Esta "startup" se mete en el negocio de autos usados con certificados de garantía

Esta "startup" se mete en el negocio de autos usados con certificados de garantía
Karvi apunta a un negocio de grandes cifras: en la Argentina se venden unos 1,8 millones de autos usados al año. También está presente en Brasil
Por Cesar Dergarabedian
16.09.2021 12.29hs Tecnología

Karvi es una plataforma digital que facilita la compra de automóviles mediando entre el usuario y una red de concesionarias de distintas marcas, que introdujo recientemente Karvi Certificados, una categoría exclusiva de vehículos usados.

Según informaron los cofundadores de esta "startup" en una conferencia de prensa, en la que participó iProfesional, a través del sello "Karvi Certificado", la empresa ofrece al comprador la seguridad de que el automóvil que eligió fue evaluado técnica, estética y mecánicamente bajo un proceso que contempla una lista de 280 puntos. Los vehículos de este segmento cuentan con una garantía de 6 meses.

"Creemos que la certificación aporta un gran valor diferencial, ya que le da al cliente la tranquilidad de que el vehículo que va a adquirir fue minuciosamente evaluado por profesionales especializados, tanto en aspectos técnicos, como mecánicos y estéticos", dijo Matías Fernández Barrio, director general ejecutivo y cofundador de Karvi, quien explicó el modelo de negocios de la compañía junto a Matías Rossetto, cofundador de la firma.

Además de la oferta de autos certificados, Karvi ofrece también autos 0km y usados clasificados. La plataforma reúne y actualiza el stock de las concesionarias, ofreciendo el precio final en línea con los gastos ya incluidos.

De este modo, el cliente puede seleccionar por marca, modelo, versión y comparar ofertas de vehículos disponibles con su valor final. Una vez concretada la transacción, puede recibir el vehículo en su domicilio si así lo desea.

Karvi fue creada en 2017. Hoy cuenta con una red de más de 150 concesionarias en la Argentina y más de 1.000 en Brasil. Ofrece a los concesionarios una plataforma de punta a punta que incluye desde una sesión profesional de fotografías hasta un sistema único de control de vehículos (certificación), con sello propio, y garantía de seis meses.

La empresa no cobra servicio al comprador sino al vendedor, por un monto fijo de $30.000 por vehículo, que se ve compensado por la valorización de los automóviles, producto de la certificación y la garantía, así como por los distintos servicios que mejoran el desempeño de las ventas y la experiencia de usuario. La aplicación cuenta con un bot de asistencia y publicaciones de imágenes profesionales que aportan al posicionamiento de los vehículos ofrecidos.

Karvi nació en 2017 y crece fuerte en Brasil.
Karvi nació en 2017 y crece fuerte en Brasil.

El negocio de la financiación

Los cofundadores informaron que sumarán otros servicios, como la financiación para la compra de vehículos, una práctica que en América latina es muy reducida: menos del 5% de los automóviles usados se venden mediante financiación, lo cual contrasta con el 60% de EE.UU.

Los compradores no cuentan con los avales que solicita la banca tradicional, una carencia hacia la cual Karvi planea compensar mediante un sistema propio, en alianza con entidades bancarias y "fintech".

Fernández Barrio y Rossetto se conocieron mientras estudiaban en la escuela de negocios Wharton, en los Estados Unidos, donde surgió la idea de emprender juntos, luego de iniciar carreras corporativas para saldar sus deudas universitarias.

Karvi apunta a un negocio de grandes cifras: en la Argentina se venden unos 1,8 millones de autos usados al año. "Hay un nicho que no está explotado en la Argentina, que es el de los usados certificados y que, tomando en cuenta lo que pasa en otros países, puede representar un 10% del mercado", dijo Fernández Barrio.

Para los compradores, una certificación "implica la tranquilidad de saber lo que está adquiriendo y la tasa de conversión de los clientes es cinco veces más alta cuando tienen certificado. En los Estados Unidos, en promedio, estos vehículos se venden a un precio que es 5% mayor que el de los modelos sin certificar", afirmó.

De izquierda a derecha: Matías Rossatto y Matías Fernández Barrio.
De izquierda a derecha: Matías Rossatto y Matías Fernández Barrio.

Karvi recaudó u$s14 millones en rondas de inversión y se prepara para buscar más fondos en el mercado, con el objetivo de avanzar en nuevos territorios. "Hoy estamos en Sao Paulo y queremos avanzar sobre nuevas ciudades de Brasil", dijo Fernández Barrio.

En el caso de la Argentina, señaló que por causa de la pandemia del coronavirus, el cliente que antes compraba un auto nuevo, como no hay stock, se vuelca al usado. Hay vehículos de ese segmento que valen casi lo mismo que un 0km.

"Va a demorar unos doce meses en normalizarse el descalabro de la oferta y la demanda. Van a seguir faltando modelos y eso impactará en los precios", agregó Fernández Barrio, quien señaló que estos cambios son mejor encarados por el segmento de los usados que de los nuevos.