Más artículos

Panorama

Gobierno ahora avala "mini paritarias": ¿compensan la pérdida salarial?

Por la "mega inflación", Gobierno avala paritarias cortas pero gremios no logran compensar las pérdidas
El clima de conflictividad se hace cada vez más patente en las industrias, en la medida que la inflación deteriora los niveles salariales de inicios de año
Por Juan Manuel Barca
23.10.2018 06.15hs Economía

Después de la megadevaluación, los aumentos en las góndolas, el transporte y los servicios abrieron camino a otro fenómeno igual de preocupante: la megainflación.

Con proyecciones privadas que prevén una suba de hasta el 50% de los precios para fin de año, los gremios se lanzaron a renegociar los acuerdos salariales para compensar el fuerte encarecimiento del costo de vida que pulverizó el grueso de las paritarias, una batalla que vienen perdiendo sin señales, por ahora, de poder revertir el resultado.

Es el caso de los trabajadores de la energía, alimentación, camioneros, metalúrgicos, colectiveros, empleados de televisión, construcción y docentes, entre otros.

Además, los pedidos de reapertura vienen acompañados de amenazas de bloqueos en fábricas, en una semana agitada por las manifestaciones previstas para este jueves por el Presupuesto, la definición de un nuevo paro general de CGT y el renovado impulso oficial a la reforma laboral.

En el Gobierno reconocen estar ante una situación impensada. Es que si a principios de año las autoridades intentaron encarrilar sin éxito las negociaciones promoviendo acuerdos del 15%, ahora afirman que "no hay pauta salarial".

Las autoridades dieron su visto bueno el mes pasado para la reapertura de paritarias y, de ese modo, convalidaron una reducción del período de vigencia: pasaron de firmarse por entre 12 y 18 meses a entre 3 y 9 mediante cláusulas de revisión.

"Excepto el sector estatal, que se maneja por pauta presupuestaria, todas las actividades tienen la libertad de negociar entre empleadores y trabajadores", confirmaron a iProfesional desde la secretaría de Trabajo, que encabeza Jorge Triaca.

La nueva dinámica se vio reflejada en el convenio sellado en las últimas horas entre la Federación de Luz y Fuerza (Fatlyf), liderada por Guillermo Moser, y las centrales de energía Vuelta de Obligado, San Martín y Belgrano.

Se trata de un alza del 11% (5% en septiembre y 6% en octubre) con un monitoreo en diciembre, lo que implica un acortamiento de la negociación: en nueve meses desde marzo totalizará una suba del 35% y a fin de año el gremio irá por más.

"Al fijar una instancia de revisión se acota el período de vigencia y el Gobierno ya no plantea la no homologación. Es una postura menos intervencionista”, señalaron a iProfesional fuentes cercanas a las empresas.

No obstante, la negociación en el sector de la energía eléctrica no incluyó a las principales distribuidoras del país (Edenor, Edesur y Edelap y a otras centrales), cuyos trabajadores son representados por la filial porteña de Luz y Fuerza, encabezada por Rafael Mancuso.

Con 32% de incremento pactado, la seccional enfrentada a Moser llevará esta semana su reclamo a la mesa, elaborado a partir de un piso proyectado de inflación de entre el 45% y el 50%.

Reapertura con tironeos

En la industria, los gremios se preparan para un escenario de conflicto a raíz de la distancia entre sus pretensiones y la oferta de los empresarios, quienes tienen a los salarios al tope de su agenda de preocupaciones y por ahora prefieren aplazar la revisión de convenios hasta 2019.

En las últimas horas, el sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) anunció que iniciará bloqueos a partir de este martes si la cámara del sector (COPAL) no mejora su propuesta en la reunión prevista para esta tarde en la sede de la federación gremial.

En mayo, habían firmado un 24% (11% en dicho mes, 7% en octubre y 6% en enero) con una cláusula de monitoreo entre enero y marzo próximos, pero ahora el gremio pide revisar el acuerdo en lugar de esperar al año que viene.

"No nos conformamos con que nos adelanten el 6% de enero. Hay una descomunal inflación a raíz de la megadevaluación y necesitamos llegar al 42% para recuperar la pérdida salarial", confirmó a este medio Rodolfo Daer, titular del STIA Capital, quien advirtió: "Si no vienen con una propuesta razonable, el gremio va a realizar medidas de acción y el miércoles no van a entrar ni salir camiones en establecimientos medianos y grandes".

En la rama metalúrgica, las seis cámaras de la actividad y la UOM iniciaron conversaciones en una audiencia mantenida este lunes en Trabajo. No hubo entendimiento, por lo que la discusión continuará el próximo lunes a las 11:30.

Luego de marchar la semana pasada a la cartera laboral en reclamo de la reapertura, el líder metalúrgico Antonio Caló planteó un piso de incremento del 10% para compensar el alza de los precios que, según sus cálculos, finalizará el año en torno al 42%, lejos de lo pactado previamente (24% en dos tramos).

En la otra vereda, los empresarios alegan que el impacto de la devaluación sobre los costos y las altas tasas de interés redujeron su margen de negociación, en el marco de un contexto recesivo como el que atraviesa la industria, donde ya se registraron 3.000 suspensiones y 10.000 despidos.

"Nunca hubo una brecha tan grande entre las necesidades del trabajador y las de las Pyme. Lo urgente es salir del corto plazo, con los asalariados que tienen sus reclamos y las empresas que no llegan a cumplimentarlos", reconoció una fuente de Adimra, la principal cámara metalúrgica.

La otra paritaria de peso que viene tironeada es la del transporte de carga. El camionero Hugo Moyano busca elevar el porcentaje al 40% tras acordar un 25% en junio pasado.

Se reunirá este jueves por la mañana con los empresarios en la sede de la cámara patronal Fadeeac, con quienes asistirá a las 15 a la secretaría de Trabajo ubicada en Bartolomé Mitre y Callao. Los ejecutivos de negocios advierten que "la situación es muy compleja" por baja del volumen transportarlo y el repunte "exponencial" de los gastos, que no pudieron trasladar a tarifas.

Presionado por las causas que tramitan en su contra en la Justicia, Moyano podría definir nuevas medidas luego de protagonizar el sábado pasado una demostración de fuerza junto con su espacio sindical y los intendentes del PJ bonaerense frente a la basílica de Luján.

En las últimas horas, la familia del líder camionero volvió a quedar en el ojo de la tormenta ante la intención hecha pública por el fiscal Sebastián Scalera de presentar una apelación para pedir nuevamente la detención de Pablo Moyano, medida que días atrás fue descartada por el juez que entiende en la causa -en la que se investiga al hijo del sindicalista por presunta asociación ilícita en el club Independiente-, por considerar que no había elementos de prueba suficientes.

Paritarias devaluadas

Uno de las principales transformaciones que están sufriendo las paritarias es su ineficacia para evitar el deterioro del salario real. En ese sentido, el Observatorio de la CTA Autónoma reveló, a partir de los últimos datos oficiales, que hubo un retroceso del 10% en el sector privado registrado y del 20% en el público en relación a octubre del 2015.

De este modo, "la caída del salario real ha sido una característica distintiva del modelo económico del Gobierno", aseguró el estudio.

Entre los convenios relevados, los salarios reales que vienen a la zaga respecto del inicio de la gestión de Macri son:

- Estatales (-22%)


- Obreros textiles (-18%)

- Metalúrgicos (-17%)

- Camioneros (-15%)

- Construcción (-14%)

- Empleados de entidades deportivas y civiles (-13%)

- Trabajadores de la alimentación (-11%)

- Empleados de comercio (-11%) 

- Sanidad (10%)

- Mecánicos de concesionarias (-4%)

El cálculo excluye el impacto de la inflación de los meses de agosto a octubre, que se ubicará en torno al 15%. Esto implica que si bien en ese período se aplicaron numerosos ajustes acordados, el deterioro de los ingresos de los asalariados continuará su tendencia decreciente.

Una parte importante de esa caída ocurrió a lo largo de este año, tanto en aquellas actividades que ya llevaron adelante una revisión del convenio como en aquellas que todavía tienen pendiente esta negociación.

Por caso, el gremio de la construcción (UOCRA) selló un alza adicional del 10% en tres tramos (4% en septiembre, 3% en noviembre y 3% en enero) para alcanzar una suba anual del 27%, tal como adelantó iProfesional la semana pasada. Además, incluye una cláusula de revisión, con la que el gremio espera a partir de noviembre negociar otro 10% y llevar la cifra total a un 37%.

Con todo, el nuevo retoque estipulado quedó por debajo de la inflación de septiembre, que fue del 6,5% mensual -la mayor variación mensual desde 2002- y acumuló 30,5% en los primeros nueve meses del año, según el INDEC.

"El acortamiento de los plazos de vigencia de los convenios, por vía de sucesivas revisiones, se convierten en una herramienta defensiva ya no para sostener los básicos de convenio en términos reales, sino para morigerar una caída cuya magnitud, hasta el momento, se encuentra dentro de las más altas de las últimas décadas", concluyó la CTA.

Los economistas también prevén un año de pérdidas para los sueldos. Si bien nadie se atreve a vincular el fenómeno inflacionario con una "híper", varias consultoras encendieron las luces de alerta ante una variación de precios cercana al 50% hacia fin de año y un guarismo en 2019 superior al registrado en 2015, cuando Macri asumió en Casa Rosada.

"Se notan signos de acortamiento en los contratos que negocian empresas y en las cláusulas de revisión, eso te da la pauta de un régimen de mucha inestabilidad", señaló Guido Lorenzo, de ACM.

El deterioro en el ingreso de los asalariados fue anticipado por el INDEC días atrás al mostrar el retroceso de su participación en la economía, que se redujo en cinco puntos (de 50,8% a 45,2%) entre el primer y segundo trimestre, mientras que los ingresos que no se llevan los asalariados creció nueve puntos.

La brecha reflejada en solo un trimestre por la "cuenta generación del ingreso e insumo de mano de obra" coincide con la pérdida de entre 10 y 15 puntos estimada por  consultoras privadas para todo el 2018.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Más sobre Economía
Te puede interesar