28.11.2021
DÓLAR
99.75 / 105.75 0.00%
BLUE
198.00 / 201.00 0.25%

"Tengo antojo de...": las ganas de comer un alimento puntual podrían esconder un problema

"Tengo antojo de...": las ganas de comer un alimento puntual podrían esconder un problema
Un grupo de científicos rusos explicaron qué enfermedades pueden manifestarse a través del deseo de comer un alimento en particular
Por iProfesional
17.08.2020 17.15hs Actualidad

Tener ganas de comer algo en particular no es extraño. Más allá de los antojos que tienen las mujeres embarazadas, las personas que no lo están también pueden tener de pronto muchas ganas de ingerir algo específico. Ahora bien, ¿esto sucede porque sí o puede tener una causa detrás?

El organismo a menudo manifiesta sus problemas a través de los deseos alimentarios. Según indican algunos especialistas, las ganas recurrentes de comer algún alimento específico, como el queso o el chocolate, podríanseñalas la presencia de alguna enfermedad.

Vladímir Javinson y Svetlana Trofimova son dos científicos de origen ruso que se dedican al estudio de los diversos fenómenos relacionados con el envejecimiento y la vejez. Los expertos han explicado en un programa del canal Rossiya 1 cuáles son las enfermedades que se podrían manifestar a través del deseo por ciertos alimentos.

Quesos y otros lácteos

De acuerdo con los profesionales que trabajan en el estudio de ciertas enfermedades relacionadas con el envejecimiento, las ganas de consumir quesos y otros productos lácteos fermentados podría indicar el desarrollo de la osteoporosis. Cabe recordar que la osteoporosis es una enfermedad que debilita poco a poco los huevos y los torna frágiles, pero que se presenta de maner asintomática y que suele debutar con lesiones traumáticas.

Los especialistas consideran que esta condición hace que el organismo busque reponer la pérdida de calcio y fósforo, dos elementos presentes en abundancia en los alimentos mencionados. En el caso de un diagnóstico positivo para osteoporosis, Trofimova recomienda consumir también brócoli, una opción igualmente rica en calcio y fósforo, pero menos calórica y más saludable.

Las ganas de comer queso podrían indicar presencia de osteoporosis
Las ganas de comer queso podrían indicar presencia de osteoporosis

Chocolate

El chocolate es un dulce muy sabroso y que, en cantidades adecuadas, es beneficioso para la salud y recomendable su consumo. Pero, ¿por qué se podría tener ganas constantes de comer chocolate? Los expertos señalan que este "antojo" podría indicar que el organismo se encuentra en un estado de estrés crónico. Esta golosina contiene un aminoácido necesario para contrarrestar la fatiga y el estrés, que es el aminoácido triptófano.

El consumo de chocolate podría indicar estrés
El consumo de chocolate podría indicar estrés

En este sentido, los profesionales sugirieron el consumo de alimentos más saludables que contienen cantidades significativas de este componente y pueden ayudar el organismo combatir el cansancio. La batata, la espinaca, las pasas, el hígado y la avena son algunos de ellos.

Alimentos fríos

Hay personas que siempre buscan consumir algo frío, como un helado, jugos u otros productos fríos. Este grupo de personas debe estar atento, dado que este hábito podría indica que existe alguna condición patológica del tracto gastrointestinal. Ese deseo, entonces, podría estar relacionado con enfermedades del estómago, como "un aumento de la acidez, lo que conduce a gastritis y úlceras", de acuerdo a lo advertido por los profesionales rusos.

Ellos señalan, además, que es aconsejable evitar el consumo constante de helado debido a su alto valor calórico. 

El consumo de helado u otros productos fríos podría indicar trastornos del tracto gastrointestinal
El consumo de helado u otros productos fríos podría indicar trastornos del tracto gastrointestinal

Picantes y salados

La comida picante no es particularmente popular en Argentina, pero sí lo es en otros países de Latinoamérica y del mundo. Las ganas constantes de comer este tipo de productos podría indicar, según los expertos citados, una infección o la presencia de trastornos metabólicos

Explicaron también que los antojos de alimentos salados pueden indicar deshidratación, un problema que de todos modos es fácil de contrarrestar. Solo basta consumir la suficiente cantidad de agua, algo esencial para mantener el cuerpo sano.

De cualquier manera, es esencial prestar atención a los síntomas mencionados y a los alimentos que se ingieren. Ante cualquier anomalía o síntoma diferente de lo normal, es importante consultar con un profesional de la salud para que pueda analizar si todo se encuentra bien o si es necesario iniciar algún tratamiento.

Temas relacionados