NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Mercado cambiario

El Gobierno sigue de festejo: volvió aparecer la oferta privada de dólares y el precio bajó a $38,98 promedio

El Gobierno sigue de festejo: volvió aparecer la oferta privada de dólares y el precio bajó a $38,98 promedio
Después de ocho jornadas seguidas de intervenciones, el Banco Central no debió vender divisas. La cotización cayó alrededor de un peso, o 2,6 por ciento
Por Mariano Jaimovich
20.09.2018 16.00hs Finanzas

El Gobierno respiró y parece haber salido del clima de confusión que envolvió también al mercado durante las últimas semanas. Esto quedó demostrado en que el precio del dólar bajó por segunda rueda seguida y este jueves cayó 2,6%, alrededor de un peso.

Las estratégicas jugadas del Banco Central parecen haber resultado como esperaba el oficialismo: no sólo comenzó a desarmar con éxito la bola de Lebac, sino que logró captar los más de $100.000 millones que quedaron sin renovar de estos papeles provenientes de entidades no bancarias por medio de las nuevas Lecap (Letras del Tesoro Capitalizables) en pesos. 

Además, desde el viernes pasado hasta el miércoles calmó a la City con fuertes ventas directas (dejó de utilizar las costosas licitaciones diarias), en las que volcó un total de u$s1.038 millones en estas cuatro jornadas anteriores. También participó en los plazos cortos de los mercados a futuros del dólar, para tranquilizar las expectativas.

En conclusión, este envión positivo se reflejó este jueves en el mercado cambiario, debido a que ingresaron divisas desde el exterior y, por lo tanto, la demanda fue abastecida genuinamente y el BCRA no necesitó vender divisas de sus reservas para equilibrar a la plaza, después de haber intervenido durante un total de ocho días hábiles seguidos.

Esta calma se evidenció también en el volumen total negociado, debido a que descendió 30% en el día para ubicarse a u$s484,8 millones. Un nivel considerado dentro de los parámetros normales del mercado.

En el segmento mayorista la divisa cayó hasta los $38,20, luego de haber recorrido diversos valores durante la jornada alcanzado un máximo de $39 y un mínimo de $37,60. En resumen, en los últimos dos días ya bajó 3,9% ($1,53). 

"El desarme de posiciones y los ingresos desde el exterior para tomar posición en activos locales dieron por resultado un cambio en la tendencia del mercado, que hoy operó con clara tendencia bajista", dijo el operador Gustavo Quintana de PR Cambios.

Por su parte, Fernando Izzo de ABC Cambios acotó: "Luego de mucha oscilación y muy abiertas las puntas, el peso repuntó hasta alcanzar un máximo de $37,60 a media mañana, lo que desorientó a los operadores del mercado, que no esperaban tan brusco movimiento del valor de la divisa contra la moneda doméstica".

Esto tuvo su correlato en el mercado minorista porque en la City retrocedió $1,1 el precio promedio para ubicarse en $38,98 para la venta, según la encuesta que realiza diariamente el Banco Central entre las entidades del microcentro.

Es decir, tocó su menor valor desde el 11 de septiembre pasado, igualmente en todo septiembre asciende 2,6% y desde inicio de agosto a la fecha trepa 39 por ciento.

Desde las ventanillas del Banco Nación, la cotización al público bajó un peso para ubicarse a $37,60 para la compra y $38,80 para la venta.

La referencia más alta en las otras entidades estuvo encabezada por los $39,20 del Galicia e ICBC, seguido por los $39,1 del Supervielle e Itaú.

Por su parte, en las cuevas de la City el dólar blue cotizó a $38,75, es decir, se ubicó 23 centavos por debajo (-0,6%) que el promedio minorista oficial.

En el mercado de futuros del Rofex se operaron u$s1.169 millones, de los cuales 50% se pactó para septiembre y octubre con precios finales a $38,50 y $39,90 a una tasa del 28,7% y 39,6% anual, respectivamente.

Para fin de año, para la posición de diciembre, se negoció a un precio de $42,28. Cifra que implica un retroceso de 3,4% respecto al establecido el miércoles.

Esta baja en el valor de la divisa ocurrió tras la exitosa colocación de Lecap por parte del Gobierno, que sirvió para absorber los pesos que quedaron libres tras el desarme parcial de Lebac.

Más allá que la autoridad monetaria conducida por Luis Caputo tuvo que soltar el miércoles u$s195 millones en el mercado cambiario para abastecer a los compradores, este monto prácticamente fue insignificante en comparación a la suma que liberó de $100.000 millones que no se renovaron en la licitación de Letras del BCRA.

El Ministerio de Hacienda vendió el miércoles $107.000 millones en Letras del Tesoro Capitalizables en pesos (Lecap) que pagaron hasta 50% anual en pesos, con un plazo superior a los cuatro meses de plazo. Una respuesta de la City que sorprendió, incluso, al propio equipo económico, ya que de un plumazo pudo aspirar las dos terceras partes de lo que el Central había inyectado por el desarme de las Letras.

Así, el Gobierno buscó seducir con altas tasas en pesos e instrumentos de hasta 374 días a todos aquellos que habían recibido moneda local por la no renovación forzosa de Lebac.

Estas Letras del Tesoro en pesos fueron ofrecidos a fondos comunes, inversores minoristas y extranjeros para evitar que el gran caudal de billetes nacionales en su poder (provenientes de la no renovación de Letras del BCRA) no fueran destinados a la compra de dólares, hecho que podía generar una mayor demanda en el mercado cambiario y, por ende, un nuevo ascenso en su precio, que ya de por sí está recalentado.

Más allá de haber "ganado" esta batalla, los problemas de fondo del país se sustentan en temas económicos y políticos. Especialmente, en el déficit fiscal elevado que hace que salgan más divisas de las que ingresan genuinamente. A ello se le agrega la inflación y la caída de la actividad económica.

El Premio Nobel de Economía Paul Krugman cuestionó la estrategia elegida por el Gobierno para salir de la crisis y pronosticó una "recesión severa" y una nueva caída del peso si no cambian las recetas.

"Si Argentina, por ejemplo, solamente recurre a la austeridad fiscal y a subir las tasas de interés, entonces estaríamos hablando de una recesión severa. Tienen que ir más allá", aconsejó el economista.

Y finalizó: "Es triste decirlo, pero a pesar de la inflación, necesitan mucha depreciación. No puede seguir con esa deuda fiscal".

Merval para arriba

La Bolsa porteña continuó el jueves su camino alcista, por lo que acumuló siete jornadas seguidas de alzas, por renovadas compras de inversores institucionales alentados en un eventual e inminente nuevo acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en medio de las negociaciones por el adelanto de divisas para cubrir compromisos financieros.

Las acciones líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires ganaron 4,2% en el indicador Merval, que se posicionó en más de 34.500 puntos, para acumular ganancias de 17% en todo el mes y así retomó los niveles máximos desde inicio de febrero.

En especial, esto se evidenció en las acciones de Loma Negra, que treparon 16%, Metrogas (9,2%), Banco Macro (9%), Galicia (8,6%), y Pampa, que escalaron 8,6 por ciento.

Los papeles de las empresas argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York (ADRs) también registraron fuertes ganancias: el Banco Supervielle avanzó 13,2%, seguidos por el Grupo Galicia (12,5%), Macro (12,5%), Pampa Energía (11,6%) y BBVA Francés, que escaló 9,5 por ciento.

Ante el cambio de humor sobre los activos argentinos, los bonos de la deuda más operados también subieron notoriamente: el Par en pesos trepó 5,7%, el Bono de la provincia de Buenos Aires al 2025 escaló 5,1% y el Discount en pesos aumentó 3,6 por ciento.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas