John McAfee: del rostro de la ciberseguridad a una muerte oscura

Visto en los márgenes de Internet como una especie de héroe de culto, su credibilidad había desaparecido hace mucho tiempo al momento de su muerte
27/05/2023 - 08:00hs
John McAfee: del rostro de la ciberseguridad a una muerte oscura

Hubo un tiempo en que se mencionó a John McAfee junto con los nombres de los mayores pioneros tecnológicos de las décadas de 1980 y 1990, con una fortuna a la altura de esa reputación.

Y en una forma importante, su nombre era más omnipresente. Su empresa homónima, McAfee Corporation, se convertiría en un nombre familiar gracias a su software antivirus centrado en el sistema operativo Windows.

Fundada en 1987, la empresa saldría a bolsa cinco años después y seguiría siendo una de las compañías de ciberseguridad más grandes del mundo. Hizo de McAfee un nombre familiar.

Pero los años que siguieron serían el comienzo de una caída en picada que terminó el 23 de junio de 2021 cuando las autoridades españolas anunciaron que McAfee se había suicidado en una celda de una cárcel en la ciudad de Barcelona.

Visto por algunos en los márgenes de Internet como una especie de héroe de culto, la credibilidad de McAfee en el mundo de la ciberseguridad había desaparecido hace mucho tiempo.

Cuando se conoció la muerte de McAfee, la empresa de seguridad que llevaba su nombre aclaró: "Aunque John McAfee fundó la empresa, no ha estado asociado con nuestra empresa de ninguna manera durante más de 25 años. Dicho esto, nuestros pensamientos están con su familia y sus allegados".

El creador de un antivirus famoso

McAfee pasó muchos de sus últimos años persiguiendo su apetito por las drogas, las armas, la aventura, las prostitutas y las criptomonedas, y no tuvo reparos en hablar de sus inclinaciones.

También fue acusado de agresión sexual, etiquetado por las autoridades de Belice, un país de América central, como un sospechoso en una investigación de asesinato sin resolver y acusado por las autoridades estadounidenses de fraude fiscal.

Nacido en 1945, McAfee se crió en el estado norteamericano de Virginia. Fundó la empresa que lleva su nombre, una de las primeras compañías importantes de desarrollo de software antivirus, en 1987.

Buscaba y eliminaba software malicioso autorreplicante, que el público en general conocía como virus informáticos. Incluso al principio de su carrera, era un gran consumidor de drogas, dijo más tarde.

El programa antivirus de McAfee, que a menudo se ejecutaba con lentitud y venía preinstalado en muchas computadoras personales con Windows, se convirtió en un elemento básico de la informática de la década de 1990. 

La empresa se hizo pública y a cotizar en bolsa cinco años después de su fundación y vendió sus acciones restantes en 1994.

Un video polémico contra su propia empresa

McAfee y su compañía se vincularon inexorablemente, aunque cada parte trató de distanciarse de la otra. En un video satírico profano y lleno de drogas que publicó en YouTube en 2013, McAfee se burló tanto de su propia reputación de hedonismo como de la del software por ser lento, omnipresente e inconveniente.

"Cada vez que enciendo la puta computadora está ahí mirándome. Algo salió mal", dice en el video, rodeado de armas y mujeres con poca ropa, con el rostro cubierto de polvo blanco. "Hace quince años tenía un software hermoso y se hicieron cargo. No sé qué hicieron", agrega.

Rico en forma súbita después de vender su compañía, McAfee pasó las siguientes dos décadas relativamente tranquilo.

Dirigió una compañía hoy desaparecida llamada Tribal Voice, voló aviones pequeños, escribió varios libros sobre yoga y desarrolló un retiro de yoga de 280 acres en el estado norteamericano de Colorado.

Pero la crisis financiera que comenzó en 2007 afectó gravemente sus finanzas. McAfee vendió su propiedad en Colorado y se mudó a Belice en 2008 a los 63 años, con la intención de jubilarse allí. Pero en ese país centroamericano fue acusado de un delito grave y se vio envuelto en un escándalo.

En el documental "Gringo: The Dangerous Life of John McAfee", una exsocia comercial acusó a McAfee de drogarla y violarla en Belice.

Un fallido candidato presidencial

McAfee negó la acusación, así como otras presentadas en el documental, en una serie de blogs de cuatro partes, donde afirmó que ella había "inventado" su historia y que la encontraba "poco atractiva".

En 2012, un vecino de McAfee en Belice, con quien había tenido enfrentamientos prolongados, fue asesinado a tiros.

McAfee huyó inmediatamente del país y fue descubierto escondido en Guatemala después de que una historia de Vice sobre él no eliminara los datos de ubicación en una fotografía publicada sobre el empresario.

Las autoridades guatemaltecas arrestaron a McAfee y luego lo deportaron a EE. UU. Belice nombró a McAfee como una persona sospechosa pero nunca lo acusó en la investigación.

Sin embargo, un juez federal de EE. UU. ordenó a McAfee que pagara 25 millones de dólares en una demanda por homicidio culposo en 2019.

De vuelta en los EE. UU., McAfee continuaría en los titulares. Se postuló para la nominación a presidente del Partido Libertario en 2016, perdió y se renombró a sí mismo como un experto y entusiasta de bitcoin.

Un impulsor de las criptomonedas

Eso lo colocó en un camino que eventualmente conduciría a acusaciones del Departamento de Justicia y su arresto en España. El entusiasmo de McAfee por las criptomonedas en sus últimos años fue incomparable.

Hizo una variedad de afirmaciones extravagantes e insistió repetidamente en que consumiría su pene en la televisión si el precio de un bitcoin individual no alcanzaba el millón de dólares a fines de 2020, una promesa que no cumplió.

También comenzó a publicar en Twitter con frecuencia porque creía que una criptomoneda poco conocida pronto valdría más dinero, una supuesta estafa que conduciría a su arresto.

Según las acusaciones presentadas en su contra, hacía en secreto que sus asociados compraran esas monedas a precios bajos antes de cada tuit y las vendían para obtener ganancias, todo sin mencionar que había invertido en ellas, como lo exige la ley.

A pesar de muchas acusaciones públicas de que estaba estafando a sus seguidores, McAfee acumuló un ejército leal de entusiastas de las criptomonedas.

En 2018, después de que el entonces jefe de la Comisión de Bolsa y Valores estadounidense (SEC, sigla en inglés), Jay Clayton, anunciara medidas enérgicas contra esa práctica, McAfee alentó a sus seguidores a acosarlo. Casi 100 de ellos escribieron correos electrónicos enojados al presidente de la SEC en nombre de McAfee.

Protagonista post mortem en Netflix

Pero las acciones de McAfee constituyeron una causa por evasión de impuestos, dijo el Departamento de Justicia de EE. UU. En octubre de 2020, la policía española lo arrestó en nombre del gobierno de los Estados Unidos.

Un tribunal dictaminó que podría ser extraditado para enfrentar las acusaciones en los EE. UU. Fue encontrado muerto en su celda de la prisión horas después.

Cuatro días antes de su muerte, su esposa, Janice McAfee, había publicado en Twitter que el encarcelamiento le estaba pasando factura a su esposo.

"Estos ocho meses que John ha pasado en prisión en España han sido especialmente duros para su salud en general, tanto mental como físicamente, así como financieramente, pero no se desanima de seguir diciendo la verdad al poder", escribió la mujer.

Las autoridades españolas concluyeron que la causa de la muerte fue por suicidio. Pero su viuda dijo que no creía que su esposo fuera suicida, y presionó para que su cuerpo fuera devuelto a los Estados Unidos, así como para una autopsia independiente.

La mujer creó una petición en Change.org abogando por que los restos de McAfee fuera llevados a los Estados Unidos. Pero al momento de publicarse esta nota, el cadáver permanecía en un depósito en Barcelona.

Mientras tanto, un documental de Netflix lo siguió desde Belice hasta Guatemala y en los años posteriores. "Running with the Devil: The Wild World of John McAfee" lo presenta cuando trataba de huir de las autoridades de Belice, y su arresto en Guatemala, enviado de regreso a los EE. UU. y luego huyendo en un bote en las Bahamas y sus alrededores con su esposa y guardias de seguridad.