Sin acceso al dólar oficial, ¿qué inversiones pueden hacer las empresas con sus pesos?

Sin posibilidad de comprar dólares en bancos para ahorrar, las empresas buscan alternativas financieras para volcar su liquidez y escaparle a la inflación
Por Mariano Jaimovich
15/12/2020 - 19,15hs
Sin acceso al dólar oficial, ¿qué inversiones pueden hacer las empresas con sus pesos?

Las limitaciones para dolarizar los pesos sobrantes por el estricto cepo cambiario, genera que las empresas deban pensar con cuidado en qué instrumentos financieros deben volcar sus excedentes de dinero, y no perder frente a los movimientos en el dólar, inflación y tasas de interés.

Por eso, gana mayor importancia en las compañías el manejo de la liquidez, y en qué invertir los excedentes transitorios.

De esta manera, el horizonte de inversión y tolerancia al riesgo que tengan las firmas son las dos principales variables que determinarán qué instrumentos serán los adecuados para invertir.

En este sentido, iProfesional consultó a Roberto Geretto, economista jefe del banco mayoristas CMF, para que recomiende cuáles son las herramientas financieras preferidas por las compañías en este momento complejo del país, en el que nadie quiere quedarse con los pesos "estacionados" en la caja fuerte.

Al respecto, este experto recomienda varias posibilidades que tienen las empresas de todo tamaño y sector para ganar dinero con los pesos sobrantes:

-Fondos Comunes de Inversión Money Market (FCI MM): 

Aquellas compañías que tienen excesos de liquidez de muy corto plazo, debido a que conocen que a los pocos días necesitarán pagar determinados compromisos, como sueldos, AFIP, entre otros, los Fondos Comunes de Inversión Money Market "son una opción tradicional", dice Geretto.

Según sus datos, en promedio, afirma que se puede obtener una tasa nominal anual (TNA) del 25%, ya que la idea de estos FCI es brindar remuneraciones de muy corto plazo.

"Como se puede ver, el bajo retorno ofrecido no los hace aptos para inversiones de más largo plazo, donde más que el retorno estos fondos priorizan la seguridad y liquidez", resume Geretto.

-Ledes Noviembre y Diciembre: 

Para aquellos que tengan un horizonte de inversión para fin del mes o diciembre, las Letras a Descuento (Ledes) son una opción a considerar.

De acuerdo al testimonio del economista, las Ledes son una especie de bono de muy corto plazo, donde ofrecen un retorno de 37% TNA para el caso de la emisión a noviembre y de 39% anual para la versión a diciembre.

Para adquirir estos papeles, sólo es necesario tener una cuenta abierta en alguna Sociedad de Bolsa y los fondos suficientes para comprarlos.

Las empresas que tienen liquidez se preguntan qué hacer con sus pesos ante la imposibilidad de poder comprar dólares oficiales.
Las empresas que tienen liquidez se preguntan qué hacer con sus pesos ante la imposibilidad de poder comprar dólares oficiales.

-Letras y Plazos Fijos Ajustados por Inflación:

Para las empresas que piensan en un horizonte un poco más lejano y no tienen una necesidad imperiosa de utilizar sus pesos con urgencia, pueden considerar como fecha a febrero del año próximo.

"En esta decisión ya gana más peso la protección de los ahorros contra la inflación. Por tanto, las Letras Ajustadas por Inflación (Lecer) son una buena opción", sostiene Geretto.

A diferencia de la Ledes, en las Lecer se tiene el capital ajustado por CER, similar a lo que sería un plazo fijo ajustado por inflación. De hecho, esta es otra alternativa.

En el caso de los plazos fijos ajustado por UVA, es importante recordar que para que pague la inflación más un premio de 1%, es necesario inmovilizar el capital por 90 días.

"En el caso de las Lecer, estos papeles se pueden comprar o vender en cualquier momento, siempre que haya mercado. Como todos los instrumentos que se están mencionando, sólo es necesario tener abierta una cuenta en una Sociedad de Bolsa y disponer de los fondos suficientes", aclara Geretto a iProfesional.

-Bonos CER: 

Si la estrategia de la empresa es invertir los pesos más allá de principios del año próximo, los bonos ajustados por CER son la principal opción recomendada por los economistas.

"Los bonos cortos como el TX21 (vencimiento a agosto de 2021) ofrecen retornos de CER más 1% de premio. A medida que alargamos la vida del bono elegido, los retornos ofrecidos son mayores, pero también la volatilidad del bono", alerta Geretto.

Por ejemplo, cita que el tramo largo de la curva CER tiene retornos de casi 8% más inflación, donde el mayor retorno es "compensación de la mayor volatilidad en el precio del bono, y también porque son menos líquidos que, por ejemplo, el TX21 mencionado".

Uno de los puntos que hace hincapié este economista, al momento de comprar estos bonos, es que es de "suma importancia que se respete la autonomía de medición de la inflación elaborada por el INDEC".

Las inversiones en bonos en dólares o que siguen al tipo de cambio son una de las favoritas por las empresas.
Las inversiones en bonos en dólares o aquellas que siguen al tipo de cambio son una de las favoritas por las empresas.

-Bonos Dólar Hard: 

En la misma tónica, para un horizonte largo de inversión, los bonos soberanos argentinos en dólares son una opción "arriesgada pero de alto retorno a tener en cuenta" para las empresas que busquen sacar retorno de su liquidez.

Por ejemplo, el bono Global con vencimiento al 2030 (GD30) es un título nominado en dólares con ley de Nueva York, y se puede comprar por medio de la Bolsa de Comercio.

"Esto implica que en caso de comprarse con excedente de pesos se dolariza la cartera, a la vez que se accede a un instrumento con legislación estadounidense, lo cual siempre ofrece mayores garantías", sostiene Geretto.

Y agrega: "La contracara de estos bonos es que ofrecen poca renta (pago de cupón), por lo que la principal ganancia, al menos para los próximos años, sería la apreciación de del capital. Y claro, para que ello suceda, es necesario que mejore la macroeconomía y haya algún ´catalizador´ positivo para los bonos, tal como un acuerdo con el FMI".

-Bonos Dólar Linked: 

Finalmente, una opción que está muy de moda en el mercado son los bonos dólar linked, debido a que, si bien están nominados en pesos, su rentabilidad se establece en base a la cotización del dólar oficial.

Para el caso de los soberanos, uno que ofrece como retorno devaluación más un 4,5% es el bono con vencimiento en noviembre 2021 (se llama T2V1).

"La ventaja es que ante una devaluación se obtiene una apreciación del capital de manera casi inmediata. La desventaja es el famoso efecto ´puerta 12´, donde una vez producida la devaluación, si todos los inversores salen a tomar ganancias al mismo tiempo su precio se verá perjudicado", concluye Geretto.

También pierde mucho atractivo este papel en el caso, poco probable, que Argentina pueda evitar un salto del tipo de cambio.