Cómo se inventó el Viagra, la pastilla que revolucionó la vida sexual y que es el error más rentable de la medicina

Cómo se inventó el Viagra, la pastilla que revolucionó la vida sexual y que es el error más rentable de la medicina
El gran éxito comercial del Viagra quedó patente cuando las ventas alcanzaron los mil millones de dólares durante el primer año
Por iProfesional
24.07.2020 11.50hs Actualidad

El Viagra, la ya popular pastilla azul que revolucionó la vida sexual de millones de personas cumplió más de 20 años en el mercado y muchos aún no saben cómo fue su origen. 

La mayoría de los grandes descubrimientos en el terreno de la salud en relación con los fármacos se dieron involuntariamente, por error o por un accidente. Y esto fue lo que sucedió con el Viagra, que desde que salió al mercado en Estados Unidos por iniciativa del laboratorio Pfizer, en marzo de 1998.

Según se detalle en Wikipedia, el sildenafilo (compuesto UK-92,480), vendido bajo la marca Viagra, Revatio y otros, es un fármaco utilizado para tratar la disfunción eréctil y la hipertensión arterial pulmonar (HPP). Originalmente fue desarrollado por científicos británicos y luego llevado al mercado por la compañía farmacéutica Pfizer.​ Actúa mediante la inhibición de la fosfodiesterasa tipo 5 específica de GMP cíclico (PDE5), una enzima que promueve la degradación del GMPc, que regula el flujo de sangre en el pene.

El error más rentable de la medicina

La compañía farmacéutica Pfizer buscaba un medicamento que tenía por objetivo mejorar la circulación sanguínea en personas que sufriesen angina de pecho, un trastorno en el sistema cardíaco que afecta a los vasos sanguíneos del corazón, provocando que no bombeen suficiente sangre y por lo tanto afectando a las extremidades y al resto del organismo.

En 1980, el bioquímico Robert Furchgott demuestra la existencia de un potente vasodilatador endógeno sintetizado por el endotelio, el tejido que recubre la zona interna de los vasos sanguíneos, y al vasodilatador descubierto se le denominó factor relajante derivado del endotelio. En 1986, Louis Ignarro y Salvador Moncada lo identifican como óxido nítrico (NO) y Ferid Murad demuestra su capacidad para incrementar los niveles de guanosín monofosfato cíclico (GMPc), un mensajero clave en las células del músculo liso: relaja las células del músculo liso de los vasos sanguíneos, la relajación del músculo liso vascular conduce a la vasodilatación y al aumento del flujo sanguíneo.

Todos estos descubrimientos permitieron sentar las bases del mecanismo molecular de la vasodilatación mediada por óxido nítrico. Sin embargo, tanto la nitroglicerina como otros nitratos orgánicos, utilizados más tarde como una fuente exógena de óxido nítrico, que aumentan el GMPc, su administración prolongada genera tolerancia farmacológica y dejan de tener efecto. Dicha tolerancia se debe a la oxidación de determinados residuos de cisteína que se traduce en su inactivación. Este fenómeno es lo que propició el desarrollo de nuevos vasodilatadores que sean activadores de las guanilato ciclasas, cuyo mecanismo no implique la producción de óxido nítrico, o inhibidores de la fosfodiesterasa 5. El sildenafilo, sintetizado por Pfizer a finales de los 80, es el primer inhibidor selectivo para la fosfodiesterasa 5, mostrando una gran potencia inhibitoria y una excelente selectividad.

Viagra, El error más rentable de la medicina
Viagra, el error más rentable de la medicina

Los primeros ensayos clínicos para el desarrollo del sildenafilo como tratamiento de la angina de pecho, en los que el fármaco se administró a voluntarios sanos, comenzaron en 1991. Los resultados fueron desastrosos, y Pfizer estuvo a punto de dar por terminado el proyecto. Pero los efectos secundarios sorprendieron a los investigadores: algunos de los voluntarios acusaron alteración de la percepción del color, dolor de cabeza y erección del pene.

En 1993, se diseñen los primeros ensayos clínicos para el desarrollo farmacológico del sildenafilo como tratamiento de la disfunción eréctil. Tras probar su eficacia en 21 ensayos independientes, en 1998 la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aprueban su uso (como Viagra), convirtiéndose en el primer tratamiento, administrado por vía oral.

La píldora de oro

El gran éxito comercial del Viagra quedó patente cuando las ventas alcanzaron los mil millones de dólares durante el primer año, reflejando el inmenso impacto que este medicamento tuvo y tiene en la sociedad.

Es que el 50 por ciento de las personas con pene mayores de 40 años sufren de algún grado de disfunción eréctil (en Estados Unidos, unas 30 millones de personas). Y en las dos primeras semanas de comercialización se prescribieron 150.000 recetas. Fue tan grande el éxito de la pastilla azul que hasta el ex senador Bob Dole y el astro brasileño Pelé fueron contratados para la campaña publicitaria del medicamento.

Pfizer disfrutó durante varios años de las ganancias de su producto estrella, sin embargo, en 2003 aparecieron dos competidoras: Levitra, de Bayer; y Cialis, de Lilly e Icos. Ambas comenzaron a mermar la capacidad recaudatoria de Pfizer.

En 2013 caducó la patente que mantenía sobre el fármaco. A partir de ese momento el Viagra podía ser creado por otras farmacéuticas de forma libre y con el nombre genérico de "viagra". Esto hizo que los ingresos de Pfizer bajaran de los 2.000 millones de dólares a los 800 millones.

Cuál es el efecto y quiénes pueden tomarla

Los fabricantes de estas pastillas la recomiendan tomar una hora antes de tener relaciones sexuales. Sin embargo, los estudios sugieren que sus efectos podrían empezar antes. Algunos pacientes lograron tener una erección tan solo a los doce minutos de haberla ingerido. La máxima concentración en sangre no se alcanza hasta aproximadamente los sesenta minutos después (y se retrasa potencialmente una hora más si la persona ingirió alimentos).

Muchos creen que sufrir disfunción eréctil es cosa de personas mayores, pero afecta a gran parte de la población masculina. Pero según un estudio publicado en The Journal of Sexual of Medicine, en 2013, indica que un 26 por ciento de la población de entre 25 y 40 años también la sufre.

La disfunción eréctil es raramente percibida en jóvenes y sin embargo, el viagra conllevó un fenómeno mundial: de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, se cree de forma errónea que ayuda a "cumplir mejor" en la cama, pero no es cierto, no se trata de un afrodisíaco.

El Viagra cambió la vida sexual de millones de personas
El Viagra cambió la vida sexual de millones de personas

No es recomendable tomar Viagra si el paciente toma cualquier medicamento llamado nitrato, a menudo recetados para el dolor de pecho, o estimuladores de la guanilato ciclasa como Además (riociguat) para la hipertensión pulmonar. La presión arterial podría disminuir a un nivel peligroso. O si el paciente es alérgico al sildenafil.

Además, debe consultar el estado de su salud con su médico para asegurarse de que está suficientemente saludable para tener relaciones sexuales. Si experimenta dolor de pecho, mareos o náuseas durante la actividad sexual, busque ayuda médica.

El Viagra puede causar efectos secundarios graves. El primero es una erección prolongada (priapismo): si el paciente tiene una erección que dura más de cuatro horas, debe buscar ayuda médica. Si no se trata de inmediato, el priapismo puede producir un daño permanente al pene. También, quien consuma el medicamento puede experimentar una pérdida repentina de la visión en uno o ambos ojos. Esto puede ser señal de un problema ocular grave llamado neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica. Si la persona experimenta cualquier pérdida repentina de la visión, debe dejar de tomar Viagra y consultar con su médico. También puede sufrir disminución o pérdida repentinas de la audición. Algunas personas también pueden experimentar un zumbido en los oídos (acúfeno) o mareos. Si el paciente tiene alguno de estos síntomas, debe realizar la consulta médica.