Más artículos
Jorge Brito: "Argentina necesita un ministro de Economía fuerte y con poder concentrado, como Cavallo"

Jorge Brito: "Argentina necesita un ministro de Economía fuerte y con poder concentrado, como Cavallo"

Jorge Brito: "Argentina necesita un ministro de Economía fuerte y con poder concentrado, como Cavallo"
El banquero, cercano al Gobierno, apoya la iniciativa de generar instrumentos de ahorro en pesos. Y cree que la recuperación será más rápida de lo previsto
Por Candelaria de la Sota
07.05.2020 06.47hs Economía

Jorge Brito se define como "un banquero peronista". Mantuvo un perfil bajo en los dos últimos años del gobierno de Macri, y no teme mostrarse cercano a muchas de las ideas del actual gobierno, especialmente la de "recuperar nuestra moneda, el peso".

Sin embargo, no ahorra críticas a la política del Banco Central respecto del tipo de cambio, y asegura que Alberto Fernández, -al igual que Mauricio Macri en su momento-, se equivocó en desguazar el Ministerio de Economía y en no elegir a un solo hombre (o mujer, claro está) para conducirlo.

"Hoy Argentina necesita un ministro de Economía fuerte y con un poder concentrado, como Cavallo", asegura. Pasen y léanlo en esta entrevista exclusiva de iProfesional:

- Faltan pocos días para la fecha en la que los tenedores de los bonos argentinos deben aceptar o no la propuesta del canje de la deuda del Gobierno. ¿Se anima a hacer un pronóstico sobre cómo saldrá eso?

- El ministro Guzmán hizo su oferta y ya dijo que es inamovible. Y los tres grupos en que se han agrupado los diferentes fondos han dicho que esto no lo aceptan. Así que yo hoy diría que la cosa está totalmente trabada. Pero de todas maneras, aún falta un tiempo y creo que habrá alguna posibilidad de diálogo y ahí tal vez se pueda destrabar la situación. 

- ¿Cree que pueden haber acuerdos parciales, por tramos?

- En realidad, hasta el 22 de mayo, no va a haber negociaciones realmente importantes. Yo tampoco descarto que pueda armarse una suerte de paraguas por 180 días y que todo quede en stand by hasta que pase ese período de tiempo, y después ver. Pero el canje se va a cerrar, si no es ahora será más adelante, pero antes de fin de año el canje se va a cerrar. 

- ¿Cómo sería eso? Una especie de período de gracia para dar tiempo a que la economía argentina supere la peor parte de la crisis causada por el Covid-19?

- Yo lo pienso desde mi rol de banquero. Si viene mañana un cliente del banco y me dice: "Jorge no te puedo pagar el crédito, tengo problemas, me refinanciás?", yo le pido que me muestre sus ventas, pero no tiene ni una venta. Entonces le pregunto: ¿Y cuál es tu futuro? "No lo sé", me dice. Lo que me queda por proponerle es "esperemos a ver cómo evolucionan tus ventas y en 180 días nos sentamos y veo que refinanciación te puedo hacer". Eso es lo que yo haría en el banco con un cliente. Lo mismo podría suceder con la Argentina y los acreedores. 

- Hay quienes dicen que Martín Guzmán más que un ministro de Economía es un "ministro de la deuda". Usted piensa eso?

- Claramente Guzmán hoy es más un ministro de Finanzas que de Economía. Él está enfocado ahora en el tema deuda porque sin dudas es el problema principal de la Argentina. Por eso me parece que se proyecta esa imagen. Además, entre el problema de la deuda externa y el coronavirus, hoy está todo parado. El tiene que concentrarse en este momento en el tema deuda, de eso no hay dudas. 

- Alberto Fernández siguió un poco la receta de Mauricio Macri en el sentido de no unificar de nuevo el Ministerio de Economía, sino mantener descentralizada el área económica en distintos equipos. ¿Cree que esa fue una decisión acertada?

- Yo soy partidario de tener un ministro de Economía con un poder concentrado como Domingo Cavallo. Y más en un país que está en crisis, como la Argentina. Creo que hoy se necesita un ministro de Economía que disponga de todos los elementos.

Porque si el ministro de Economía no tiene todos los elementos, el ministro de Energía puede aumentar las tarifas y tal vez eso no sea compatible con la politica monetaria. Y eso con un ministro con poder concentrado no pasa. Después están los que dicen que puede haber celos entre el Presidente y el ministro de Economía, pero eso dependerá de la personalidad de cada uno. En mi opinión, hoy en la Argentina se necesita un ministro de Economía fuerte. 

- ¿Que opina de la brecha que hay hoy entre el dólar oficial, el dólar solidario y los tipos de dólar que se consiguen comprando bonos en el mercado, como el MEP y el "contado con liqui"?

- Yo tendría dólar comercial y un dólar libre. Nada más. Tendría un dólar comercial para todo lo que es balanza de pagos, y el resto es todo financiero y por lo tanto es un dólar libre. Y no tendría regulaciones. Y creo que el Banco Central —que va a tener excedentes en su balanza—, si observa que el tipo de cambio está muy alto podría intervenir en ese mercado libre y hacer bajar un poco la brecha. 

- ¿Cómo ve la propuesta del Gobierno de financiarse emitiendo bonos en pesos y que los bancos los compren?

- Lo que el ministro Guzmán está tratando de hacer, que obviamente todos quisiéramos, es lograr tener moneda en la Argentina, y para eso hay que generar una curva de tasas. Lo que el ministro quiere hacer con los bonos es financiarse con deuda pública con el sistema financiero, pero a su vez yo como banco le puedo ofrecer a los clientes esos títulos.

- Y los clientes tomarían un bono en pesos hoy?

- Eso siempre es difícil en Argentina, porque nunca en los últimos años tuvimos moneda. Entonces la gente enseguida se refugia en el dólar, cuando tiene un peso de más se va al dólar. Pero yo coincido con el objetivo de Guzmán y del Gobierno: tenemos que tener una moneda. Es eso o volver a la convertibilidad. Y yo no estoy con la convertibilidad. 

- Pero, no le parece difícil convencer a los argentinos que ahorren en pesos cuando hoy un plazo fijo paga el 26,6% y la inflación se calcula que será del 40%?

- El momento nunca va a ser el momento, o nunca va a parecer que es el momento. Pero hay que intentarlo. Es difícil? Sí, es muy difícil. Es imposible? Nada es imposible. Brasil lo pudo hacer, Chile lo pudo hacer, Perú lo pudo hacer, porqué no lo vamos a poder hacer nosotros? 

- Pero en Brasil toda la economía se mueve en reales: los precios de las propiedades, por ejemplo, son en reales; mientras que en Argentina las propiedades se cotizan en dólares.

- Brasil y Argentina vivieron procesos económicos muy parecidos, pero en noviembre de 1997 Brasil salió de la convertibilidad y Argentina se quedó. Ahí empezó la diferencia. Ellos no empezaron a tener moneda hace 200 años, tuvieron una tasa de interés real altísima, pero hoy tienen su moneda. Chile empezó antes incluso, y también la tiene. 

- Coincide entonces con el proyecto del ministro Guzmán de recuperar la moneda. Cree que en ese sentido que Guzmán va bien?

- Guzmán no va bien. Guzmán empezó. Pero hay que ver cómo le va. Puso la pelota en la cancha, diciendo que quiere recuperar la moneda. Pero muchos ministros antes intentaron hacer una curva en pesos para generar ahorro. Y eso es fundamental.

- ¿Cómo se imagina la economía argentina cuando pase todo lo del Covid-19?

- Si la crisis mundial es tan grande como se está viendo y todos los países se cierran, habrá que pensar en exportar menos pero también en importar menos. De lo que se trata de es que Argentina pueda exportar el equivalente a 100.000 millones de dólares, de esa forma se evita que el país explote por la falta de dólares. Sin embargo, si bien yo observo que esta crisis es profunda, también creo que el rebote será más rápido de lo previsto. 

- ¿Cómo sigue el negocio de los bancos después de esta crisis? 

- Los bancos no son queridos ni en la Argentina ni en el mundo. Tal vez empecemos a ser más queridos si dejamos de hablar de especulación y se empieza a hablar más de que le prestamos a las empresas. Yo veo, a diferencia del 2001 cuando el Banco Central tuvo que auxiliar al sistema que había perdido 20.000 millones de dólares, un sistema financiero sólido, que va a poder asistir a las empresas después de esta crisis

- Sin embargo, han habido muchas quejas de las pymes porque no todas pudieron conseguir los créditos a tasa subsidiada de hasta el 24% que impulsó el Gobierno…

- A mí me encanta prestarle a las pymes. Y nosotros en el Macro otorgamos miles de préstamos a esa tasa subsidiada. Lo que pasa es que si no tengo un subsidio no puedo prestar a tasas bajas. Porque si el Estado no me subsidia, no le puedo pedir a mi ahorrista que lo haga. Pero en esta oportunidad prestamos 17.500 millones de pesos, entre los créditos para pago de salarios y para capital de trabajo. 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído
Más sobre Economía