Más artículos

Bonos argentinos: una variable clave del mercado genera señales de alerta

Bonos argentinos: una variable clave del mercado genera señales de alerta
Argentina se encuentra en la búsqueda de su propio rumbo de estabilidad macroeconómica. Cómo la afectan las perspectivas de la economía estadounidense
Por iProfesional
18.11.2020 15.41hs Finanzas

La tasa americana a 10 años es uno de los indicadores más considerados por los inversores internacionales y por los países como la Argentina. Ocurre que una suba de esta tasa encarece las emisiones de deuda de los países emergentes.

Este tipo de interés se encuentra ahora en su nivel más alto en 8 meses. Por eso, es riesgo para los bonos a nivel global, en especial para los de vencimientos más largo como son los de Argentina, señala El Cronista.

La tasa de 10 años americana logro ubicarse la semana pasada por encima de 0,95%, tocando un máximo de 0,975%. De esta manera, alcanzó el nivel más alto desde marzo pasado.

Desde agosto pasado hasta el momento, la tasa americana acumula una suba de 45 puntos básicos. Y asoma un riesgo mayor: está pasasos de superar la barrera emblemática del 1%. Si esto ocurre, se podría potenciar el rally, amenazando la calma en el mercado de renta fija a nivel global lograda desde las mayores intervenciones de la Fed tras la crisis del coronavirus en marzo pasado.

En este contexto, una suba de tasa implica un mercado que busca deshacerse de activos de cobertura y busca activos de riesgo ,por lo que dicho rally en la tasa americana vino acompañado de un fuerte avance en las acciones.

Cambio de humor en el mercado

Según Adrián Yarde Buller, economista jefe de Grupo SBS, "el resultado de la elección delineó un escenario de mayores estímulos fiscales sin presiones regulatorias, mientras los avances hacia una vacuna permiten empezar a imaginar una nueva normalidad".

"Este es un escenario ideal para los mercados en general y para las economías emergentes en particular, ya que anticipa un dólar más débil, aumentos de precios para los commodities, apreciación de monedas emergentes y mayor apetito por activos de alto riesgo", comentó el especialista a El Cronista.

Julio Calcagnino analista de TSA Bursátil del Grupo Transatlántica afirmó que a suba de tasas es vista como una buena señal por parte del mercado, con inversores tomando mayor riesgo, desarmando posiciones de cobertura (bonos) y comprando activos de riesgo (acciones).

Y agregó: "La suba de comienzo de noviembre nos hablaba más de que se comenzaba a incorporar un cambio de la política monetaria de la Reserva Federal en respuesta a mayores estímulos monetarios y fiscales en caso de una amplia victoria demócrata con mayoría en las cámaras. Sin embargo, la suba de la semana pasada se dio en un contexto de mayor apetito de riesgo tras los anuncios de la vacuna de Pfizer. Esto se verifica que en el hecho de que, en general, hubo compresión en mercados emergentes la semana pasada".

La tasa americana impacta en el mercado global de bonos.
La tasa americana impacta en el mercado global de bonos.

Por qué la suba de la tasa implica un riesgo

A pesar de las facetas positivas, la suba de tasas pone en riesgo al mundo de renta fija a nivel global. Si bien los bonos a nivel general sufren cuando sube la tasa, más sufren los bonos con un vencimiento mayor, al ser más sensibles a la variación de tasas de interés.

Los bonos a nivel mundial iniciaron un proceso de ajuste. Esto se ve en el índice de bonos más grande del planeta -Vanguard Total Bond Market Index, BND- que desde agosto hasta la fecha acumula una caída del 2,25%.

Misma dinámica se observa en los bonos de grado de inversión que, desde agosto suman caídas de 2,9%. Los bonos de mercados emergentes y de alto rendimiento se vieron recientemente beneficiados por el cambio de expectativas que generó la vacuna de Pfizer y se ubican en los mismos niveles de agosto pasado.

En los bonos son más cortos, al tener una duration menor, la sensibilidad de los mismos es menor frente a suba de tasas. Por ello es que los bonos prácticamente no cayeron y se ubican en los mismos niveles de agosto pasado.

El impacto para Argentina

El problema para Argentina es que su curva es muy larga, es decir, la duration de los bonos es elevada y con vencimientos largos en el tiempo. El primer bono dentro de la curva es a 2029 y el más largo a 2046. De esta manera, al ser bonos con elevada volatilidad por los riesgos propios de los fundamentals de Argentina, también son riesgosos por la estructura de los mismos y por lo tanto, una suba de tasas puede complicarlos en el futuro.

Joaquín Bagües, head de estrategia de Portfolio Personal Inversiones (PPI), la curva de rendimientos de los Estados Unidos es la madre de todas las curvas.

"La curva americana es el referente global para los países tanto desarrollados como emergentes en función al costo financiero en la cual se podrían o se están endeudando. Frente a un desplazamiento de la curva de EE.UU., la correlación es relativamente alta para aquellas economías que dependen del financiamiento externo. Argentina se encuentra buscando su propio rumbo de estabilidad macroeconómico, y en ese camino, se encuentra en otra negociación con el FMI. Si bien los programas del organismo, en el promedio ponderado el costo de endeudamiento se encuentran por debajo del nivel general, unos de los componentes significativos es la curva de deuda norteamericana", explicó.

Argentina: endeudada y vulnerable al humor del mercado global.
Argentina: endeudada y vulnerable al humor del mercado global.

Marcelo Otermin, presidente de ICBC Investment Argentina señaló que la suba de la tasa americana encuentra fundamento en la suba de inflación esperada hasta 1,8% anual desde alrededor de 1,2% en el segundo trimestre. Sin embargo, advierte que pese a la tasa, los bonos de emergentes y altos rendimientos se han recuperado, algo que no ha pasado en Argentina.

Y advirtió: "A diferencia de bonos emergentes y de alto rendimiento, luego del canje los bonos soberanos locales han retrocedido encontrándose en el orden de los 1.350 puntos básicos de riesgo país. El mayor impacto, hasta 1.482 puntos básicos, vino cuando el mercado interpretó que el presupuesto presentado con un déficit fiscal primario de 4,5% del PBI financiado principalmente con emisión monetaria aumentaba el riesgo de aceleración inflacionaria limitando las posibilidades de recuperación del nivel de actividad".

A su vez Otermin agregó que con el cambio reciente en la política de financiamiento colocando más bonos para depender menos de la emisión monetaria y el inicio del diálogo con el FMI del cual se espera que resulte en una reducción del déficit primario proyectado probablemente hasta 3,5% del PBI, se inició una recuperación del mercado de bonos.

"Dada la magnitud de la prima de riesgo que supera ampliamente a la de países con nuestra misma calificación de riesgo, seguramente la evolución del mercado sea más sensible a la posibilidad de arribar a un nuevo programa con el fondo y su impacto en las política fiscal, de financiamiento y monetaria que a la suba de tasa americana", proyectó.

En cuanto al impacto de Argentina, Calcagnino agregó que "a la hora de evaluarlos impactos sobre los bonos, hay quienes hablan de que la clave son únicamente factores locales como reservas, balanza comercial e inflación, y hay quienes también incluyen las tasas de política monetaria americana", indicó, según señala El Cronista.

"Si bien la volatilidad de mercado medida por indicadores relacionados a la trayectoria esperada de la política monetaria americana tienen impacto adverso en los spreads, en Argentina los ‘policymakers’ tienen mucho trabajo por hacer desde el punto de vista de los fundamentals locales", añadió.

Temas relacionados