Buen negocio, incluso en pandemia: cuánta plata podés ganar alquilando un cuarto de tu casa o departamento

Buen negocio, incluso en pandemia: cuánta plata podés ganar alquilando un cuarto de tu casa o departamento
Lo ofrecen propietarios que cuentan con espacios disponibles y ven una posibilidad para solventar los gastos fijos. El perfil de los huéspedes
Por Andrés Iglesias
21.05.2021 19.10hs Actualidad

La posibilidad de contar con un ingreso extra que los ayude a solventar los gastos fijos es una de las razones por las cuales muchos propietarios decidieron convertirse en "anfitriones".

Así se denomina a las personas que cuentan con espacio disponible en sus hogares y alquilan habitaciones a huéspedes que, por lo general, suelen ser estudiantes.

En los últimos tiempos, diversas crisis mediante, esta modalidad ganó fuerza en el país. Actualmente, con las particularidades de la pandemia, la oferta de habitaciones se encuentra en aumento. Es que un propietario puede llegar a ganar, en promedio, unos $20.000 por habitación. Dependerá, lógicamente, del barrio en el que se encuentre su inmueble y las comodidades que presente: si cuenta, entre otras cosas, con baño privado.

Este tipo de servicios ofrece unir anfitriones con quienes buscan un lugar donde quedarse
Este tipo de servicios ofrece unir anfitriones con quienes buscan un lugar barato donde quedarse

Por caso, en el sitio Roomgo, hay disponibles casi 800 habitaciones para alquilar en la Ciudad de Buenos Aires. Por ejemplo, para una habitación en el barrio de La Paternal con baño privado se pide cerca de $18.000. En una casa en Chacarita, una habitación cuesta $22.000 y puede llegar hasta los $30.000 en Belgrano. En todos los casos, los servicios se encuentran incluidos: desde la luz y el gas, hasta el WiFi y el cable de TV. Se trata de ingresos que, en muchos casos, pueden ayudar a pagar los gastos fijos del mes y, si se cuenta con más de una habitación, generar un ingreso extra.

"Hay una mayor demanda por parte del anfitrión que busca generar un ingreso extra alquilando una habitación", reconoció a iProfesional Agustina Stagnaro, directora de Spare Rooms Buenos Aires, un sitio que se dedica a "unir" a personas que buscan una habitación con aquellas que la ofrecen. En el caso de Spare Rooms, el perfil de los anfitriones está bien definido. "El 90% son mujeres de más de 65 años, que buscan un ingreso extra con algo que tienen a mano: casas grandes, que ya no tienen a sus hijos viviendo con ellas y que les viene bien para pagar expensas y sus gastos", dijo Stagnaro.

En el caso de Spare Rooms, la estadía mínima que se ofrece es de un mes y se firman contratos por un periodo de hasta tres meses, pero que puede renovarse todas las veces que se prefiera. "Tenemos un promedio de estadía de entre cuatro y cinco meses. Aunque también hay casos de gente que lleva dos años", sostuvo Stagnaro. Se cobra, además, un depósito por el valor equivalente a un mes de alquiler y que se devuelve al finalizar el vínculo. 

Los precios varían según barrio y comodidades de la habitación
Los precios varían según barrio y comodidades de la habitación

Cambios y protocolos

Con la pandemia, cambió el perfil de las personas que buscan una habitación donde vivir. Antes de la llegada del Covid, este tipo de servicios era más elegido por estudiantes extranjeros, sobre todo latinoamericanos. "A partir de la pandemia, no hay extranjeros prácticamente. Pero sí nos buscan muchos argentinos. Desde el Interior se acrecentó mucho la búsqueda y la demanda. Y también chicos que ya viven en Buenos Aires, que buscan irse de sus casas, o mudarse, y ven una alternativa posible en alquilar una habitación", sostuvo Stagnaro, quien remarcó: "Pese a que las fronteras se encuentran cerradas, hay muchas consultas".

La directora de Spare Rooms Buenos Aires también hizo hincapié en los recaudos especiales en cuanto a limpieza e higiene que se toman en esta nueva modalidad: "Hicimos una especie de  entrenamiento para los anfitriones, para que sepan cómo limpiar y desinfectar cada lugar. Y lo mismo con cada huésped. En nuestro contrato, de hecho, incluimos un protocolo de cuidados, que puede ser causal de rescisión de contrato si no se cumple, con el objetivo de cuidar a las dos partes".

Temas relacionados