Más artículos
Nada de abundancia: agosto volvió a mostrar la crisis del país y el consumo cayó a niveles prepandemia

Nada de abundancia: agosto volvió a mostrar la crisis del país y el consumo cayó a niveles prepandemia

Nada de abundancia: agosto volvió a mostrar la crisis del país y el consumo cayó a niveles prepandemia
Los datos de consumo de agosto volvieron a mostrar la crisis del país. El consumo volvió a caer. Lo más preocupante: retrocedió en productos básicos
Por Andrea Catalano
11.09.2020 11.39hs Economía

El consumo volvió a la senda de la prepandemia: cayó un 3,3% en agosto y comenzó a revelar la situación real de la economía argentina. La desaceleración que se había experimentado en los meses previos terminó decantándose con este retroceso que es más pronunciado en la ciudad y en la provincia de Buenos Aires que en el resto del país.

Así lo reveló un informe de Nielsen que remarcó, además, que la retracción más pronunciada se produjo en almacén y alimentos, con un 7,1% lo que también significó un fuerte cambio de tendencia en el canal supermercadista, el analizado por la compañía.

Hasta el mes anterior, la categoría se mantenía con niveles en positivo pero esta vez la baja parece responder más a la situación de la economía en general que, de acuerdo a los datos de los organismos internacionales y consultoras privadas, tendría una caída del PBI de más del 13% al cierre de 2020.

Los productos de limpieza son los únicos que mantienen cifras de ventas en alza
Los productos de limpieza son los únicos que mantienen cifras de ventas en alza

Cosmética y tocador, que no lograba recomponer su situación en el canal supermercado  cuya baja de ventas fue de 8,2%. Bebidas también experimentó retroceso, con un 3,7%. El rubro que continúa con ventas en ascenso, aunque a un ritmo menor al registrado en los meses anteriores fue el de limpiaza, que se elevó  un 2,7% en el mes analizado. Y otro que se mantiene en senda de recuperación fue el de frescos, congelados y lácteos, cuyas ventas subieron un 2,3 por ciento.

La caída de la venta de productos de consumo masivo fue, como se dijo, más pronunciada en Ciudad de Buenos Aires y provincia de Buenos Aires, al registrar un descenso de 3,8% contra un 1,8% anotado en el resto de las provincias del país.

Esta situación puede explicarse, en parte, a que las restricciones fueron flexibilizándose antes en las provincias que en la zona del AMBA y que ese aspecto tuvo su impacto a nivel de consumo. Pero también al hecho de que en esta región geográfica se concentra el 40% de la población del país.

En julio, el consumo todavía mostraba datos positivos. Los mismos informes de Nielsen daban cuenta de un aumento del 2,8% mientras que , con excepción de cosmética y tocador, el resto de las categorías analizadas continuaba en alza. De hecho, bebidas había iniciado la senda de la recuperación en junio  pero, evidentemente, el bolsillo comenzó a apretar y agosto ya no mostró los mismos comportamientos.

La realidad otra vez

Hasta mayo, el consumo en general venía cayendo. En los cinco primeros meses del año, el consumo masivo había retrocedido 5,3%, situación que se explicaba principalmente por las restricciones de circulación y por el impacto que tuvo en canales coo kioskos y comercios.

"La caída del consumo se agudizó en los últimos meses de cuarentena" y acumuló a mayo una caída interanual promedio de 5,3% a nivel nacional, señalaba un informe de la consultora a mitad de este año.

Frescos, lácteos y congelados sigue mostrando datos en alza aunque luego de meses de contracción
Frescos, lácteos y congelados sigue mostrando datos en alza aunque luego de meses de contracción

La contracción del consumo se profundizó en los últimos meses, ya que en el bimestre abril-mayo tuvo un retroceso interanual de 10,1% y en período marzo-abril la caída fue de 4,2%.

Por el contrario, en el bimestre febrero-marzo el consumo había registrado una suba de 0,7%, la primera después de varios meses, indicó Nielsen.

Los datos positivos de consumo que se venían registrando desde marzo en adelante respondían más al comportamiento de estoqueo que había adquirido el comprador argentino ante las noticias que llegaban sobre el coronavirus y la posibilidad de que en la Argentina también se produciría un confinamiento, hecho que se concretó a partir del 20 de marzo pasado.

Esa situación explicó las alzas significativas en las categorías de alimentos como también en limpieza, mientras otras tradicionales en las mediciones no lograron recuperarse al mismo nivel: cosmética y tocador fue un ejemplo mientras lácteos y frescos logró dar vuelta la situación hace un par de meses.

Lo más leído
Más sobre Economía