Más artículos
Con el nuevo "cepo al dólar contado con liqui", se lanza la carrera por quedarse con las reservas del Banco Central

Con el nuevo "cepo al dólar contado con liqui", se lanza la carrera por quedarse con las reservas del Banco Central

Con el nuevo "cepo al dólar contado con liqui", se lanza la carrera por quedarse con las reservas del Banco Central
Desde el 15 de abril, el Central perdió u$s350 millones y el paralelo se disparó. Ahora, se busca que el sector privado limite el acceso a los dólares
Por Claudio Zlotnik
30.04.2020 22.31hs Economía

El significado de las estrictas medidas que el Banco Central tomó a minutos del inicio del feriado por el Día del Trabajador va en un único sentido: el cuidado de las (escasas) reservas internacionales que quedan en el país, en un contexto donde no se ha definido si la Argentina tropezará con un nuevo default de la deuda.

La decisión de ponerle límites a las operaciones en los mercados alternativos del dólar ("contado con liqui" y MEP o "dólar bolsa") desnuda la enorme preocupación del Gobierno por los efectos que va a tener sobre la economía un dólar "alternativo" que hace rato superó los $100 y, en los últimos días, merodea los $120, a pesar de que ya se tomaron medidas que, en los papeles, servirían para bajar la temperatura del mercado.

Eso no ocurrió y, lo contrario, lo más visible es que en los últimos días se exacerbó la demanda de divisas, lo que llevó al Banco Central a intervenir con ventas de dólares en el mercado oficial, a pesar de que ya existe un "cepo" muy estricto.

Para decirlo sin vueltas: lo que los argentinos están viendo es una verdadera carrera por las reservas. La disputa entre el sector privado (bancos, empresas y también particulares) -que busca sacarle dólares baratos al BCRA- y el Estado que quiere retener esas divisas para evitar otra explosión de la crisis.

En esa carrera, los privados sacaron ventaja. Desde mediados de abril, el Banco Central -que venía siendo comprador neto de divisas en plena cuarentena- resignó varios puestos. Desde el 15 del mes pasado perdió unos u$s350 millones. Durante varios días, la mesa de operaciones de la autoridad monetaria vendió billetes verdes para defender el valor del peso.

De acuerdo con las estimaciones de las consultoras más escuchadas en la City porteña -como MacroView, de Carlos Melconian, o Eco Go, de Marina Dal Poggetto- ubican a las reservas netas del Central bien por debajo de los u$s10.000 millones. Estiman, incluso, un piso de u$s8.000 millones.

El contexto luce agresivo para Miguel Ángel Pesce, titular de la autoridad monetaria. La salida de capitales se exacerbó en medio de la pulseada del Gobierno con los acreedores sobre la deuda.

El peligro del default creció justo cuando la Casa Rosada no tiene otra alternativa que emitir pesos para buscarle un piso a la severa crisis por la cuarentena.

La "maquinita" de pesos, aunque justificada en el presente por la caída vertical de la actividad económica, no hace otra cosa que incrementar las dudas a futuro de la economía: la señal de que la Argentina podría volver a caer en cesación de pagos de su deuda potenció la incertidumbre. Y cuando el país crece la incertidumbre, por más lógica que sea, el refugio en el dólar también se exacerba, haya o no cepo.

En este marco, las medidas conocidas en la noche del jueves intentan atrapar a esos billetes verdes que se escapan. Acaso sin poner el énfasis en el precio que el dólar podría alcanzar en el mercado paralelo después del fin de semana largo.

Esas mismas medidas desmienten los análisis que hablaban de un "sobrante" de dólares en la Argentina, dado el cepo, la reducción a cero del turismo en el exterior y el superávit comercial.

Ese esquema puede ayudar a comprender la realidad en el futuro. En este presente de la Argentina, la situación luce bien diferente: más que sobrar, acá los dólares escasean. Y por eso mismo, el Central entra al fin de semana a los manotazos para que su contrincante no se lleve a sus bolsillos los billetes que hacen falta para equilibrar la economía.

Qué dice la medida del BCRA

La medida que el Banco Central comunicó en la noche del jueves implica que las empresas que accedan a líneas de créditos con tasa subsidiadas y las que realicen operaciones de compra venta de títulos valores con liquidación en moneda extranjera tendrán que pedir "conformidad previa" a la autoridad monetaria si quieren comprar moneda extranjera en el Mercado Único Libre de Cambios (MULC).

La decisión fue adoptada en la reunión de Directorio, y forma parte de la serie de medidas tomadas por el Central y la Comisión Nacional de Valores (CNV) para controlar el aumento de la cotización de dólares bursátiles -Contado Con Liquidación (CCL) y Dólar MEP- que llegaron a tocar los $118 por dólar esta semana.

"Las Mipymes beneficiadas con las líneas de créditos promocionales dispuestas en el marco de la emergencia sanitaria por el Covid-19 podrán acceder a divisas para la destinarlas a nuevas importaciones de bienes o insumos requeridos en su proceso productivo, pero no podrán cancelar deuda vencida al 19 de marzo de 2020 sin contar con la conformidad previa del Banco Central", informó hoy la autoridad monetaria en un comunicado.

A su vez, aclaró que en la medida que tengan vigente esas líneas de crédito, las empresas "tendrán también limitado el acceso a operaciones de venta de títulos valores con liquidación en moneda extranjera o transferirlos a entidades depositarias del exterior".

La disposición del Banco Central establece también que "para acceder al mercado para la adquisición de divisas las empresas tendrán que presentar una declaración jurada de que ese día y en los 30 días corridos anteriores no ha efectuado ventas de títulos valores con liquidación en moneda extranjera o transferencias de los mismos a entidades depositarias del exterior", informó la entidad que conduce Miguel Pesce.

Y agregó: "También se deberán comprometer a no realizar esas operaciones a partir del momento en que requiere el acceso y por los 30 días corridos subsiguiente".

El mismo requerimiento se aplicará a las empresas que necesiten acceder al mercado de cambios para cancelar deudas con el exterior pendientes al 19 de marzo de este año, aún si el pago no tuviera una fecha de vencimiento o cuyo vencimiento hubiese operado con anterioridad.

Esto no correrá para las entidades que cuenten con declaración jurada del cliente en la que deje constancia que "no tiene pendientes financiaciones en pesos previstas en la Comunicación "A" 6937 y complementarias ni las solicitará en los 30 días corridos siguientes".

"Para aquellos que mantengan pendientes de cancelación financiaciones en pesos previstas en la Comunicación "A" 6937 y complementarias no podrán, hasta su total cancelación, vender títulos valores con liquidación en moneda extranjera o transferirlos a entidades depositarias del exterior", informó el BCRA.

Por último, las entidades deberán requerir a sus clientes la presentación de una declaración jurada en la que conste que en el día en que solicita el acceso al mercado y en los 30 días corridos anteriores no ha efectuado ventas de títulos valores con liquidación en moneda extranjera o transferencias de los mismos a entidades depositarias del exterior.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Lo más leído
Más sobre Economía