Segunda ola: decenas de municipios reclaman "fase 1", mientras Ciudad evalúa más restricciones

Segunda ola: decenas de municipios reclaman "fase 1", mientras Ciudad evalúa más restricciones
El coronavirus parece no tener freno, por eso las autoridades nacionales y porteñas analizan restringir aún más los horarios y la circulación
Por iProfesional
17.05.2021 20.12hs Actualidad

Por el aumento de casos de coronavirus en Argentina, el Gobierno analiza adelantar el horario de cierre y prohibición de circulación. A su vez, planea disminuir la cantidad de actividades permitidas, siempre con el objetivo de detener el avance de la pandemia en el país.

El presidente Alberto Fernández estudia replicar el modelo de restricciones de París, una de las pocas ciudades que logró frenar la curva de casos. Cabe recordar que recientemente volvió de su gira por Europa y vio que en París las calles se vaciaban a las 19 horas, por lo que se piensa que ese podría ser el nuevo límite.

En ese marco, las versiones indican que se apunta a un fuerte cierre de actividades, ya que el panorama epidemiológico no da respiro. Con las primeras restricciones se logró amesetar el promedio de casos diarios en 20.000, una cifra alta, pero en los últimos días comenzó a crecer en todo el país.

Para evaluar las opciones, el Presidente se reunió en Casa Rosada con dos de sus funcionarios de máxima confianza, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y la secretaria Legal y Técnica Vilma Ibarra, y analizar en forma conjunta qué medidas tomar.

El punto de urgencia está en la toma de decisiones antes del viernes, día en el que vence el decreto que estableció las actuales restricciones, dado que el grupo de expertos que asesora al Presidente recomendó endurecer las restricciones. 

En distintos momentos, Alberto Fernández mostró su intención de avanzar en esa dirección. Durante su gira en Europa compartió un video en el que se podían ver las calles parisinas totalmente vacías a las 19 horas, cuando todavía se podía ver luz del día. Y este domingo, dijo que las restricciones "son muy necesarias".

En una entrevista televisiva dijo que "en los lugares donde se cumplieron" estas limitaciones "la caída de casos fue más significativa". Puso como ejemplo el conurbano bonaerense y contrastó la situación sanitaria de esa zona con la del distrito porteño, donde recordó que hay clases presenciales. Expresó que en su consideración en la ciudad de Buenos Aires "los controles fueron más relajados".

Durante su gira por Europa, el Presidente dio señales de querer restringir más aún las medidas actuales
Durante su gira por Europa, el Presidente dio señales de querer restringir más aún las medidas actuales

Además, el Gobierno espera que la "ley pandemia" esté sancionada para la semana próxima, para poder regular las restricciones automáticamente. Fernández planteó que "si no está la ley, la única alternativa es que un DNU vuelva a poner en vigencia las restricciones". Entre otras medidas la iniciativa suspende las clases presenciales en los distritos bajo alarma epidemiológica, previa consulta con las autoridades locales. Juntos por el Cambio rechaza el proyecto, ya que advierte que el Presidente busca tener "superpoderes".

El mandatario explicó que aunque en las últimas semanas hubo "una suerte de amesetamiento" de los contagios" y que "hay que "bajarlos más". Sostuvo que "en muchos lugares que renegaron de los cierres tienen singular crecimiento de casos" y aclaró que no está "empeñado con que los chicos no vayan a clases", sino "muy dolorido" por haber tenido que tomar esta medida.

Municipios piden la vuelta de la "fase 1" 

En medio de estas fuertes versiones, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, reiteró además su preocupación por el avance de la segunda ola de Covid-19 y afirmó que "la enorme mayoría" de los 135 municipios de la provincia están pidiendo al Gobierno bonaerense "entrar a fase 2 o fase 1".

Sobre el aumento de casos, el ministro bonaerense consideró que "siempre hay que prepararse para la peor hipótesis porque de lo contrario se paga con muertes y mayores contagios".

"Si la cepa fuese la del año pasado, tendríamos todo mucho más abierto", sostuvo Gollan, al tiempo que remarcó que "las nuevas cepas son muchísimo más contagiosas y afectan mucho a los jóvenes".

El responsable de la cartera sanitaria agregó que "claramente la presencialidad y el movimiento de chicos en las escuelas aumenta la cantidad de casos" y retomó así la discusión con la Ciudad de Buenos Aires, que mantiene la asistencia a las aulas en los niveles iniciales.

"En esto disiento con lo que planteó (el ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires) Fernán Quirós, que dijo que era abrumadora la evidencia de que las clases no producían contagios", sostuvo Gollan.

Y agregó: "Que muestre la abrumadora evidencia porque nosotros sí tenemos nuestros científicos nacionales e internacionales, y la abrumadora experiencia de que los contagios se dan en las escuelas".

"Obviamente todos queremos la presencialidad en las escuelas", indicó el ministro bonaerense, aunque remarcó: "Bienvenidas todas las investigaciones pero ni en Israel, ni en Estados Unidos, ni en Alemania estuvieron abiertas las escuelas todo el tiempo".

Gollan sostuvo que la presencialidad en las escuelas "no es la única situación que produce aumento de casos" de coronavirus y atribuyó parte de ese crecimiento a "la existencia de más movimiento y cómo se rompen las burbujas a diario".

"Uno ve en los colectivos de la Ciudad de Buenos Aires donde sube y baja una enorme cantidad de chicos, de a 20, de a 30. Esto de salir a decir que los chicos van caminando a la escuela o en auto es desconocer una realidad para hacerla funcional a una argumentación que no es tal", subrayó.

Las advertencias de los infectólogos

El infectólogo Eduardo López sugirió "una cuarentena corta y estricta de 15 días" en el caso de que no se revierta la tendencia de contagios. Advirtió que hay "una curva amesetada alta, con un promedio alto de casos, de 20 mil, y un número importante de muertos". 

Por su parte, Luis Cámera expresó que "el comportamiento de la gente era mejor en las primeras restricciones". Manifestó en cuanto a la circulación que actualmente se ven "complicaciones en el tránsito", en declaraciones a radio La Red.

En sintonía con los médicos que asesoran al Ejecutivo en el combate contra la pandemia, el viceministro de salud bonaerense Nicolás Kreplak dijo en TN que "todo puede pasar", consultado sobre un potencial aumento de las restricciones. Sostuvo que entre las propuestas siempre está la posibilidad de tomar una medida fuerte, "que baja la cantidad de contagios y que tiene una duración corta".

Planteó que "lo importante es que se reduzcan los contagios, que están vinculados con la circulación de las personas". Advirtió que "lentamente empieza a haber más circulación" y que las medidas deben tender a "contener y si es posible bajar" el movimiento de personas.

Qué medidas analiza tomar la Ciudad

La Ciudad de Buenos Aires está analizando qué hacer frente a la nueva ola de casos de coronavirus. Según trascendió, estarían evaluando endurecer las restricciones que se encuentran vigentes actualmente  y podrían llegar a cerrar las escuelas. 

"Lo estamos evaluando. Nada está descartado", habrían afirmado desde el Gobierno de la Ciudad. Una fuente de las autoridades porteñas hizo referencia a la posibilidad de cerrar las escuelas si no se vislumbra una baja en la cantidad de casos nuevos detectados diariamente por Covid-19. Las autoridades porteñas creen que los próximos días serán claves para determinar si se endurecen las restricciones o se continúa gestionando con las mismas medidas.

En medio de la segunda ola de coronavirus, se ha registrado un "amesetamiento alto" de casos. A esta situación se le sumó, en las últimas horas, un incremento en los contagios, que no es muy elevada, pero que resulta "preocupante", según sostienen desde la Ciudad.

Quirós afirmó que es necesario bajar los casos
Quirós afirmó que es necesario bajar los casos

"Necesitamos seguir bajando los casos", afirmó el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, en diálogo con TN. A su vez, afirmó: "En los últimos tres días, los contagios, que habían descendido, volvieron a aumentar. De acuerdo con lo que veamos en los próximos días vamos a proponer medidas, pero lo importante es que bajen los casos".

Por otro lado, Quirós reiteró que la presencialidad en las escuelas no es un motivo central de contagios y que el gobierno porteño buscará mantener las clases presenciales. "Los contagios se producen, sobre todo, en encuentros sociales, familiares o laborales en lugares cerrados", insistió. De todos modos, en la Ciudad de Buenos Aires se mantiene la posibilidad de cerrar en caso de que resulta necesario. 

Estarían analizando cerrar las escuelas en caso de que aumenten mucho los casos
Estarían analizando cerrar las escuelas en caso de que aumenten mucho los casos

"Sabemos que si se cumplen muy bien los protocolos de presencialidad, los contagios dentro de la escuela son muy poco posibles", comentó el titular de la cartera sanitaria porteña, al mismo tiempo que agregó: "Si vamos a una etapa muy intensiva, seguramente la escuela puede acompañar.

Eso depende de cómo esté la situación epidemiológica en los próximos días. Lo coordinaremos con Provincia y Nación. Sería lo último que propondremos cerrar, pero depende de la decisión que tomemos entre todos. Hoy no se descarta".

Actualmente, las autoridades ven preocupante los números de casos de personas que han contraído la enfermedad, que desde su llegada al país ha causado más de 70 mil muertes:

"Veníamos con una media móvil de hasta 2800 casos por día a fines de abril. Hasta hace cinco días venían bajando los casos y habíamos llegado a casi 2000, pero hace cinco días dejaron de descender y desde el viernes tienen un pequeño aumento, siempre hablando en el promedio semana", finalizó Fernán Quirós

Temas relacionados