Más artículos
Esta es la razón por la que nunca tenés que guardar papas y cebollas juntas

Esta es la razón por la que nunca tenés que guardar papas y cebollas juntas

Esta es la razón por la que nunca tenés que guardar papas y cebollas juntas
Las papas y las cebollas suelen estar guardados en canastas o recipientes compartidos, dado que no requieren heladera, pero podría ser un error
Por iProfesional
04.08.2020 16.01hs Actualidad

Guardar las papas y las cebollas juntas es un hábito que muchas personas tienen. Es muy común ver en las cocinas recipientes donde estas dos verduras se guardan de manera conjunta. 

Sin embargo, almacenarlas de este modo podría ser un error. Aunque cocidas se llevan muy bien, su guardado debería hacerse de manera separada. Pero, ¿por qué?

La respuesta está en la durabilidad de ambos vegetales. Este elemento se podría se puede ver alterado por la forma en la que las personas deciden almacenar las cebollas y las papas. 

Nunca a la heladera

Uno de los principales datos que se debe tener en cuenta al momento de almacenar papas y cebollas es que nunca deben ir a la heladera. Aunque parezca que ponerlas allí extiende la duración de la vida "útil" de las papas y de las cebollas, lo cierto es que las arruina.

El frío altera el sabor de estos vegetales y hace que no sean tan sabrosos como son naturalmente y como se espera que sean al momento de consumirlos en alguna comida. 

Los vegetales deben guardarse en la heladera, pero las papas y las cebollas no
Los vegetales deben guardarse en la heladera, pero las papas y las cebollas no

En el caso de las papas puede, además, incrementar el azúcar que contienen y dar lugar a un producto con mayores niveles de acrilamida cuando se cocinan.

Por su parte, en relación a las cebollas cabe mencionar que la humedad de la nevera puede favorecer la aparición de moho. Es por eso que se aconseja conservar ambas a temperatura ambiente, en zonas que deben estar bien ventiladas, oscuras y secas, como pueden ser las alacenas. 

Por qué nunca guardarlas juntas

Además de que nunca se deben guardar en la heladera, también es esencial tener en cuenta que jamás se deben juntar papas con cebollas al momento de almacenarlas. El motivo es que las cebollas pueden actuar negativamente sobre las papas. ¿Cómo? La cebolla puede absorber la humedad del tubérculo, además de emitir un gas que hace que comiencen en proceso de putrefacción antes de tiempo.

Cabe mencionar, aunque parezca obvio, que si una comienza a pudrirse es probable que todos los demás vegetales alrededor también se "contagien". De este modo, si se dejan las papas y las cebollas juntas por un período considerable, es probable que todo el conjunto de vegetales se pudra o se ponga feo antes de tiempo. 

Las papas y las cebollas no deberían guardarse juntas
Las papas y las cebollas no deberían guardarse juntas

Por último, otro dato para guardar estas verduras y mantenerlas frescas por la mayor cantidad de tiempo posible. Lo ideal para que se conserven adecuadamente es que puedan respirar y puedan tener un intercambio de oxígeno con el ambiente, tal como sucede con las personas. Si bien el lugar que se elija para su almacenamiento debe ser lo más seco posible, no deben guardarse en recipientes herméticos que no permitan la respiración de las papas y de las cebollas. 

Es por eso que se recomienda quitarlas de las bolsas de plástico en las que se compran estos vegetales, tanto en el supermercado como en verdulerías. Se aconseja dejarlas al aire y siempre procurar que no les de una excesiva cantidad de luz y que se mantengan secas. 

Lo más leído
Más sobre Actualidad