Comercios, en alerta máxima: "La situación es terrible y se perdieron 170.000 empleos"

Comercios, en alerta máxima: "La situación es terrible y se perdieron 170.000 empleos"
Desde la Cámara de Comercio pidieron buscar soluciones alternativas que no restrinjan la actividad de los locales. Críticas a la gestión de la vacunación
Por iProfesional
24.05.2021 16.15hs Economía

El presidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Mario Grinman, describió como "terrible" la situación en el sector y consideró que es producto de una "larga cuarentena, que no rindió el año pasado".

Además, alertó que "si esto sigue así va a estallar todo en la economía, y en el sector de las pequeñas y medianas empresas".

Grinman lamentó que desde que comenzó la pandemia cerraron 30 mil comercios en el país, lo que equivale a entre "150 y 170 mil puestos de trabajo formales, que fueron a engrosar los millones que ya estaban desocupados".

"Esto fue la gotita que rebalsó el vaso", sostuvo respecto de las nuevas restricciones por la pandemia de coronavirus y un nuevo cierre de los comercios en AMBA, y provincias como Córdoba y Mendoza.

Aclaró que no hablaba de "un brote de violencia de ninguna manera, es una forma de reflejar la sensación de frustración, impotencia e indignación que se termina traduciendo en enojo".

"En varias ciudades de nuestro país hay comerciantes, autoconvocados fundamentalmente, que están saliendo a la calle, no están respetando las restricciones, decidieron que no las pueden respetar y prefieren no respetarlas y asumir las consecuencias", explicó.

Comercio: alertan sobre el fuerte impacto de las restricciones en el empleo.
Comercio: alertan sobre el fuerte impacto de las restricciones en el empleo.

Decepción por las vacunas

Además, expresó: "A esta altura del año todos imaginábamos que iba a haber un porcentaje mayor de argentinos vacunados. Eso no sucedió por distintos factores ajenos a los empresarios".

Dijo que por esa razón también "la situación es terrible, porque cuando arrancó la pandemia el 19 de marzo de 2020, veníamos de dos años de recesión más ocho de estancamiento, una crisis comercial fenomenal".

"Entonces entendemos que hay que buscar otro tipo de soluciones. Los empresarios no somos suicidas, somos seres humamos que queremos cuidar nuestra salud, la de nuestras familias, empleados y empresas porque las empresas también fallecen", añadió el dirigente.

También dijo que "en la Argentina fallecieron muchas empresas durante este año", pero también pidió "no relativizar la muerte de 73 mil argentinos por Covid-19".

"En la Cámara Argentina de Comercio están las pymes y grandes empresas del país, todos tienen que pagar empleados y carga tributaria", recordó.

Señaló que "todos los políticos y el último Presidente dicen que hay que luchar para combatir la pobreza, que hay que generar riqueza, y eso solamente se hace desde el sector privado".

Se quejó, además, de que la Argentina tiene un "sesgo antiempresario muy importante", y lamentó: "No nos cuidan cuando tienen herramientas para hacerlo".

Comercios "no esenciales": qué restricciones sufren

Los comercios no esenciales en la Ciudad sólo podrán vender online. Sólo podrán abrir para entregar mercadería pero de la puerta para afuera.

A pesar de que Horacio Rodríguez Larreta dijo en su conferencia de prensa del jueves que los comercios no esenciales se mantendrían abiertos durante los próximos diez días y podrían vender al público atendiendo desde la puerta, las medidas terminaron siendo más restrictivas.

El nuevo cierre pone a los comercios contra las cuerdas.
El nuevo cierre pone a los comercios contra las cuerdas.

Esos comercios sólo podrán entregar en la puerta de los locales o enviando a través de sistemas de reparto los productos que hayan sido adquiridos previamente por sistemas de venta online o por compra telefónica.

A su vez, el Gobierno porteño informó este viernes que los comercios no esenciales podrán ser atendidos sólo por trabajadores que vivan dentro de la Capital Federal y que lleguen al local sin usar transporte público.

El gobierno nacional agregó también que los propietarios de comercios no esenciales tampoco podrán ingresar a la Ciudad desde la Provincia de Buenos Aires para atenderlos.

A esas restricciones se agrega además que los locales podrán trabajar sólo con clientes que vivan en la Ciudad, debido a las restricciones para transitar entre la Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires.

Con esos límites, es de esperar que se resienta muchísimo la actividad de buena parte de los grandes centros comerciales porteños dedicados a rubros considerados no esenciales, como los que están ubicados sobre las avenidas Cabildo, Corrientes, Rivadavia, Santa Fe, Cordoba u otras.

A su vez, los centros dedicados al comercio mayorista de la Ciudad, como los polos textiles de Once o la calle Avellaneda, que funcionan en gran medida con clientes no porteños y compradores con comercios minoristas, quedarán muy afectados.

Este viernes también se confirmó que las obras de construcción no podrán trabajar mientras dure el período de confinamiento estricto, a pesar de los pedidos de las cámaras y sindicatos.

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído