iProfesionaliProfesional

Experiencia gamer de AMD: por qué la PC es hoy la máquina definitiva para juegos

Para evaluar lo que es capaz de hacer una computadora de alta gama hoy en día, probamos un equipo con procesador y placa de video de AMD
12/10/2022 - 11:30hs
Experiencia gamer de AMD: por qué la PC es hoy la máquina definitiva para juegos

El mundo del gaming es amplio y hoy cualquiera puede jugar en múltiples plataformas y dispositivos. Sin embargo, cuando se buscan videojuegos de vanguardia, eSports competitivos y gráficos de la más alta definición, la respuesta se encuentra en un lugar específico: las computadoras PC de escritorio.

El hecho es que, como plataforma de juegos, la PC goza de ventajas tanto en cuanto a la variedad de géneros y títulos de videojuegos disponibles como en la potencia del hardware.

Para demostrar lo que es capaz de hacer una computadora de alta gama hoy en día, la compañía AMD –reconocida por sus microprocesadores y unidades de procesamiento gráfico– nos facilitó un equipo realmente poderoso que es capaz de proporcionar una "experiencia gamer" de referencia.

Experiencia gamer de AMD: ¿de qué se trata?

La PC que protagoniza la AMD Gamer Experience concentra, en cada apartado, componentes seleccionados por su alto rendimiento. Se trata, así, de una configuración ideal y ultra potente que puede servir de modelo para armar una PC propia.

Claro que al contar numerosos componentes de alta gama, también es una computadora costosa. Pero lo bueno del mundo de la PC es que cada uno puede armar su equipo "a medida" y acorde a distintos presupuestos, al elegir partes de distintos precios y características.

El
El "maquinón" gamer de AMD.

Los componentes de hardware que dan forma a la computadora de AMD son los siguientes:

Procesador AMD Ryzen 9 5950X

Se trata de un chip dotado de 16 núcleos y 32 hilos de procesamiento. Cuenta con la arquitectura Zen 3 y utiliza memoria DDR4. Recién el mes pasado fue reemplazado en la gama más alta de AMD por el novísimo Ryzon 9 7950X (Zen 4 y memoria DDR5).

El Ryzen 9 5950X tiene una frecuencia base de funcionamiento de 3,4 GHz y un boost automático que en determinadas situaciones de uso (cuando no se usan todos los núcleos y la temperatura lo permite) le permite llegar a los 4,9 GHz.

Si bien el 5950X resulta espectacular para gaming, lo cierto es que los juegos actuales no necesitan 16 núcleos para ejecutarse con fluidez. Con un procesador de 8 núcleos basta en la mayoría de los casos, incluso si se realiza streaming y se usan aplicaciones accesorias como Discord u otras.

No obstante, el 5950X sí brinda un enorme valor para la edición y producción de contenidos digitales, ámbitos en los que las aplicaciones modernas aprovechan toda su capacidad de procesamiento y aceleran notablemente el trabajo.

Tarjeta gráfica Radeon RX 6900XT

Una placa de video súper potente como la Radeon RX 6900XT, dotada de 16 GB de memoria propia, resulta esencial para disfrutar de una experiencia de juego fluida (alto número de cuadros por segundo) a resolución 4K.

Gracias al hardware de esta clase, se pueden elevar los detalles gráficos de los juegos actuales más exigentes al máximo, sin temor de sufrir penalizaciones en la performance. Como señalamos antes, es una placa de video ideal para pantallas grandes, de alta tasa de refresco y elevadas resoluciones.

La placa de video Radeon RX 6900XT, la estrella del equipo.
La placa de video Radeon RX 6900XT, la estrella del equipo.

Memoria Kingston DDR4

AMD dotó a su equipo de dos módulos de memoria RAM DDR4 Kingston Kingston Fury Beast RGB de 3600 MHz, cada uno con una capacidad de 8 GB, para totalizar 16 GB.

Se trata de una cantidad adecuada para el gaming actual. Tal como recientemente comentaron desde Kingston, con 16 GB se cubren los requerimientos de la mayor parte de los juegos del momento.

No obstante, la computadora que probamos tiene, además, dos zócalos vacíos donde, en un futuro, se podrían instalar nuevos módulos de RAM para realizar una ampliación.

Almacenamiento

La máquina de la AMD Gamer Experience vino con una unidad SSD NVMe Kingston NV1 de 1 TB y un SSD SATA Kingston A400 de 960 GB. Se trata de dispositivos de almacenamiento veloces, los cuales ya hemos evaluado por separado en iProfesional.

Sin dudas, el destaque se lo lleva el NV1, dado que ofrece una velocidad de lectura de 2.100 MB/s, contra los 560 MB/s del SATA.

En este caso se trata de alternativas de alto rendimiento pero también moderadas en precios, dado que existen unidades SSDs más rápidas y costosas –tanto de Kingston como de otros fabricantes– en el mercado actual.

Motherboard y gabinete

La base sobre la que se integran y comunican todos los componentes es un motherboard con chipset AMD X570 y socket AM4. Se trata del modelo Gigabyte X570 UD, que es un sólido punto de partida para armar una computadora potente en base a tecnología AMD.

El equipo que probamos se completó con un gabinete Thermaltake S300, refrigeración líquida Thermaltake Floe Riing RGB 240 TT y una fuente de alimentación Thermaltake Toughpower iRGB PLUS Titanium.

Guía visual: los componentes de hardware

 
  1. Procesador Ryzen 9 5950X. Aquí se encuentra cubierto y refrigerado por el sistema de watercooling Thermaltake Floe Riing RGB 240 TT.
  2. Módulos de memoria RAM DDR4 Kingston Fury Beast de 3.600 MHz (2 x 8 GB).
  3. Unidad de almacenamiento SSD NVMe Kingston NV1 de 1 TB.
  4. Tarjeta gráfica Radeon 6900 XT con 16 GB de memoria.
  5. Fuente de alimentación Thermaltake Toughpower iRGB PLUS Titanium de 850 Watts.
  6. Unidad SSD SATA Kingston A400 de 960 GB.

Una experiencia sin compromisos

Al momento de utilizar una computadora de la más alta gama como la que propone la AMD Gaming Experiencie, lo que inmediatamente llama la atención es que el hardware poderoso otorga libertad al usuario para configurar los juegos de la manera que desee sin preocuparse por padecer un impacto negativo en el desempeño.

En otras palabras, una placa de video como la Radeon 6900XT un equipo de gama alta permite disfrutar de los juegos en su máxima expresión en cuanto a calidad de detalles visuales y resolución. Esto es importante en una era en la que cada vez más se popularizan las pantallas 4K y los monitores con tasas de refresco de 144 Hz o 165 Hz.

En este sentido, juegos que tienden al realismo visual, como Forza Horizon 5, se convierten en una fiesta permanente para los ojos.

Por otra parte, como anticipamos más arriba, el procesador Ryzen 9 5950X está "sobrado" para gaming y puede enfrentar con suficiencia cualquier reto que le planteen los juegos actuales.

Uno de los títulos de simulación más exigentes del momento es Microsoft Flight Simulator, que es capaz de poner bajo estrés a la mayoría de las computadoras para gaming. En este caso, la computadora de AMD permitió disfrutar de una experiencia de muy alta calidad visual y absolutamente fluida a 60 fps (con resolución Full HD). Contribuyeron a esto cada uno de los componentes: la tarjeta gráfica que permitió elevar los detalles al máximo y utilizar antialiasing para mejorar la imagen, el procesador multinúcleo que se encarga de los realistas cálculos que requiere el simulador, la veloz memoria y el almacenamiento SSD que permiten cargar rápidamente los pesados y extensos escenarios.

En juegos de disparos o de carreras de última generación, el hardware brinda lo suficiente para, como se señaló anteriormente, configurar los detalles al máximo y disfrutar sin compromisos.

Forza Horizon 5, uno de los juegos que brillan al máximo nivel de detalle en la PC gamer de AMD.
Forza Horizon 5, uno de los juegos que brillan al máximo nivel de detalle en la PC gamer de AMD.

Sinergia de los componentes AMD

Acerca de los componentes que hoy ofrece a los gamers, AMD destaca varias de las tecnologías desarrolladas para ofrecer un mayor desempeño en el gaming. Algunas de ellas se activan al combinar en un mismo equipo un procesador y una tarjeta de video de la marca.

AMD Smart Access Memory (SAM): desbloquea un mayor rendimiento al combinar un Procesador AMD Ryzen de serie 5000 o un AMD Ryzen serie 3000, con una tarjeta Gráfica AMD Radeon serie RX 6000 para aumentar el rendimiento del sistema, gracias a la tecnología AMD Smart Access Memory (SAM). SAM permite que los procesadores AMD Ryzen exploten la memoria de la tarjeta gráfica al máximo. 

Precision Boost 2: es una tecnología de optimización de rendimiento que está disponible en todos los procesadores AMD Ryzen y Ryzen Threadripper a partir de la serie 2000. Mejora el rendimiento del sistema aumentando la frecuencia de funcionamiento del chip, lo que permite que las aplicaciones, trabajen con mayor rapidez. Precision Boost 2 es totalmente automático: los procesadores de AMD incluyen un conjunto de sensores sofisticados cuya función consiste en analizar las condiciones dentro de la PC y tomar la decisión de "acelerar" siempre que sea posible. 

AMD Ryzen Master: todos los procesadores AMD Ryzen vienen con el multiplicador desbloqueado para que el usuario pueda configurar el rendimiento a su gusto. El software AMD Ryzen Master permite acceder a un amplio abanico de funciones  donde se puede acceder a la "vista básica" y la "vista avanzada" para ver cuáles son las funciones de overclocking indicadas para cada uno. 

AMD Radeon Anti-Lag: mejora tu experiencia en eSports con tiempos de respuesta rápidos al hacer clic, con la tecnología Radeon Anti-Lag activada. Esta función está diseñada para ayudar a reducir la latencia de entrada cuando la GPU es limitada. Radeon Anti-Lag regula el ritmo de trabajo de la CPU para que no se distancie demasiado del de la GPU, lo que reduce la cantidad de trabajo que acumula la CPU.

Temas relacionados