Crece el conflicto con la Justicia: el oficialismo empieza a tratar en el Senado la reforma de la Corte

El Frente de Todos subió la apuesta en su pelea con la Justicia y comenzará a debatir la ampliación y reforma de la Corte Suprema
Por Pablo Sieira
22/04/2022 - 06,55hs
Crece el conflicto con la Justicia: el oficialismo empieza a tratar en el Senado la reforma de la Corte

Mientras sigue la pelea por la composición del Consejo de la Magistratura, el Frente de Todos redobla la apuesta en su enfrentamiento con la Justicia y la semana que viene empezará a debatir sobre la ampliación y reforma de la Corte Suprema de Justicia.

Fuentes parlamentarias del oficialismo confirmaron a iProfesional que el interbloque oficialista convocará para el próximo miércoles a la Comisión de Asuntos Constitucionales con el fin de empezar a tratar los varios proyectos ya presentados sobre el tema.

Entre las diversas iniciativas que fueron presentadas en los últimos años se destaca una del oficialista puntano Adolfo Rodríguez Saá, que data de 2020, en la cual se propone ampliar la Corte a 9 miembros (hoy son 5 y está vacante el lugar que dejó Elena Highton).

"La Corte está violando la Constitución y lo ha dicho el propio Ricardo Lorenzetti, que integra el tribunal, cuando se derogó la ley del Consejo de la Magistratura", señaló una fuente calificada de la bancada oficialista al justificar la nueva movida.

El Senado empezará a debatir sobre la ampliación y reforma de la Corte Suprema
El Senado empezará a debatir sobre la ampliación y reforma de la Corte Suprema

La pelea política detrás de la idea de reformar la Corte Suprema

La apertura de este debate está íntimamente relacionada con el malestar que impera en el oficialismo -y sobre todo en la bancada de senadores que en los hechos lidera la vicepresidenta Cristina Kirchner- con el máximo tribunal y especialmente con su presidente, Horacio Rosatti.

"Se cree un faraón", dicen con bronca en el Senado, donde sigue el enojo por el fallo que ordenó volver a la composición vieja del Consejo de la Magistratura y ubicar en su cabecera a Rosatti. La jugada de Cristina Kirchner de dividir al bloque oficialista para ganar una silla más en la nueva integración del organismo que selecciona y remueve a los jueces fue solo el primer paso en una pelea que el oficialismo quiere llevar a fondo.

El debate en la Comisión de Asuntos Constitucionales tiene fecha de inicio pero no de finalización. La idea es poner a la vista todos los proyectos que haya sobre reforma de la Corte e invitar a especialistas a dar su opinión. Además, en el Frente de Todos reconocen que este tema "tiene que tener sí o sí consenso con la oposición".

Horacio Rosatti
Horacio Rosatti es el actual presidente de la Corte Suprema 

Tras el movimiento táctico de la vicepresidenta que le negó a Juntos por el Cambio uno de los lugares que reclamaba en el Consejo, eso parece difícil, aunque en el Frente de Todos no lo ven imposible. Hace varios años hay conversaciones reservadas entre legisladores de distintos espacios sobre la posibilidad de consensuar una ampliación del tribunal donde cada partido meta un juez.

"La Corte no actúa bien y además hace muchos años que está excedida en la cantidad de expedientes que debe tratar", deslizó una fuente parlamentaria consultada sobre la idea del oficialismo de abrir este debate.

¿Qué proyectos hay en el Senado sobre la Corte?

Hay dos iniciativas sobre reforma de la Corte Suprema presentadas en el Senado. La más importante es la de Rodríguez Saá, que propone llevar la cantidad de miembros a 9 y "regionalizar" su composición.

Corte
Hay varias iniciativas presentadas en torno a la reforma de la Corte Suprema

La iniciativa señala que la Corte "deberá reflejar las diversidades de género, especialidad y procedencia regional". En este sentido, establece que los jueces que la integren deberán ser de "la región Patagónica, la región Cuyo, la región Centro, el Norte Grande y la región Buenos Aires", al tiempo que no podrá tener "más de cinco miembros del mismo género".

Sin embargo, el proyecto de Rodríguez Saá fue presentado en 2020 y perdió estado parlamentario. Según supo iProfesional, volverá a presentarlo (con algunos cambios) para el debate en la Comisión de Asuntos Constitucionales. Por su parte, el rionegrino Alberto Weretilneck también presentaría una iniciativa propia.

En tanto, la riojana Clara Vega, del monobloque MEDIAR, presentó un proyecto propio que sí tiene estado parlamentario y que no propone la ampliación del máximo tribunal sino la paridad de género. Esa iniciativa indica que "los miembros del mismo sexo" de la Corte "no podrán superar en más de uno a los miembros del otro sexo".

Y agrega que "en caso de modificarse el número de integrantes, este principio deberá respetarse en cuanto su integración sea impar, y en caso de ser par, deberá integrarse con un 50% de mujeres y un 50% de hombres".

Clara Vega
Clara Vega es una de las legisladoras que presentó un proyecto para reforma de la Corte Suprema

Se profundiza el conflicto con la Justicia

El avance del Frente de Todos en el Senado con este debate agregará un elemento más a la pelea que mantiene el Gobierno con la Corte Suprema y, dentro de ese conflicto, a la controversia con Juntos por el Cambio.

Actualmente, según indicaron a iProfesional fuentes del bloque oficialista de senadores, no hay ningún contacto ni vínculo (formal o informal) entre el Gobierno y el máximo tribunal. "La última vez fue cuando los visitó (el ministro de Justicia Martín) Soria, y no fue muy diplomático" señalaron.

El malestar con la Corte es una de las únicas cosas que unifican al Frente de Todos en medio de la pelea entre el presidente Alberto Fernández y su vicepresidenta. Ambos cuestionan el funcionamiento del Poder Judicial y consideran que emite fallos "políticos".

El debate sobre la reforma de la Corte podría darle una nueva posibilidad al Frente de Todos de mostrarse unido, aunque eso no figura entre las preocupaciones de Cristina Kirchner, que con su última jugada en el Senado demostró que se maneja con independencia del Presidente. En la bancada de senadores también hay una desconexión respecto del Poder Ejecutivo.