Más artículos

El ABC de los blends: cómo se hacen y 7 vinos que hay que probar

El ABC de los blends: cómo se hacen y 7 vinos que hay que probar
En esta guía, todos los detalles para entender más sobre cómo los enólogos elaboran estos vinos y algunas etiquetas que hay que probar
13.09.2018 11.37hs Vinos & Bodegas

Por Pablo Ponce (*) 

Cuando nos referimos a un blend, hablamos mucho más que de un simple vino. Se trata de la posibilidad casi infinita que posee el enólogo de combinar distintos componentes y porcentajes de éstos, dando lugar a un nuevo tipo de vino cada vez que se modifican las cantidades por más mínimas que sean, con sus aromas y sabores particulares.

Frente a este desafío de crear un vino a partir de la conjunción de varios otros, tenemos tres posibilidades: 

1. Desde el inicio: cofermentaciones

Buscando desde el inicio un ensamblaje entre diferentes varietales, tenemos una opción que es la de elaborar el blend desde el principio. En pocas palabras, sería mezclar las uvas cuando las vamos a fermentar. Los resultados son muy interesantes ya que se logran combinar cada característica desde la maceración y fermentación descubando ya el corte. Lo más complejo de esta metodología de trabajo es determinar el procentaje exacto de cada varietal una vez terminado, sobre todo porque cada varietal posee un rendimiento diferente. Se puede lograr haciendo un trabajo y seguimiento minucioso.

2. Elaborar por separado y crear el corte al final

Lo que se hace es trabajar con las elaboraciones tradicionales, cada uva fermentada y añejada (si el estilo de vino lo requiere) por separado. Una vez que los vinos están listos (muchas veces pasan a llamarse “componentes”), comienza el juego de preparar distintas opciones para el blend, dependiendo de lo que se busque, cambiando y modificando cantidades hasta dar con el ensamblaje buscado. Para esto se trabaja primero con ensayos. Por ejemplo, se toma una botella de cada vino directamente del depósito donde esté (tanque, pileta, barrica) y con la ayuda de una probeta y una pipeta se van armando distintas alternativas. Si la probeta (como generalemente sucede) es de 100ml, se toma cada ml como si fuera un 1%, entonces si la mezcla que gustó tiene 35ml del componente A, 48ml del componente B y 17ml es del componente C, por ejemplo, entonces a la hora de armar el corte en bodega corresponderá 35% del componente A, 48% del componente B y 17% del componente C.

3. Elaborar por separado, crear el corte al final y añejar

En este caso, los primeros pasos son similares al anterior con la diferencia de que luego de elaborarlo y antes de dejarlo reposar en tanques, piletas o barricas, se crea el corte utilizando la misma técnica. La diferencia puede notarse en el producto final, ya que al pasar más tiempo todos los componentes juntos que forman el blend, sobre todo durante la etapa de crianza, encontraremos vinos más equilibrados y mejor ensamblados.

Cada técnica no es mejor ni peor, simplemente son diferentes.

A continuación, siete vinos para no perderse: 

Chakana Nuna Tétrada 2017 – Bodega Chakana - Precio sugerido: $400

 

Composición: 50% Tannat, 37% Petit Verdot, 10% Malbec y 3% Syrah provenientes de la Finca Nuna, en Agrelo, Luján de Cuyo, a 960 m.s.n.m., Orgánico / Biodinámico con Certificación Demeter.

Edición limitada de este vino biodinámico (si querés saber qué es esto hacé click acá), donde en nariz se expresa fresco y frutado. En boca la acidez y taninos (sobre todo aportado por el Tannat) se destacan al principio y luego se mezcla con el resto de las sensaciones, dejando el sabor por algunos minutos en boca. Atractivo exponente de este estilo de vinos que tienen que probar.

Enólogo: Gabriel Bloise

Benegas Estate Don Tiburcio 2015 – Bodega Benegas - Precio sugerido: $470

 

Composición:50% Malbec, 20% Cabernet Franc, 20% Cabernet Sauvignon, 5% Petit Verdot y 5% Merlot

Corte penta – varietal de donde, además de las uvas se combinan dos zonas: Gualtalary (Malbec) y Cruz de Piedra, Maipú (CF, CS, PV y Merlot). Nariz con potencia, destacándose frutos negros entrelazados con especias (pimienta blanca y clavo de olor) y aristas de hierbas (romero, tomillo). De gran presencia en la entrada y mucho volumen en boca, untuoso y sedoso, largo y muy agradable. Elegancia de principio a fin.

Eredita Blend 2015 – Clos de Chacras - Precio sugerido: $495

 

Composición:50% Malbec, 20% Merlot, 20% Cabernet Franc, 10% Petit Verdot, provenientes de Chacras de Coria (Luján) y Gualtallary (Tupungato).

Expresivo desde el inicio hasta el final. En aroma particularmente me gustaron mucho las notas herbáceas combinadas con lo dulce de una mermelada, representado en boca con taninos que junto a la acidez dan como resultado un balance impecable y un mejor final.

Enólogo: Silvio Alberto

Gran Delirio Mas Delirante Blend 2014 – Scotti Wines | $520

 

Composición: El corte está conformado por 70% de Malbec, procedente de Gualtallary, en Tupungato. 25% de Cabernet Franc y 5% de Petit Verdot, ambas procedentes de Los Chacayes, en Tunuyán.

Aromáticamente curioso, combinación y equilibrio entre la fruta y el roble (12 meses barricas roble francés), puntas especiadas y herbáceas aportadas por la guarda y el CF – PV. En boca los taninos se sienten y perduran algunos minutos dando así un largo medio.

Enólogo: Eduardo Olivera Scotti

Maximus Blend 2014 – Bodega Familia Cassone - Precio sugerido: $600

 

Composición: 47% Malbec, 30% Cabernet Sauvignon y 23% Cabernet Franc.

Un blend para destacar el origen de sus uvas, todas provenientes de Luján de Cuyo. Bodega familiar representada por esta etiqueta, cuyo corte fue armado y luego añejado durante 18 meses en barricas de roble francés. En nariz además de frutos rojos bien maduros se destaca la menta, eucalipto y pimienta negra. En boca extenso, sedoso y llenador. Particularmente dejarlo abierto un buen rato potenció su estructura.

Enólogos: Stella Perinetti – Federico Cassone

Las Perdices Reserva Don Juan 2015 – Viñas Las Perdices - Precio sugerido: $715

 

Composición: 70 % Malbec, 11% Syrah, 10% Bonarda y 9% Merlot, provenientes de viñedos de Agrelo, Luján de Cuyo.

Viñas Las Perdices en sinónimo de “nunca falla”, y con este corte lo revalida. Aromas ricos que valen la pena sentarse un buen rato a disfrutarlos. Ciruela madura, mermeladas, chocolate y vainilla. En boca taninos dulces maduros, equilibrado e interesante ir notando como tanto su sabor como su aroma van cambiando a medida que movemos la copa.

Enólogo: Juan Carlos Muñoz

Séptima Gran Reserva Blend 2015 – Bodega Séptima - Precio sugerido: $950

 

Composición:60% Malbec, 35% Cabernet Sauvignon y 5% Tannat.

La mayoría de Malbec en este blend se hace notar con aromas que te traen a la memoria mora y cereza principalmente. El CS también dice presente con un leve pimiento verde. Pasó 18 meses en barricas francesas y americanas por lo que también se reconocen notas a vainilla, tabaco y frutos secos. Entrada en boca muy balanceada que inmediatamente inunda todo el paladar. Curiosa combinación entre algunas sensaciones frescas que terminan mutando luego a intenso, ancho y largo. Retrogusto para disfrutar.

Enólogos: Paula Borgo – Leonardo Pisano

(*) Pablo Ponce es egresado de la facultad de enología Don Bosco, comunicador de la industria vitivinícola y editor del blog www.thebigwinetheory.com 

© Especial para Vinos & Bodegas

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas