Sin fecha de paritaria en el Estado, el Gobierno avanza con bonos y sumas para calmar a los gremios

Sin fecha de paritaria en el Estado, el Gobierno avanza con bonos y sumas para calmar a los gremios
El Conicet anunció un "subsidio" de $5.000 por dos meses. Pero en el Ejecutivo dicen que no hay recursos para discutir una suba en la administración.
Por Juan Manuel Barca
02.09.2020 17.36hs Economía

Sin señales del inicio de las paritarias en el Estado, el Gobierno avanzó en el otorgamiento de bonos extraordinarios para calmar los reclamos sindicales. En las últimas horas, se definió una suma no remunerativa de $5.000 por septiembre y octubre a los investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). El directorio del organismo lo resolvió en vísperas del paro convocado para este jueves en reclamo de una recomposición y la apertura de la negociación salarial.

El "subsidio extraordinario" -equivalente a una suba del 10% por dos meses- lo cobrarán desde la segunda quincena de este mes 13.500 investigadores de carrera, con sueldos en promedio de $50.000. En un momento, trascendió la posibilidad de otorgar una suma de $3.000 desde septiembre por cinco meses a los administrativos, pero por ahora no fueron incluidos en los anuncios. Tampoco los 10.000 becarios que en los últimos meses recibieron una mejora e integran la plantilla de 25.000 empleados del Conicet.

Con esta decisión, las autoridades dieron una nueva señal en favor de optar por montos fijos por un período acotado en el sector público. A diferencia de los porcentajes, su impacto es menor en las remuneraciones a medida que aumenta la escala salarial, no afecta los adicionales o la antiguedad y tampoco cuenta en el cálculo de las vacaciones y el aguinaldo. Por ese motivo, representa un menor costo en términos fiscales.

"Esta medida, que constituye un esfuerzo presupuestario extremo del organismo, se toma a los efectos de favorecer la continuidad de las actividades científico-tecnológicas en el marco de la emergencia sanitaria que atraviesa el país", informó un comunicado del organismo dependiente del Ministerio de Ciencia y Técnica, encabezado por Roberto Salvarezza.

La tensión había crecido en las últimas semanas tras conocerse que el directorio había evaluado aplazar una mejora para el año próximo. Esa posibilidad encendió las alarmas en los trabajadores y reanimó el pedido de un aumento ante la postergación sin fecha de la paritaria estatal. Al no tener un convenio colectivo propio, los salarios de los científicos se rigen por el estatuto de los empleados públicos, cuya paritaria venció en mayo.

Los gremios del Conicet convocaron a un paro para este jueves en reclamo de la apertura de la paritaria.

Paritaria estatal, en stand by

Los investigadores de carrera perciben el mismo sueldo del año pasado ya que no recibieron la suma de $3.000 en febrero y $4.000 en marzo asignada a la administración pública. Y en algunos casos, incluso, sus remuneraciones quedaron por debajo de los becas de doctorado y postdoctarado, que se vieron beneficiadas por una compensación en varios tramos que las llevó en junio a $45.430 y $54.833, respectivamente.

En ese marco, los gremios y agrupaciones sindicales recibieron sin entusiasmo el anuncio y decidieron mantener las medidas convocadas para este jueves. Por un lado, habrá un cese de tareas y una jornada de protestas, con una performance en el Polo Científico de Palermo y manifestaciones en La Plata, Mar del Plata, Bahía Blanca, Córdoba, Entre Ríos, Misiones y Jujuy.

Por otro, la representación de ATE en el Conicet resolvió el martes en un plenario de delgados una jornada con un paro en el organismo para exigir una recomposición a través de la paritaria estatal y la apertura de una negociación sectorial para definir un convenio colectivo propio. "Entendemos que un bono no es recomposición y apoyamos la discusión por un impuesto a las ganancias", informó ATE en un comunicado.

El titular de ATE Nacional, Hugo "Cachorro" Godoy, confirmó a iProfesional que en los próximos días solicitará la reapertura la negociación de los trabajadores de la administración central. El Gobierno aplazó en junio la paritaria sin fecha. También buscan un aumento los maestros, profesores universitarios y trabajadores del sector sanitario, donde hubo 24.000 infectados y 80 muertos por la pandemia. 

Los sindicatos de la salud piden duplicar el bono de $5.000, más presupuesto y un plan de reemplazos.

Reclamos en salud y educación

Dentro de la CTA Autónoma, liderada por Ricardo Peidro y Godoy, la Federación de Profesionales de la Salud (Fesprosa) anunció una jornada nacional de protesta el 21 de septiembre si no hay respuesta a sus reclamos. Ya realizaron cuatro medidas coordinadas en varias provincias del país y en esta ocasión organizarán una manifestación en Plaza de Mayo. Los docentes universitarios de la Conadu Histórica también podrían sumarse, aunque piden adelantar las medidas.

El ministro de Salud, Ginés González García se comprometió a elevar al Gabinete el pedido de extender hasta fin de año el bono estímulo de $5.000. Se trata de la suma que percibieron durante cuatro meses unos 700.000 trabajadores del sector y que ahora Fesprosa pide duplicar. El equipo de la cartera también se mostró de acuerdo con la necesidad de abrir las paritarias, pero sostienen que la decisión no depende de esa área. 

El gremio exige además presupuesto para el área y un plan de reemplazos por el agotamiento del personal. "No hay partidas para abrir las paritarias ni prolongar el bono hasta fin de año. También será necesario adquirir más reactivos y equipos de protección", sostuvo en un comunicado la titular de Fesprosa, María Boriotti. "De no tomarse estas medidas corremos el peligro de que todo el esfuerzo realizado por la sociedad se desvanezca en el aire".

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído