Más artículos
La mitad de los argentinos no pagó la luz: ¿habrá apagones durante la cuarentena?

La mitad de los argentinos no pagó la luz: ¿habrá apagones durante la cuarentena?

La mitad de los argentinos no pagó la luz: ¿habrá apagones durante la cuarentena?
La tendencia que se activó en marzo se profundizó este mes. En Edenor y Edesur anticipan que se romperá la cadena de pago a sus respectivos proveedores
Por Patricio Eleisegui
10.04.2020 10.55hs Economía

La prolongación de la cuarentena a partir del crecimiento en los casos constatados de coronavirus, y la decisión oficial de garantizar la disponibilidad de los servicios en el contexto de pandemia, derivó en un escenario crítico para las finanzas de las distribuidoras de energía del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

A partir de la imposición del aislamiento total y su extensión con el correr de las semanas, tanto en el seno de Edenor como de Edesur comenzó a hacerse evidente la ralentización en el ritmo de pago de las facturas. En este inicio de abril, ese freno que comenzó a tomar cuerpo a partir de marzo ahora se hizo, directamente, dominante.

Ambas compañías coincidieron en que más del 50 por ciento de los hogares de esta parte del país dejó de pagar la electricidad desde la activación de la cuarentena. Si bien el DNU promovido por Alberto Fernández fija la exención para beneficiarios de planes sociales, jubilados y pensionados, entre las empresas ya no se discute que la interrupción de los pagos es tendencia incluso en los sectores de mayores ingresos.

Y la situación está afectando también a otros rubros de los servicios públicos, tales como el agua. Si bien en torno a la estatal AYSA se cuidan de exponer el detalle de los incumplimientos, fuentes cercanas aseguraron que la falta de pago también impera. Pero, confiaron a iProfesional voces consultadas, no muy lejos de los números habituales de mora o incobrabilidad dado que, como es sabido, la provisión de agua no puede suspenderse bajo ningún aspecto.

En el ámbito de las distribuidoras exponen que la merma en la facturación tiene efecto directo en los pagos que las compañías deben realizarles a sus respectivos proveedores. En ese sentido, señalan que la cadena de pagos está a un paso de quebrarse por completo.

Si bien remarcan que los esfuerzos están puestos en sostener la mejor calidad del servicio posible, reconocen que la menor caja comenzará a tener efecto un efecto directo negativo en la prestación si se profundiza el derrumbe de los pagos. Advierten, también, que la recaudación en baja colocará en situación de suspenso las inversiones que las compañías puedan realizar en el mediano plazo para potenciar la red.

"Estamos con un nivel de usuarios que no han pagado el servicio en las últimas semanas por arriba del 50 por ciento. En ese rango. La calidad del suministro hoy está garantizada por todas las inversiones que se hicieron con anterioridad, pero por supuesto que hay preocupación por el contexto", dijo a iProfesional una fuente de Edenor.

"Como no se sabe cuánto puede durar la cuarentena establecida por el Gobierno, entonces hay una incertidumbre lógica, porque quizás la menor recaudación se podría profundizar todavía más. La cuestión tiene que ver con los proveedores de la compañía. Una situación así afecta los cumplimientos con ellos, rompe toda la cadena de pagos", añadió.

Merma evidente

Por el lado de Edesur, fuentes de la compañía expusieron un estado de situación similar al detallado por los voceros de Edenor.

Aunque enfocados en garantizar la estabilidad del suministro en el contexto de pandemia, representantes de la empresa también fijaron en "más del 50 por ciento para esta altura del mes" al nivel de clientes que incumplieron el pago del servicio.

"Hoy tenemos el foco puesto en mantener una muy buena calidad de servicio, con un montón de personal en la calle atendiendo cualquier requerimiento. Por supuesto que con las medidas de protección correspondientes. Pero sí notamos la situación con los pagos. Pedimos que se abone en término como una cuestión de solidaridad y responsabilidad, dado el momento en el que estamos todos", sostuvo ante iProfesional una fuente de la distribuidora.

"Es importante tener en cuenta que más de la mitad del monto establecido en las facturas corresponde a impuestos. Por lo que desatender el pago implica, también, un monto que el Estado deja de percibir para sostener la lucha sanitaria. Interrumpir la cadena de pagos afecta a la economía en general", remarcó.

Desde Edesur remarcan que retomar la senda del abono del suministro en término "sirve para sostener la calidad del servicio" en un momento determinante para el funcionamiento de hospitales y consultorios médicos. "También es una variable importante para que en el futuro cercano podamos retomar nuevas inversiones como las que veníamos haciendo", concluyó la fuente.

La distribuidora viene de reconvertir su recientemente inaugurado centro de capacitación de Ezeiza en un hospital de campaña dotado con 300 camas. Al mismo tiempo, instaló generadores eléctricos para elevar la potencia del suministro en seis centros de salud distribuidos entre Capital Federal y el conurbano bonaerense.

Generadoras alineadas

A fines de marzo, y al tanto del escenario de servicios que dejaron de pagarse, las generadoras salieron a apoyar la continuidad de las distribuidoras buscando la comprensión de la sociedad para intentar evitar que se profundicen los problemas del sistema eléctrico que se acumulan desde hace años.

"Apelamos a tu responsabilidad y solidaridad. A vos que podés te pedimos que pagues la luz. Tu compromiso es un aporte importante para que no se corte la cadena de pagos y se pueda seguir generando la energía eléctrica que necesitamos. Es necesario el esfuerzo de todos y en todos los ámbitos para superar esta crisis. Ese esfuerzo es solidaridad", expresaron a través de un comunicado emitido por la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina (ADEERA).

"Hoy ser solidario pasa primero por quedarte en casa, cumplir las medidas que determinen las autoridades y luego, tratar de contribuir desde tu lugar en la sociedad, asumiendo la responsabilidad que tenemos para que la economía no se frene", expusieron en el texto.

ADEERA pidió que quienes se encuentran en condiciones de hacerlo, que paguen las facturas ya que se trata de un hecho "fundamental" para mantener la producción de la energía eléctrica que requiere el país, teniendo en cuenta que ya se registra una fuerte caída en la recaudación.

"Para mitigar el impacto económico en los sectores más necesitados, el Gobierno Nacional a través del DNU 311/2020 dispuso suspender el corte de servicio a aquellos usuarios vulnerables y a otros sectores exceptuados, perfectamente identificados en la norma, y facultó a convenir modalidades especiales de pago conforme a sus posibilidades", expusieron desde la entidad.

"No interrumpir los pagos es también una forma de colaborar para que podamos superar esta crisis. Necesitamos mantener la cadena de abastecimiento eléctrico, permitiendo que se focalicen los recursos hacia los sectores más necesitados" advirtieron.

Del mismo modo, rescataron "el gran esfuerzo que día a día están haciendo nuestros trabajadores gracias a su esencial tarea diaria para poder contar con la energía tan necesaria en los sectores de salud, residencial, telecomunicaciones, sistemas de aguas."

Antes del comunicado en cuestión, ya el sector venía advirtiendo de los problemas que se podrían acumular como parte de las medidas sanitarias tomadas por el Gobierno para terminar en el país con la pandemia del Covid-19.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Lo más leído
Más sobre Economía