Más velocidad para tu PC o notebook: por qué el SSD Kingston NV1 puede ser el upgrade que buscás

Más velocidad para tu PC o notebook: por qué el SSD Kingston NV1 puede ser el upgrade que buscás
El NV1 es que permite acceder a un disco con la moderna y veloz interfaz M.2 NVMe por el mismo precio que se compra un SSD SATA. Los detalles
Por Adrián Mansilla
27.08.2021 14.55hs Tecnología

Semanas atrás, el fabricante de memorias Kingston presentó su nueva línea de productos y sus planes para los próximos meses. En el medio de estos anuncios se destacó la unidad de almacenamiento SSD NV1, que combina alto desempeño, mucho espacio y –lo disruptivo– un precio más que tentador.

Lo interesante del NV1 es que permite acceder a un disco con la moderna y veloz interfaz M.2 NVMe por la misma plata que se compra un SSD con la más lenta conexión SATA.

Anteriormente, las unidades NVMe, claramente superiores en rendimiento, eran notoriamente más costosas que las SATA. Pero productos como el NV1 apuntan a disolver esa diferencia y, así, facilitar la transición tecnológica.

Para darse una idea rápida del salto que implica: el NV1 promete una velocidad de lectura de datos de 2.100 MB/s (megabytes por segundo), mientras que un disco SSD SATA ronda los 560 MB/s.

"Hoy, trabajar con NVMe permite una aceleración muy marcada con respecto a SATA y el mercado se va a enfocar en eso", explicó José Luis Fernández, gerente de Tecnología de Kingston, acerca de la interfaz que ya se utiliza en PCs de escritorio y notebooks.

El Kingston NV1 puede instalarse en PCs y notebooks con puerto M.2 NVMe.
El Kingston NV1 puede instalarse en PCs y notebooks con puerto M.2 NVMe.

El NV1, en detalle

El Kingston NV1 es un SSD que viene en formato M.2 NVMe (Gen 3.0 de 4 carriles), que físicamente es una "tarjetita" de 80 x 22 x 2,1 mm. El pequeño tamaño del estándar M.2 hace que hoy sea utilizado en notebooks y, además, está presente en casi todos los motherboards de computadoras de escritorio que se fabricaron en los últimos 4 años.

El NV1 está disponible en versiones de 500 GB (gigabytes), 1 TB (terabyte) y 2 TB. Y, al considerar la relación que ofrece entre precio, capacidad y performance, se encuentra en un interesante punto. La unidad de 500 GB, que es la que pudimos probar, tiene una velocidad declarada por Kingston de 2.100 MB/s y un precio en Argentina de $7.300.

En comparación, un SSD SATA Kingston A400 de 480 GB puede leer datos a 500 MB/s y también cuesta $7.300.

En el otro extremo, un dispositivo NVMe de alta gama, como el Kingston KC2500 es capaz de leer datos hasta 3.500 MB/s y su precio ronda los $10.300.

Como se ve, el NV1 no es un dispositivo high end pero casi cuadruplica el desempeño con respecto a un disco SSD SATA –lo que no es poco– por el mismo precio.

¿Por qué el NV1 es más barato que el KC2500? Como se detalló en los párrafos anteriores, la diferencia más clara está en la velocidad de lectura, que hace del KC2500 un producto Premium. Por otra parte, el NV1 tiene una expectativa de vida garantizada de 120 TBW (Terabytes escritos) para la versión de 500 GB, similar a la del A400 (160 TBW) pero bastante menor a la del KC2500 (300 TBW).

De todas formas, la especificación de NV1 es adecuada para el público al que se dirige: usuarios hogareños, gamers y profesionales. Hay que pensar que 120 TBW significan unos 65 GB de datos escritos por día durante 5 años (o 32,5 GB por día durante 10 años), lo que es más que suficiente para muchos escenarios de uso.

El NV1 está disponible en capacidades entre 500 GB y 2 TB.
El NV1 está disponible en capacidades entre 500 GB y 2 TB.

Desempeño

Probamos el NV1 en una computadora de escritorio Ryzen 5 con 16 GB de memoria DDR4. Una vez formateado y listo para usarse en Windows, el disco tiene una capacidad de 465 GB. Para medir las velocidades de lectura y escritura de datos utilizamos el software Crystal DiskMark.

Los resultados fueron de 2.549 MB/s para la lectura secuencial y 1.963 MB/s para la escritura. Son resultados muy buenos, que están incluso por encima de lo especificado oficialmente por Kingston para este modelo (2.100 MB/s – 1.700 MB/s).

Como se puede ver, la performance es –muy– superior al A400 que se ofrece en formato SATA y por un precio similar.

El gráfico siguiente reúne los resultados anteriores y agrega a la comparativa un disco rígido mecánico tradicional. Se trata de un WD Black de 7.200 RPM y capacidad de 6 TB que, si bien es bueno en su clase, evidencia las limitaciones de esta clásica tecnología.

En la práctica, las velocidades de carga más rápidas permiten tener una computadora más ágil, dado que se aceleran notablemente los tiempos de inicio de aplicaciones y archivos, además de la carga de niveles de juegos.

En definitiva, ¿conviene?

Las ventajas de los discos SSD en cuanto a velocidad son ya muy conocidas y las unidades NVMe son la vanguardia en este sentido.

Hasta ahora, la contra que tenían los SSD NVMe es que resultaban notablemente más costosos que los SATA, pero eso ya no corre más con la llegada del NV1.

Quien necesite ampliar su almacenamiento o realizar un upgrade, y cuente un puerto M.2 NVMe libre en su computadora tiene en el NV1 una alternativa muy conveniente: por la misma plata que un SSD SATA obtendrá un desempeño que está en un nivel claramente superior.

Kingston NV1: características

  • Almacenamiento SSD
  • Factor de forma: M.2 2280
  • Interfaz: PCIe NVMe Gen 3.0 4 carriles
  • Capacidades y precios: 500 GB ($7.300), 1 TB ($14.700), 2 TB ($29.800)
  • Resistencia: 500 GB (120 TBW), 1 TB (240 TBW), 2 TB (480 TBW)
  • Dimensiones: 80 x 22 x 2,1 mm
  • Peso: 7 gramos
  • Garantía: 3 años

Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído