligencia artificial confiable, BMW Group ha elaborado siete principios básicos que cubren el uso de la inteligencia artificial dentro de la compañía. Estos se perfeccionarán y adaptarán continuamente según sea necesario de acuerdo con la aplicación multicapa de la IA en todas las áreas de la compañía.

De esta manera, la compañía allanará el camino para extender el uso de la IA y aumentar la conciencia entre sus empleados sobre la necesidad de sensibilidad al trabajar con tecnologías de inteligencia artificial.

Agencia y supervisión humanas

La empresa implementa el monitoreo humano apropiado de las decisiones tomadas por las aplicaciones de inteligencia artificial y considera las posibles formas en que los humanos pueden anular las decisiones algorítmicas.

Robustez técnica y seguridad

El grupo empresario tiene como objetivo desarrollar aplicaciones robustas de inteligencia artificial y observa los estándares de seguridad aplicables diseñados para disminuir el riesgo de consecuencias y errores no deseados.

Privacidad y gobernanza de datos

La compañía alemana amplía sus medidas de seguridad y privacidad de datos de última generación para cubrir el almacenamiento y el procesamiento en aplicaciones de inteligencia artificial.

Transparencia

BMW Group tiene como objetivo explicar de forma cabal las aplicaciones de inteligencia artificial y la comunicación abierta donde se utilizan las tecnologías respectivas.

Diversidad, no discriminación y equidad

La empresa respeta la dignidad humana y, por lo tanto, se propone construir aplicaciones de inteligencia artificial justas. Esto incluye prevenir el incumplimiento por parte de las aplicaciones de IA.

Bienestar ambiental y social

La compañía está comprometida con el desarrollo y el uso de aplicaciones de inteligencia artificial que promuevan el bienestar de los clientes, empleados y socios. Esto se alinea con sus objetivos de BMW Group en las áreas de derechos humanos y sustentabilidad, que incluyen el cambio climático y la protección del medio ambiente.

Responsabilidad

Las aplicaciones de inteligencia artificial de BMW Group deben implementarse para que funcionen de manera responsable. La empresa identificará, evaluará, informará y mitigará los riesgos, de acuerdo con un buen gobierno corporativo.

Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído