iProfesional

Tarifas de luz y gas: cómo serán los aumentos para los usuarios que pierdan los subsidios

La portavoz presidencial oficializó que uno de cada diez usuarios perderá definitivamente los subsidios que hasta ahora perciben en tarifas de luz y gas
Por Claudio Zlotnik
03/03/2022 - 12:14hs
Tarifas de luz y gas: cómo serán los aumentos para los usuarios que pierdan los subsidios

La portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, oficializó hoy que uno de cada diez usuarios perderá definitivamente los subsidios que hasta ahora perciben en las tarifas de luz y gas. Esos aumentos, en principio para sólo el 10% de los usuarios, serían de hasta 300% en el caso de la energía eléctrica. Y de hasta 267% para el gas.

Así lo estima el economista Martín Rapetti en el último informe de la consultora Equilibra, al que tuvo acceso iProfesional.

Eso significa que la tarifa de luz podría multiplicarse por cuatro para aquellos usuarios que pierdan los subsidios. Y por 3,7 veces en el caso de las tarifas de gas.

La definición oficial es que ese 10% de los usuarios pertenece a la franja de la población de mayores ingresos. Ahora debe oficializarse quiénes entran en esa consideración. Hace algunas semanas, el Gobierno había adelantado que serían hogares con valuaciones superiores a los u$s3.700 por metro cuadrado, ubicados en algunas zonas de 11 barrios de la ciudad de Buenos Aires.

s
Uno de cada diez usuarios perderá definitivamente los subsidios que hasta ahora perciben en las tarifas de luz y gas

Subsidios a las tarifas de luz y gas: cómo se aplicarán

De acuerdo a los registros de Equilibra, en base a la información oficial, los subsidios a la electricidad treparon 128% en 2021 alcanzando $848.200 millones (u$s 8.910 millones al dólar oficial), representando 1,9% del PBI cifra sólo superada por el récord de 2014.

Por su parte, los subsidios al suministro de gas treparon 68% durante el año pasado y alcanzaron los $202.600 millones (u$s 2.130 millones al dólar oficial), representando 0,4% del PBI.

La información oficial divulgada esta mañana en la Casa Rosada da cuenta de que los ajustes de las tarifas, de acuerdo a lo arreglado con el FMI, serán aplicado del siguiente manera:

Para los beneficiarios de la tarifa social, el incremento total en su factura para cada año calendario será equivalente al 40% del coeficiente de variación salarial (CVS) del año anterior.

En tanto, para el resto de los usuarios (no están en el 10% a los que se les quita el subsidio ni reciben tarifa social): el incremento total en la factura para cada año calendario será equivalente al 80% de la evolución del salario (CVS) correspondiente al año anterior.

Cerruti, en su declaración en la mañana del jueves, dijo que "durante los años 2022 y 2023 no podrán contemplarse otros incrementos por encima de los topes previstos, para las categorías de segmentación de usuarios b) y c), si el Gobierno realiza una implementación exitosa del esquema de segmentación propuesto. Para el año 2022, se incluirán para el cálculo, los incrementos aplicados durante todo el año calendario".

La lupa está puesta en dos rubros: las tarifas de luz y también en las de gas. Se trata de los más voluminosos.

s
Los subsidios a la electricidad treparon 128% en 2021 alcanzando $848.200 millones

Subsidios al transporte público: los colectivos

También son muy relevantes los aportes del Estado en el transporte público. Lo mismo que en las boletas de agua potable (Aysa).

Los subsidios al transporte se concentran en el denominado AMBA (área metropolitana), que abarca a la ciudad de Buenos Aires y al conurbano bonaerense.

En el caso de los colectivos, afirma la consultora Equilibra, el incremento en los boletos de colectivos en el AMBA debería ser del 48%. El pasaje mínimo, actual en $18, debería pasar a $26,64.

"Para que el boleto de colectivo alcance a cubrir el 100% de los costos operativos y, por lo tanto, lleve los subsidios a cero, debería valer $148 en promedio, lo que implicaría un incremento de más del 1.000% en el AMBA y de casi 200% en el interior del país", afirma el reporte de Equilibra.

s
Los subsidios al transporte se concentran en el denominado AMBA (área metropolitana)

Subsidios al transporte público: los trenes

Peor sería el escenario en el caso de los trenes urbanos: los pasajeros cubren apenas el 5% del costo del viaje. El 95% restante lo aporta el Estado a través de los subsidios.

En el caso (imaginario) que el Estado quite ese aporte, el pasaje entren debería aumentar nada menos que un 2.848%: cada boleto pasaría a costar $118 en promedio, contra $8 que en promedio cuesta ahora.

En la actualidad, los trenes reciben u$s1.459,9 millones en subsidios, un 0,3% del PIB.

"Una suba del 20% en los boletos de colectivo y trenes implicaría un gasto en subsidios al transporte u$s570 millones por encima al del año 2021, que, en vez de reducirse, pasarían desde 0,67% del PBI, el año pasado, hasta 0,72%", dice el documento.

Temas relacionados