Peugeot 504: no fue creado por un francés y otros secretos de un autos que marcó récord de ventas en la Argentina

Este modelo fue diseñado por Pininfarina, presentado como un moderno sedán que dejaba atrás al antiguo 404. Rompió varios récords y todavía es recordado
Por Guillermina Fossati
24/04/2022 - 08,38hs
Peugeot 504: no fue creado por un francés y otros secretos de un autos que marcó récord de ventas en la Argentina

El Peugeot 504 fue lanzado en Francia en septiembre de 1968, y apenas 11 meses más tarde este modelo de auto desembarcaba en la Argentina, un lanzamiento muy recordado porque en esos tiempos los vehículos tardaban mucho en cruzar de un continente a otro.

Sin embargo, la "instantaneidad" dio sus frutos, y el 504 fue un éxito rotundo desde el primer día, siendo consagrado en 1969 como el auto del año tanto en Europa como en la Argentina, momento en que también comenzó a producirse en el mercado local de manos de SAFRAR, una Sociedad Anónima Franco Argentina de Automotores integrada por las casas matrices de Peugeot y Citroën.

En ese momento comenzó un largo camino que llevó a este modelo a ampliar su gama con carrocerías que se ofrecían desde la sedán hasta un familiar y una camioneta, fabricado durante 30 años consecutivos, hasta 1999.

Peugeot 504 en sus primer año de vida, 1968.
El auto Peugeot 504 en su primer año de vida, 1968

En esos 30 años, salieron a la luz unas 500.000 unidades del Peugeot 504, cifra que le sirvió para convertirse en el modelo de mayor producción de la historia automotriz nacional, aventajando a otros mitos como el Ford Falcon y el Renault 12.

Peugeot 504, sus orígenes de auto de lujo

El Peugeot 504 nació con una pincelada especial: fue creado por Pininfarina, el gran diseñador italiano que puso su sello a diferentes autos exitosos de toda la historia. La idea inicial fue que luciera como un moderno sedán que dejaba atrás las antiguas líneas del 404.

La presentación a los franceses fue hecha por Pininfarina, quiener retrucaron con un dibujo donde se detallaban los faros trapezoidales. El propio Sergio Pininfarina aceptó la contrapropuesta con una exclamación: "¡Es la mirada de Sophia Lauren!". Así, dio por entendido que no podía haber nada más sensual y elegante que los ojos de la gran diva italiana de la época.

El Peugeot 504 fue diseñado por Pininfarina.
El Peugeot 504 fue diseñado por Pininfarina.

En Argentina se posicionó como un auto de lujo gracias al prestigio de la marca y el nivel de equipamiento que ofrecía. Además, tenía un confort de marcha que muchos decían que era "envidiable". Con una mecánica similar a la que se utilizara para el modelo 404, la primera versión del "Yeyo", como lo llamaban, estaba equipada con un motor naftero de 1.657 cm3 con una potencia de 76 cv.

Durante sus primeros años de vida participó de un segmento en el que no había demasiada oferta. El auto nacional más lujoso de esa época era el Rambler Ambassador, que justo se dejó de fabricar en 1969. Aún así, este modelo, como el Ford Falcon, el Torino y el Chevy (que iniciaba su producción también en el '69) pertenecían a un segmento superior por su tamaño. Recién hubo un claro competidor del 504 en 1975, cuando salió a la venta el Ford Taunus.

El gran rival del Peugeot 504 fue el Ford Taunus.
El gran rival del Peugeot 504 fue el Ford Taunus

El primer auto con pasacassette

Al 504 sedán le siguió el Coupe y Cabriolet, que poseía su propio diseño, y en 1971 apareció la familiar, que podía llevar hasta 8 pasajeros. La última carrocería, la pick up, fue lanzada en Europa en 1972 y en la Argentina, en 1981.

El 504 para más pasajeros.
El 504 para más pasajeros.

Pero en 1974 el 504 recibió su primera modificación: el motor de 1.657 cm3 le dejó lugar a otro de 1.8 litros y cambió el nombre de  las versiones: XL, XE y XSE. Esta última quedaría en la historia por ser el primer auto nacional que incorporaba de fábrica el pasacassette.

En el año 1975 el "Yeyo" tuvo una competencia más fuerte. El Taunus, un modelo de similar tamaño salía al mercado con muy buenas críticas. SAFRAR lanzó en 1976 dos nuevas versiones. De acuerdo con el gusto de los consumidores, seguía incrementándose la potencia del motor, y el 1.8 le daba paso a un 2 litros que tuvo dos versiones, una más doméstica de 96 CV y otra más deportiva, con 110 caballos, a la que se denominó TN (las siglas hacían referencia a Turismo Nacional).

Estas versiones incorporaban un tablero de instrumentos muy equipado (con cuentavueltas, no muy común por aquel entonces), volante deportivo, palanca al piso y butacas reclinables. 

La segunda generación argentina

En Francia, el 504 tuvo una sola generación que se fabricó desde sus orígenes hasta 1987, pero en la Argentina la producción continuó hasta 1999.

Fue en 1983, cuando la marca ya estaba en manos de otra sociedad llamada Sevel, cuando comenzaron los restyling del sedán para mantenerlo vigente. Esta decisión se tomó después que, en 1979, en Europa se había lanzado el Peugeto 505 y el hermano menor empezaba a perder protagonismo. También llegaban nuevos rivales, como el Renault 18 y Ford Sierra.

Peugeot 504 y el comercial de Graciela Alfano.
Peugeot 504 y el comercial de Graciela Alfano.

Ya a fines de la década del '80, el 504 se manifestaba como el auto ideal para ser usado como vehículo de alquiler o transporte público de pasajeros. Su gran comodidad y espacio interior, un noble motor gasolero, un andar que hasta el día de hoy se hace difícil igualar, un precio cada vez más tentador -por el paso del tiempo- y algunos otros beneficios resultaron argumentos suficientes para los taxistas.

En 1990 había superado la barrera de las 250.000 unidades vendidas, y cuando todo hacía suponer que su historia estaba por llegar al final, se presentó otro restyling como para seguir dando pelea. Fue en 1993, hecho también por Pininfarina, y a partir de ahí quedaría tal cual se lo conoció hasta sus últimos días.

La aceptación del público nunca le dio la espalda y en 1994 sorprendió al ser el mejor año de ventas para este modelo: 24.970 unidades. Ese también fue un año especial para la industria nacional.

Números que hacen historia

Con 30 años, es el modelo nacional con más permanencia ininterrumpida en nuestro mercado, superando incluso al Falcon, que se produjo entre los años 1962 y 1991, y al Renault 12, que se fabricó entre 1970 y 1994.

Pese a la antigüedad y los rivales, en 1994 el Peugeot 504 logró su mejor año en ventas, con casi 25.000 unidades patentadas. Fue luego del último cambio estético, con un nuevo diseño firmado por Pininfarina, en el que los paragolpes plásticos ganaban terreno, cambiaba todo el interior y también la cola, con el portapatentes en el paragolpes y una versión con luces traseras horizontales unidas por un aplique negro.

La última actualización llegó en 1994 de la mano de Pininfarina. Con cambios estéticos en la cola y retoques de equipamiento (agregó aire acondicionado, dirección hidráulica y levantavidrios eléctricos, entre otros detalles), llegó a vender ese año 24 970 ejemplares. Fue el mejor de su historia.

Se despidió de la fábrica argentina en 1999 como el auto de mayor producción nacional (este siglo lo superaron), tras casi 500.000 unidades. En su mayoría fueron distribuidas en el mercado local.