iProfesional

Rafa Nadal: cómo convertir u$s125 millones en premios en un negocio de formación

Se trata de la Rafa Nadal Academy, el proyecto estrella con el que el atleta español hace rendir su fortuna como tenista profesional
Por iProfesional
05/01/2022 - 09,13hs
Rafa Nadal: cómo convertir u$s125 millones en premios en un negocio de formación

El tenista Rafael Nadal estuvo en diciembre por Kuwait. Su objetivo era prepararse para el Mubadala World Tennis Championship 2021, y no decidió trasladarse a ese país por casualidad.

Allí tiene su sede el primer complejo tenístico franquiciado que opera bajo su nombre, tras consolidar su proyecto formativo en Manacor, su ciudad natal en las islas Baleares. Se trata de la Rafa Nadal Academy, el proyecto estrella con el que el atleta español quiere poner a rendir los más de 125 millones de dólares que ha conseguido en premios a lo largo de su carrera, según las estadísticas de la propia ATP.

El proyecto del tenista español se inició hace cinco años en su pueblo natal, en la isla de Mallorca, para convertirse en un referente de la formación tenística a nivel mundial, potenciar el turismo deportivo en las islas y prestar un servicio a los ciudadanos locales.

En este tiempo, la Rafa Nadal Academy by Movistar se ha ido desarrollando en otros ámbitos hasta albergar complejos de tenis en resorts y abrir clubes en diversas partes del mundo.

Se trata de un negocio que ha crecido año a año de forma sostenida desde su inauguración, y antes de la pandemia, en 2019, ya superaba los 21 millones de euros anuales de facturación y generaba un beneficio neto superior a los dos millones de euros, según las últimas cuentas de la sociedad que explota el centro, analizadas por 2Playbook.

La academia es el eje central del proyecto y a través del que ha vertebrado todo este imperio, al que se sumaron desde el minuto uno sus principales patrocinadores: Telefónica, que dispone de los "title rights", así como Santander, KIA, Helicore, Nike, Technogym y Babolat, entre otros.

Ubicada en Manacor, la Rafa Nadal Academy by Movistar se trata de un complejo deportivo que aúna formación tenística, académica, impulso por el turismo deportivo y proporciona un servicio a la ciudadanía.

La inversión inicial se cifró en unos 25 millones de euros, aunque con los años ha ido ganando metros y ocupa más de 76.000 metros cuadrados. Centre Esportiu Manacor, sociedad que opera las instalaciones, recibió sucesivas inyecciones de capital entre 2012 y 2017, hasta obtener 11,28 millones de euros.

El complejo anunció hace pocas semanas que abriría un nuevo edificio con tres pistas bajo techo de superficie dura y siete semicubiertas de tierra batida, además de un gimnasio y una sala de crioterapia.

Cuando terminen estos trabajos, la academia dispondrá de 19 pistas de tenis de superficie rápida al aire libre, 15 pistas de tierra batida al aire libre, cuatro más cubiertas de superficie dura y siete pistas semicubiertas de arcilla.

Además, tendrá un campo de futbol, siete pistas de pádel al aire libre, seis más bajo techo, una de "padbol" (disciplina que fusiona el fútbol y el pádel), dos de squash, una piscina semiolímpica, una piscina al aire libre y un centro de bienestar con "spa".

Formación educativa

En lo referente a la formación dual, la academia fue creciendo año a año para atraer a cada vez más jóvenes y ofrecerles una preparación tenística de élite compaginada con los estudios.

En este curso, la Rafa Nadal International School cuenta con 397 estudiantes de 45 nacionalidades diferentes, que abonan en torno a 50.000 euros por curso. Estos permanecen hospedados en la academia donde, además de entrenar, llevan a cabo sus estudios de secundaria y bachillerato.

Además de los residentes anuales de la academia, el recinto recibe visitantes para estancias más cortas y acoge torneos de la ITF. Este modelo, también por el hecho de llevar el nombre del tenista español, es el que cautivó hace unos años a la inmobiliaria Tandeem Group para replicar la idea en Kuwait.

Se trata de la primera academia internacional, y el objetivo del equipo gestor, liderado por Carlos Costa, es replicar el concepto en otras grandes ciudades como Shanghái, Dubái o Singapur.

La expansión del proyecto de Nadal no termina aquí, ya que la marca del tenista español se hace un hueco en diversas partes del mundo con el Rafa Nadal Sports Centre. En este caso, se expande la marca del tenista a través de la creación de complejos de tenis en resorts hoteleros.

Esta práctica comenzó en diciembre de 2018, llegando al mercado latinoamericano en una alianza con la familia Matutes para desarrollar un complejo en Costa Mujeres, Cancún (México), con la cadena Palladium Hotel Group.

Un año después, se establecieron en el mercado europeo con un complejo de más de 400 hectáreas y ocho pistas de tierra batida en el Sani Resort de Halkidiki, en Grecia. Su ambición es ir sumando y, quién sabe, tal vez conseguir que sus negocios tras la retirada generen incluso más de lo que le dio la tierra batida.