Más artículos

A prueba de pandemias: este producto de consumo tradicional se adaptó y mantiene niveles récord

A prueba de pandemias: este producto de consumo tradicional se adaptó y mantiene niveles récord
Una de las actividades económicas típicas de la Argentina produce en niveles históricos récord y sus exportaciones no decaen. Recomendaciones de consumo
Por Andrea Catalano
22.05.2020 06.27hs Economía

Aunque ya no se comparte el mate porque el coronavirus rompió hasta con la tradición más argentina, el consumo de la yerba se mantiene en los mismos niveles del año pasado, cuando alcanzó el récord histórico, en torno a los seis kilos anuales per capita.

Por tratarse de un alimento, la producción no se paró en ningún momento desde que se inició la cuarentena, el pasado 20 de marzo. Y a pesar de que al principio hubo algunas trabas en el traslado de la hoja verde o, inclusive, de los paquetes terminados, hoy esos procesos están prácticamente normalizados, aun cuando los camiones que se ocupan del transporte cumplen con estrictas normas sanitarias que fueron incorporándose a medida que se iba teniendo más información sobre la pandemia.

Algunos de los inconvenientes que mostró la logística al principio se resolvieron rápidamente y desde entonces se mantiene el ritmo de abastecimiento diario por día de un millón de paquetes de yerba mate que llegan a los distintos puntos de venta del país.

"Al principio movilizamos los recursos necesarios para cumplir con la tres etapas bien definidas que tiene la producción: la cosecha, el secadero, ambas actividades netamente agrícolas; y luego el estacionado, molienda y envasado que ya forma parte de la actividad industrial. Las empresas establecieron controles de acceso, de temperatura, dispusieron de alcohol en gel en donde correspondía y también se implementaron controles de mercadería en la carga y descarga", explicó a iProfesional Carlos Coppoli, jefe de márketing del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).

La producción de yerba mate se mantuvo desde que se inició la cuarentena
La producción de yerba mate se mantuvo desde que se inició la cuarentena.

El INYM es el organismo que lleva la estadística del sector pues los operadores deben informar sobre la actividad a través de declaraciones juradas. Si bien hay un pequeño retraso en los reportes, hasta finales de marzo la foto muestra que "el consumo fue similar al del año pasado cuando se alcanzó el récord histórico de consumo de yerba mate", agregó el ejecutivo.

El mayor consumo está acompañado de mayor producción. El año 2020 será, aún con los efectos colaterales del coronavirus y la cuarentena, el tercer año consecutivo de producción histórica de yerba mate en la Argentina. En 2019 se produjeron unos 320 millones de kilos de yerba de los cuales el 10% se destinó a la exportación, siendo Siria el principal comprador del producto argentino.

Para este año la previsión es idéntica, aun cuando el coronavirus detuvo toda posibilidad de continuar tomando mate compartido. Es decir, el consumo de mate se mantendrá en los niveles récords que se registraron en 2019. ¿Y a qué se debió ese récord que, ahora, y aún con covid-19, se repetirá?

"Hubo más consumo porque hay una revalorización del mate y es una opción frente a otras infusiones. Yo descreo de la afirmación que dice que en crisis se toma más mate porque las otras infusiones no son más caras. Que se tome más tiene que ver con la tradición argentina, con  la cuestión vincular, y por la revalorización", insistió Coppoli, aun cuando la pandemia le puso un freno si no al mate, sí al mate compartido.

De ahí que desde el mismo INYM no sólo invirtieran $14 millones en el cuidado de las personas que trabajan en la cadena de producción de la yerba mate, tal como se explicó más arriba, y que implicó la implementación de medidas sanitarias para cuidar a los trabajadores en los distintos puntos de producción, sino también en impulsar una campaña de comunicación orientada hacia el consumidor llamada "Tomá mate, tomá precauciones".

Esa inversión se sumó a la que habían realizado los molinos en cada uno de sus establecimientos y consistió en la provisión de kits conformados por mascarillas, alcohol en gel, rociador, ropa, a fin de reforzar la seguridad sanitaria de los trabajadores. 

"Adoptamos los protocolos de la Organización Mundial de la Salud, el Ministerio de Salud de la Nación, más las disposiciones de las provincias de Corrientes y Misiones. Las provincias han hecho un esfuerzo grande en la campaña y es lo que explica que hace 15 días que no se registren contagios", dijo por su parte Juan José Szychowki, presidente del INYM.

Consumo que motiva recomendaciones

La campaña que encaró el INYM toma relevancia en un contexto en donde, como señaló Coppoli, el consumo se está manteniendo en los niveles históricos ya registrados el año pasado.

Si bien trabajan en un informe que explique mejor el comportamiento de consumo que se está registrando en estos días de pandemia, y que estará listo en unas semanas, el directivo señaló que una posible razón es que "los que están en su casa están tomando más mate, aun cuando no lo están haciendo de manera compartida quienes asistían a un lugar de trabajo. El consumo se mantiene aún con estos cambios de conducta obligadas a que se han visto los tomadores de mate".

Aventuró, además, que el hecho de no tener que compartir la bombilla, ya incorporado como un hábito producido por el coronavirus, puede estar alentando a tomar mate a aquellos que no lo hacían por esa razón. ¿Efecto colateral positivo del covid-19 en el buen consumo del mate? También podría ser una respuesta.

Lo cierto es que así como se mantiene la producción y el consumo en la Argentina también el nivel de exportaciones. Es decir, en ningún lugar se ha visto un impacto negativo por ningún factor, incluida la pandemia.

Como se mantuvieron tanto la actividad como el consumo se produjeron, asimismo, otros dos fenómenos, aunque distintos entre sí. Por un lado, los secaderos están pagando el kilo de hoja seca por encima de los $20 sugeridos por el INYM, que regula los precios del sector, en torno a los $26. Pero, por el otro, los que no está recibiendo la misma paga son los tareferos que están recibiendo entre $1,62 y $2,3 por kilo de hoja verde cuando el valor estipulado es de $2,92 para marzo.

Por esa razón, los tareferos de Misiones, una de las zonas en las que se concentra la producción junto con Corrientes, pidieron a través del sindicato que se mejore la situación justamente porque la actividad está transitando un buen momento, casi una excepción dentro de las dramáticas situaciones que se experimentan en otros sectores de la economía.

Y enfatizaron que esto merece atención porque se trata de "una cosecha que ha avanzado con buen ritmo, en un momento en que la yerba está en el mayor consumo de su historia, con trabajadores temporarios que no pueden recibir las ayudas especiales como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) u otros que disponen  en estos momentos", señalaron los representantes de los trabajadores.

Los montos que cobran los cosecheros de la yerba mate no están regulados por el Instituto. Szychowski explicó que la Comisión Asesora Regional 9, dependiente del Ministerio de Trabajo, es la que tiene esa responsabilidad. "Esto se realiza en el marco de las paritarias y el valor que cobran los trabajadores se actualizan mes a mes. Están pendientes los de abril, mayo y junio, que están resueltos pero que necesitan homologarse y publicarse en el Boletín Oficial".

Indicó que el atraso en la actualización y publicación de estos valores responde a que estas reuniones son presenciales y el aislamiento impidió continuar con las conversaciones tal como se acostumbraba. Pero anticipó que la expectativa es que esta situación esté resuelta la semana próxima a más tardar.

Mientras esto busca una vía de resolución, el INYM refuerza el mensaje orientado a tener un buen consumo de mate en tiempos de coronavirus.

La costumbre del mate debió ser modificada desde la aparición del coronavirus pero su consumo se mantiene
La costumbre del mate debió ser modificada desde la aparición del coronavirus pero su consumo se mantiene.

Recomendaciones para tomar mate

- Tomar mate de manera individual.

- Limpiar el mate después de cada uso. En el caso de que sea de calabaza o madera se debe higienizar con agua caliente y secar con un papel de cocina o repasador para evitar el crecimiento de hongos. En el caso de que el material sea vidrio, cerámica, metal o silicona, se lava con abundante agua potable.

- La bombilla debe higienizarse luego de uso y al menos una vez al mes se debe realizar una limpieza más profunda sumergiéndola en agua hirviendo y dos cucharadas de bicarbonato de sodio durante 25 minutos. Se retira, se deja secar y en caso de haber quedado restos sólidos, fregar con un cepillo.

- Los termos forrados en materiales porosos dificultan la limpieza y desinfección, o pueden deteriorarse en estos procesos. Los cepillos limpiavasos son muy útiles para eliminar restos sólidos dentro del termo.

Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído