iProfesionaliProfesional

La deuda de CAMMESA: el Gobierno prorroga el plazo para aceptar el canje de bonos

El  Ministerio de Economía prorrogó hasta el jueves el plazo para que las empresas productoras y generadoras de energía eléctrica acepten la oferta
20/05/2024 - 09:32hs
La deuda de CAMMESA: el Gobierno prorroga el plazo para aceptar el canje de bonos

El  Ministerio de Economía prorrogó hasta el próximo jueves el plazo para que las empresas productoras y generadoras de energía eléctrica  acepten la oferta para canjear la deuda que acumularon con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrica S.A (CAMMESA) entre diciembre pasado  y febrero de este año,aunque aclara que no se reconocerán los intereses por la mora en los montos adeudados y que los pagos que se realicen por otros períodos no podrán ser computados a los saldos vencidos.

Tampoco el comunicado del ministerio conducido por Luis Caputo aclaró que pasará con los flujos futuros ya que con los bonos se cancelará un stock de deuda acumulado pero no se soluciona hasta ahora el tema de los pagos futuros.

La Resolución 77/2024, que lleva la firma del secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, fue publicada el viernes en el Boletín Oficial y  establece que se prorroga el plazo para aceptar el canje hasta el próximo jueves.

En base a los datos de la secretaría de Energía el stock de deuda de CAMMESA entre  por diciembre y enero llegó a 1,074 billones, de pesos un monto que se busca renegociar  con un canje por el bono AE 38, que es título de la deuda pública nominado en moneda extranjera que cotiza al 50%.

La dura posición de las empresas generadoras de energía

Por el momento pese a los esfuerzos de los funcionarios para cerrar la negociación las  empresas generadoras de electricidad y productoras de gas

mantienen su rechazo a la propuesta de Luis Caputo de  aceptar ese bono que representa una quita en esa deuda que va del 50 al 70% de acuerdo al tipo de empresa que se trate y al plan de suministro  que hayan firmado con el Estado.

La deuda de CAMMESA: el Gobierno prorroga el plazo para aceptar el canje de bonos
La deuda de CAMMESA: el Gobierno prorroga el plazo para aceptar el canje de bonos

En tanto fuentes cercanas a la Secretaría de Energía manifestaron que no hay alternativas y que las empresas deberán aceptar el canje porque no hay otra alternativa a lo que se propone en las Resoluciones 58 y 66 publicadas por esa secretaría.

Desde el gobierno explican que las empresas quieren cobrar la devaluación de diciembre por la energía generada en octubre y noviembre, antes del último salto cambiario, y que este gobierno  tuvo que hacerse cargo con dinero del ejercicio 2024 a deudas de la gestión de Alberto Fernández.

Hasta el presente solo las petroleras YPF, PAE, Pluspetrol y Albanesi  aceptaron la propuesta pero hay otras empresas que no están de acuerdo como Pampa Energía, Tecpetrol, CGC, Central Puerto, MSU Enery, AES.

El descontento del sector energético

El problema es que en las últimas semanas se reflejó el descontento del sector energético en particular en el almuerzo en el Club del Petróleo del martes pasado donde expuso el gobernador de Neuquén Rolando "Rolo" Figueroa varios CEOs consultados opinan que el canje no soluciona el problema de fondo. Solo resuelve un problema de stock pero no de flujo futuro.

En lo que respecta a las empresas hay que señalar que por el lado de AGEERA, que agrupa  a las empresas eléctricas, a través de un comunicado  denunciaron la ruptura de contratos y por otro lado las productoras de hidrocarburos también salieron a manifestar su rechazo. 

En el caso de Pampa Energía, del empresario  Marcelo Mindlin, esta informó a sus inversores que analizaba medidas legales aunque aclararon que son optimistas en encontrar una salida y descartan riesgo financiero.

Por su parte Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH), que nuclea a las principales empresas del área energética, hace dos semanas decidió rechazar la propuesta del gobierno de canjear la deuda de US$ 1200 millones que acumuló la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrica S.A (CAMMESA) entre diciembre y enero entregando el bono AE38 con vencimiento en el 2.038 agravó la situación del intento de reperfilamiento de esa deuda.

El  Ministerio de Economía prorrogó hasta el jueves el plazo para que las empresas productoras y generadoras de energía eléctrica acepten la oferta
El  Ministerio de Economía prorrogó hasta el jueves el plazo para que las empresas productoras y generadoras de energía eléctrica acepten la oferta

Un conflicto que generó una fuerte interna en el Gobierno

Esa oferta de canje responde a la resolución 58/24 publicada hace dos  semanas en el  el Boletín Oficial  mediante la cual el ministerio de Economía a través de la secretaría de Energía les dio cinco días hábiles a las generadoras de energía para que acepten la propuesta.

Si bien las petroleras YPF, PAE, Pluspetrol y Albanesi  estarían  de acuerdo la publicación de la Resolución 58 generó una fuerte interna dentro del gobierno entre el ministro de Economía Luis Caputo y el secretario de Energía Eduardo Rodríguez Chirilo con varios funcionarios de CAMESSA y con otros funcionarios del gobierno.

Desde varias fuentes del sector  comentaron a iProfesional que la posibilidad de un futuro incumplimiento de contratos en el sector de la energía provocó también una gran  preocupación del gobierno de los Estados Unidos y del FMI ya que la empresa americana AES figura entre las damnificadas.

Las productoras  agrupadas en la CEPH entre las que figuran Total Energies, Tecpetrol, Pampa Energía, Wintershall Dea, CGC y Capsa-Capex rechazaron la oferta del gobierno, al igual que lo hicieron el miércoles las principales generadoras  de energía nucleadas en la Asociación de Generadores de Energía Eléctrica (AGEERA).

La advertencia de las petroleras

Las petroleras advirtieron al Gobierno que la normativa publicada afecta a los derechos contractuales de los productores al amparo de los contratos celebrados con Cammesa en el marco del Plan Gas. Y que además afecta a su derecho de propiedad.

La decisión oficial afecta la seguridad jurídica en general, y de manera particular en el Mercado Eléctrico Mayorista, lo cual resulta de extrema gravedad ya que sería la primera oportunidad desde la creación del MEM, en la que la administración pública modifica unilateralmente los contratos de abastecimiento y los PPA (Power Purchase Agreement).

Las petroleras advirtieron al Gobierno que la normativa publicada afecta a los derechos contractuales de los productores al amparo de los contratos celebrados con Cammesa en el marco del Plan Gas
Las petroleras advirtieron al Gobierno que la normativa publicada afecta a los derechos contractuales de los productores al amparo de los contratos celebrados con Cammesa en el Plan Gas

El problema es que de acuerdo a la opinión de los principales especialistas jurídicos del sector la resolución del ministerio de Economía afecta la seguridad jurídica de los contratos de demanda mayorista y de abastecimiento de energía eléctrica a partir de fuentes térmicas y renovables celebrados bajo las rondas de los PPA y las Resoluciones S.E.E 21/2016 y S.E.E. 287/2017.

En particular, se presentan ciertas premisas legales y regulatorias que son aplicables a los PPA de cara a la seguridad jurídica y confianza en el sector privado y financiero. El PPA es el activo subyacente de proyectos de generación de energía eléctrica, y ha sido el método ideado por el regulador para viabilizar el desarrollo de nueva potencia instalada.

La carta firmada por el presidente de la CEPH, Carlos Ormachea, dirigida al ministro de Economía, Luis Caputo; y al secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo; señala que "la alteración, de manera unilateral por parte de la Secretaría, a los términos de contratos celebrados afecta la seguridad jurídica, genera incertidumbre a futuro respecto de la estabilidad de reglas, y constituye un precedente que desalentará nuevas inversiones"

Problemas para las inversiones

Al igual que la nota de rechazo enviada el martes pasado al gobierno por AGEERA, las empresas nucleadas en la CEPH aseguraron que a través de esta medida impulsada por el gobierno "se afecta en forma directa la posibilidad de continuar llevando adelante inversiones en perforación y terminación de pozos y/o construcción de infraestructura, y el mantenimiento de los niveles de producción, incrementando innecesariamente el riesgo de suministro de gas natural, la continuidad de la cadena de pagos y el crecimiento del sector"

También sostienen que la conducta del Estado Nacional y la instrucción que imparte a Cammesa viola los contratos celebrados por los productores, de los términos del Plan Gas.Ar, debido a que CAMMESA adeuda la totalidad de las entregas de los meses de diciembre de 2023, enero y febrero de 2024, más intereses desde octubre 2023.

"Resulta altamente cuestionable y preocupante que la resolución pretenda sujetar el pago de la deuda correspondiente a las entregas del mes de febrero a la firma de un acuerdo en el cual se acepte el cambio unilateral de los contratos para los montos correspondientes a las entregas de gas de diciembre y enero (con la quita que ello implica)", destaca la carta.

Advierten que se presentan ciertas premisas legales y regulatorias que son aplicables a los PPA de cara a la seguridad jurídica y confianza en el sector privado y financiero
Advierten que se presentan ciertas premisas legales y regulatorias que son aplicables a los PPA de cara a la seguridad jurídica y confianza en el sector privado y financiero

Una situación que se complica

Al parecer la situación se ha complicado frente a un fuerte rumor que circula en el sector acerca que Caputo y Rodriguez Chirilo estarían  a favor de una especie de desintegración de CAMMESA por la errática política que ambos sostienen frente a un sector está en estado de shock. La intención del gobierno sería que las funciones de CAMMESA pasen a la empresa estatal Enarsa que en el futuro podría ser privatizada.

Hace dos semanas el principal asesor del secretario de Energía, el abogado Carlos Morales, habría amenazado  a un gerente histórico de CAMMESA para tratar de forzar su renuncia.

Al parecer Morales se habría presentado en la sede de  la empresa, asegurando ser apoderado del gerente General, Jorge Garavaglia y habría intimidado a Jorge Ruisoto, a cargo de la Gerencia de Normativa y Auditoría Interna, para que firme un acuerdo voluntario de desvinculación del funcionario.

"Esta movida fue interpretada en el sector como otra avanzada del Gobierno contra la empresa, como parte de un proceso que incluye grandes contradicciones, como afirmar que se quiere ir a un sistema de libre mercado  como en Texas, y al mismo tiempo volver a congelar tarifas como hizo el ministro Caputo en Mayo" comentó a Iprofesional un referente del sector que además cuestionó la futura designación  de Mario Cairella al frente de la empresa. Cairella fue Presidente de la empresa en el gobierno de Mauricio Macri y luego de ser echado demandó al estado por una suma mega millonaria.

La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrica S.A, tiene por objeto el despacho técnico del Sistema Argentino de Interconexión (SADI).

El paquete accionario de la misma es propiedad de las asociaciones que agrupan a los distintos Agentes del MEM en un 80%. El 20% restante está en poder del Estado Nacional, personificado por la Secretaría de Energía, el que asume la representación del interés general y de los consumidores atendidos por los Agentes Distribuidores. 

Los distribuidores pagan, o mejor dicho, deberían pagar, un precio estabilizado trimestralmente, el cual surge del costo medio previsto para el período y que contempla las pérdidas en la red de transporte. 

Caputo en el centro de la escena por el reperfilamiento de la deuda con CAMMESA
Caputo en el centro de la escena por el reperfilamiento de la deuda con CAMMESA

Un problema que avanza

El problema es que debido al congelamiento de las tarifas residenciales, en el gobierno anterior,las distribuidoras eléctricas acumularon hasta enero una deuda con CAMMESA por unos 400.000 millones de pesos, cifra equivalente a 2,5 veces lo que deben abonar mensualmente. 

En enero Edesur pagó solo el 18% de su factura, Edenor el 16% y Edelap el 3 por ciento. Habitualmente cuando se producían estos atrasos el Estado Nacional era el encargado de transferir fondos a la compañía que administra el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) para que pudiera cumplir con sus compromisos. 

Pero como el Gobierno no pagó, esto derivó en un quiebre de la cadena de pagos que afecta fundamentalmente a generadores, transportistas y productores de gas natural, combustibles que consumen las centrales térmicas.

Con la resolución 58/2024 publicada el martes pasado en el Boletín Oficial el ministerio de Economía, a través de la secretaría de Energía propone una especie de reperfilamiento de la deuda con las empresas generadoras de energía equivalente a unos 1.200 millones de dólares mediante un bono en dólares con vencimiento en 2038 y que hoy cotiza un 50% debajo de la par. El Bono USD 2038, denominado AE38 es un título público nacional emitido en dólares con tasa fija del 4,25% anual con fecha de vencimiento el 09/01/2038. Su valor técnico es de 101,42 dólares con un valor residual del 100 % y en la actualidad cotiza a $54.000 la lámina de 100 o el equivalente a 54 dólares lo que representa una paridad del 51,27%.

Esa deuda del Estado con las empresas del sector energético como Pampa, Central Puerto, AES, MSU y Albanesi, entre las generadoras, e YPF, PAE, TotalEnergies, Wintershall Dea, CGC, Tecpetrol y la propia Pampa, entre los productores de gas, se generó como consecuencia de la posición que tomó el gobierno desde que asumió el 10 de diciembre pasado.

A partir de ese día el Estado dejó de hacer el pago de los compromisos la compañía que administra el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), que pese a tener una estructura mixta es controlada por la Secretaría de Energía a cargo de Eduardo Rodriguez Chirilo. Por dejar impagas esas operaciones económicas de CAMMESA de diciembre 2023 y enero pasado que se deberían haber cancelado en febrero y marzo de este año se generó un pasivo a favor de las generadoras y productoras de unos 800 millones de dólares , que luego trepó hasta unos u$s1200 millones cuando Caputo dejó sin pagar la transacción de febrero que venció el 30 de abril y que ahora busca cancelar con un bono de la deuda argentina.

Temas relacionados