Más artículos

¿La dieta keto sirve para combatir la obesidad? Esto dicen los estudios científicos

¿La dieta keto sirve para combatir la obesidad? Esto dicen los estudios científicos
La dieta keto o cetogénica se caracteriza por un alto consumo de grasas, pocos hidratos de carbono y una cantidad moderada de proteínas
Por iProfesional
18.08.2020 14.47hs Actualidad

La dieta keto, también conocida como dieta cetogénica, es un plan de alimentación bajo en carbohidratos y rico en grasas al que se le atribuyen muchos beneficios para la salud. Los efectos positivos que se le atribuyen a la dieta keto están relacionados con el impacto en el control de peso, pero también en el tratamiento y control de enfermedades como la diabetes o la obesidad. 

De acuerdo a algunas investigaciones, la dieta keto también podría representar un beneficio en la prevención de la aparición de patologías como la diabetes, algunos tipos de cáncer y el Alzheimer.

¿Qué es una dieta keto?

La dieta keto, tal como se mencionó, es un plan de alimentación bajo en hidratos de carbono y con un alto consumo de grasas. Las dietas keto comparten muchas características con las dietas Atkins y con otras que son bajas en carbohidratos.

Para quienes sigan la dieta keto, lo más importante es reducir los carbohidratos de forma drástica y reemplazarlos por grasas. Es importante aclarar que las grasas deben ser saludables, es decir, no se debe consumir cualquier tipo de grasa, sino aquellas que se constituyen como positivas para la salud.

Estos son algunos de los alimentos que se pueden consumir en una dieta vegetariana y vegana
Estos son algunos de los alimentos que se pueden consumir en una dieta keto

La disminución en el consumo de hidratos que se realiza durante la dieta keto expone al cuerpo a un estado metabólico llamado cetosis.

¿Qué es la cetosis, el estado que se alcanza en la dieta keto?

La cetosis es un estado metabólico en que el cuerpo utiliza grasa y cetonas en vez de glucosa (azúcar) como principal fuente de energía.

La glucosa se almacena en el hígado y se libera según las necesidades de energía. Sin embargo, si el consumo de carbohidratos ha sido muy bajo durante un día o dos, estas reservas de glucosa se vacían. El hígado puede sintetizar algo de glucosa de los aminoácidos de las proteínas que la persona ingiere mediante un proceso llamado gluconeogénesis, pero aún con ese proceso está lejos de ser suficiente para satisfacer las necesidades del cerebro, que requiere un suministro de energía constante.

Es allí donde entra en juego la cetosis, que podría proporcionar una fuente alternativa de energía.

En cetosis el cuerpo produce cetonas a un ritmo acelerado. Las cetonas, o cuerpos cetónicos, se producen en el hígado a partir de la grasa que has comido y de la propia grasa que ya tiene el organismo. Estos tres cuerpos cetónicos son el betahidroxibutirato, el acetoacetato y la acetona (aunque la acetona es técnicamente un producto de descomposición del acetoacetato).

En realidad, el hígado produce cetonas de forma regular incluso si se sigue una alimentación más alta en carbohidratos. Esto ocurre principalmente por la noche mientras duermes, pero normalmente son solo cantidades pequeñas. Sin embargo, cuando los niveles de glucosa e insulina disminuyen con una dieta con restricción de carbohidratos, el hígado aumenta la producción de cetonas para proporcionar energía al cerebro.

Una vez que el nivel de cetonas en sangre llega a un cierto umbral, se considera que el cuerpo está en cetosis nutricional. Según el Dr. Stephen Phinney y el Dr. Jeff Volek, investigadores expertos en dieta keto, el límite para estar en cetosis nutricional es de un mínimo de 0,5 mmol/L de betahidroxibutirato (el cuerpo cetónico que se mide en la sangre).

Para alcanzar la cetosis en la dieta keto es necesario comer pocos carbohidratos y muchas grasas
Para alcanzar la cetosis en la dieta keto es necesario comer pocos carbohidratos y muchas grasas

Qué alimentos se deben evitar en la dieta keto

Por el diseño de la dieta keto, en la que se deben comer muchas grasas, pocos hidratos y una cantidad moderada de proteínas, hay algunos alimentos que se aconseja evitar. Esto no significa que estén prohibidos, dado que la prohibición no es positiva en ningún plan alimenticio, pero sí implica que quienes sigan la dieta keto deben evitarlos o reducir su consumo al mínimo.

Como regla general para la dieta keto, cualquier alimento con contenido muy elevado de carbohidratos debería evitarse. Aquí, hay una lista de los productos cuyo consumo debería estar limitado:

  • Comidas azucaradas: gaseosas, jugos de frutas, batidos, tortas, helados, dulces, entre otros alimentos
  • Cereales o féculas: productos derivados del trigo, arroz, pasta, cereales
  • Legumbres: porotos, lentejas, garbanzos, entre otros productos de este tipo
  • Hortalizas de raíz y tubérculos: papas, batatas, zanahorias, zapallo
  • Productos dietéticos o bajos en grasas: suelen ser altamente procesados y ricos en carbohidratos, aún cuando parecen ser más sanos
  • Algunos condimentos o salsas: sobre todo, aquellos que contienen azúcar y grasas saturadas
  • Grasas saturadas: este tipo de grasas se encuentran en algunos condimentos, en snacks, en algunos aceites, en galletitas
  • Alcohol: debido a su gran contenido en carbohidratos, muchas bebidas alcohólicas deben eliminarse en una dieta keto
  • Alimentos dietéticos sin azúcares: suelen ser ricos en alcoholes de azúcar, lo que puede afectar a los niveles de cetonas. Estos alimentos también tienden a ser altamente procesados
Las grasas saturadas deben evitarse en las dietas keto
Las grasas saturadas deben evitarse en las dietas keto

La dieta keto en el tratamiento de la obesidad

Un estudio publicado recientemente en la revista Nutrición clínica y dietética hospitalaria analizó el impacto que tiene la dieta keto en el tratamiento de afecciones como la obesidad y el sobrepeso.

De acuerdo a los autores del estudio, "el sobrepeso, la obesidad y sus complicaciones asociadas son un problema de salud pública importante a nivel mundial que ha sufrido un aumento en la mayoría de las edades, regiones y grupos socioeconómicos". Para su tratamiento, hay "una gran variedad de propuestas dietoterapéuticas entre las que se encuentran las dietas cetogénicas (o dietas keto), un término que se acuñó en los años 20 del siglo pasado".

Es importante tener en cuenta que, tal como se indica en el trabajo publicado, "los efectos benéficos y adversos de dicha dieta han generado polémica y no hay una conclusión contundente sobre su eficacia y eficiencia en el tratamiento de la obesidad".

La dieta keto no tiene mayor efectividad que otras en el tratamiento contra la obesidad y el sobrepeso
La dieta keto no tiene mayor efectividad que otras en el tratamiento contra la obesidad y el sobrepeso

Para poder alcanzar sus conclusiones los investigadores de la Unversidad de Morelia, en México, tomaron como referencia una gran cantidad de artículos sobre dietas keto en las bases de datos de datos Scielo y PubMed.

Aunque hay quienes dien que las dietas keto tienen un impacto positivo para la pérdida de peso, los resultados de esta investigación no indican una diferencia sustancial entre las dietas keto y otro tipos de planes de alimentación. De hecho, los autores del trabajo indican que "la pérdida de peso es similar con ambas dietas en los artículos analizados, siendo ligeramente mayor con las dietas cetogénicas".

En conslusión, la revisión de artículos que hicieron los profesionales mexicanos les permitió concluir que las dietas keto y las convencionales tienen una eficacia similar en la pérdida de peso. Sin embargo, las dietas keto "suelen mostrar efectos secundarios además de existir algunas limitantes para su uso a contra parte de las dietas no cetogénicas", advierten los expertos. En ese sentido, indican además que "existe evidencia de que la adherencia al plan alimenticio tiene una mayor influencia en la eficacia del tratamiento que la distribución de macronutrientes", por lo que a su criterio "los esfuerzos por mejorar los tratamientos para la obesidad deben enfocarse en incrementar la adherencia al tratamiento". 

Específicamente, los resultados de esta revisión de estudios sobre dietas keto, el 57,14% de los analizados presentan una mayor pérdida de peso obtenida bajo la dieta keto en comparación con la pérdida de peso obtenida bajo la dieta no cetogénica.

Por otro lado, el 14,3% de los estudios tienen como resultado una elevada pérdida de peso obtenida bajo la dieta keto en comparación con la pérdida de peso obtenida bajo la dieta no cetogénica.

Por último, el 7,14% de los estudios analizados presentan similares pérdidas de peso obtenidas.

Qué desventajas tiene la dieta keto

A la dieta keto se le atribuyen una serie de efectos positivos. No solo a nivel general, sino particularmente para el tratamiento y la prevención de algunas enfermedades o trastornos, como la diabetes, la obesidad, el Alzheimer y algunos tipos de cáncer. Es importante tener en cuenta que, aunque existen estudios que indican estos beneficios de la dieta keto, no es un conocimiento totalmente avalado por la ciencia médica. Esto significa que todavía hay controversias sobre los beneficios o efectos adversos que pueda tener la dieta keto en el cuerpo de quienes la siguen. 

La revisión de estudios que hicieron los expertos de la Universidad de Morelia estableció que la dieta keto tiene algunos efectos adversos.

En primer lugar, hallaron que la dieta keto tiene una limitación de la ingesta de vitaminas, minerales y fibra, que son muy importantes para el funcionamiento correcto del organismo.

Además, encontraron que la dieta keto tiene efectos adversos como estreñimiento, halitosis, diarrea, astenia, calambres, entre otros. El seguimiento y adherencia a la dieta keto, no es más fácil y requiere tener cierta preparación y conocimiento sobre la composición de los alimentos para no ingerir más carbohidratos de los que se tiene permitidos.

Además, no todas las personas pueden poner en práctica este la dieta keto. De acuerdo a los resultados de este trabajo, los expertos señalan que aquellas personas que tienen enfermedades cardíacas o del hígado tienen mayores riesgos al seguir una dieta keto. El mayor riesgo se encuentra en que el elevado contenido de grasas puede comprometer el funcionamiento del corazón, en caso de pacientes con patología cardíaca; y cuando hay un trastorno a nivel hepático, el problema podría aparecer por imposibilidad para metabolizarlas y para llevar a cabo la gluconeogénesis.

Por otra parte, en algunos estudios se observó un deterioro en la cognición con el uso de las dietas keto, especialmente en los siguientes parámetros. Uno de ellos fue la capacidad de atención; otro de los parámetros que se ha visto afectado en algunos casos es la velocidad de la memoria. También se ha visto a nivel cognitivo afectación en el procesamiento de la información visual rápida en muchas personas que siguen la dieta keto.

De acuerdo a las conclusiones del trabajo realizado y publicado en México, la dieta keto o dieta cetogénica tendría más desventajas que ventajas. Los expertos indican que la dieta keto "no ofrece una pérdida de peso significativamente mayor que las dietas convencionales". Esto indica que "su uso no sería tan recomendable y no ofrecería beneficios valiosos en comparación con la dieta tradicional, para reducir las altas prevalencias de obesidad y sobrepeso".

Dieta keto, ¿sí o no? Siempre con un profesional

Cualquier cambio en la alimentación se debe hacer de la mano de un profesional de la nutrición o un profesional de la salud. La importancia de la consulta radica en que cada persona es totalmente diferente y esto hace que algunas dietas puedan impactar bien o mal en ellas de acuerdo a sus características. Además, no todas las dietas son para cumplir los mismos objetivos, lo cual implica que las cualidades del paciente no son lo único que se debe considerar al momento de adoptar un plan de alimentación, sino que también es necesario tener en cuenta qué busca la persona con esa dieta. 

En las redes sociales hay mucha información sobre dieta keto, pero no toda es confiable
En las redes sociales hay mucha información sobre dieta keto, pero no toda es confiable

La dieta keto, como ya se mencionó, puede tener una serie de efectos adversos en el cuerpo, que hacen que no todos los pacientes sean aptos para seguirla. 

Esta aclaración es importante, dado que actualmente hay una gran cantidad de información disponible en internet y en las redes sociales, y no toda está validada por un profesional de la nutrición o de la salud. Además, esa dieta keto -u otro plan de alimentación- que le hizo bien a una determinada persona y que decide recomendarla, no necesariamente tendrá el mismo efecto en otro paciente. 

Por eso, siempre que se haga un cambio en la alimentación y se quiera comenzar una dieta keto, es necesario hacer una consulta con un profesional de la salud, quien evaluará de manera particular a la persona y determinará si puede seguir ese plan alimentario o si hay otro que se adapta mejor a sus necesidades.

Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído