El secreto de Elon Musk para convertir a Tesla en la automotriz más valiosa del mundo: ¿conviene invertir en sus acciones?

El secreto de Elon Musk para convertir a Tesla en la automotriz más valiosa del mundo: ¿conviene invertir en sus acciones?
Tras un debut poco auspicioso, la compañía se afianzó y hoy vale unos u$s500.000 M. Qué podría pasar con sus acciones y cómo invertir desde Argentina
Por Ruben Ramallo
21.12.2020 13.49hs Finanzas

A Nikola Tesla, quien nació en el por entonces Imperio austrohúngaro, y tiempo después se nacionalizaría estadounidense, se lo conoce sobre todo por sus numerosas invenciones en el campo del electromagnetismo, desarrolladas a finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Tras su demostración de la comunicación inalámbrica por medio de ondas de radio en 1894 y después de su victoria en la guerra de las corrientes - alterna vs. continua -, cuando sentó las bases de la corriente alterna, fue reconocido ampliamente como uno de los más grandes ingenieros eléctricos de su país de adopción.

Su trabajo también sirvió en cierta medida para el desarrollo de la robótica, el control remoto, el radar, ciencias de la computación, la balística, la física nuclear, etc.

Durante largos años la fama de Tesla rivalizaba con la de cualquier inventor o científico de la historia o la cultura popular, pero debido a su personalidad excéntrica y a sus afirmaciones increíbles —a veces totalmente inverosímiles, y en ocasiones, falsas— acerca del posible desarrollo de innovaciones científicas y tecnológicas, terminó relegado al ostracismo y considerado un científico loco.

Nunca prestó mayor atención a sus finanzas y se dice que murió empobrecido en la ciudad de Nueva York en 1943, a los 86 años, aunque su legado se proyectó a través del tiempo. 

Nikola Tesla
Nikola Tesla

Debieron pasar 60 años para que su nombre volviera a ser noticia, ya que en julio de 2003, los ingenieros Martin Eberhard y Marc Tarpening fundaron una compañía que lleva su nombre en homenaje a sus inventos, y que tuvo y tiene como objetivo el diseño, fabricación y venta de automóviles eléctricos y sus componentes.

Al poco tiempo de la fundación de Tesla Inc. se sumó a la compañía Elon Musk, quien inicialmente invirtió 6,5 millones de dólares, que le permitieron convertirse en el presidente de la misma.

Durante largos años esta era descrita por analistas y la competencia como una empresa quijotesca, ya que pretendía fabricar autos eléctricos en una nación adicta a la gasolina.

Con Musk a la cabeza, la compañía estableció un plan en cuatro etapas:

• Comercializar un automóvil deportivo de alto rendimiento

• Dotarlo de un motor más potente que el de cualquier vehículo eléctrico.

• Diseñar un sedán de lujo

• Fabricar un automóvil eléctrico de bajo costo y de gran consumo

Durante los primeros cinco años de vida de la empresa se acumulaban las pérdidas, lo cual lo llevó en 2008 a negociar un salvataje con el gobierno de EE. UU. por casi u$s460 millones.

Pero en poco tiempo, la compañía se recuperó y ya en 2010 se convirtió en la primera de la industria automotriz estadounidense en salir a la bolsa desde 1956, cuando lo hizo Ford.

Ya en 2017 superó a esta última y a General Motors en convertirse, por un corto periodo, en la compañía automovilística más valiosa del país, pero luego enfrentó otro ejercicio de fuertes pérdidas por problemas operativos, del que logró recuperarse a lo largo del año pasado.

Ello, sumado al hecho de que los autos eléctricos han experimentado un verdadero boom en los últimos años gracias a la disminución del costo de los insumos para su fabricación, especialmente las baterías, y los esfuerzos de distintos gobiernos para reducir las emisiones en materia de transporte, hicieron posible que Tesla se convirtiera en uno de los grandes ganadores del mercado.

De hecho, que casi de la noche a la mañana se convirtió en el fabricante de autos (de cualquier tipo) más valioso del mundo, superando a gigantes como Toyota, Volkswagen y GM, entre otros. Hoy vale unos u$s500.000 millones.

Tesla se convirtió en la marca de automóviles más valiosa del mundo
Tesla se convirtió en la marca de automóviles más valiosa del mundo

Las acciones de Tesla

Esta circunstancia, que se vio respaldada por balances que se fueron fortaleciendo trimestre tras trimestre, despertó el interés de los inversores, por lo que Tesla terminó este año con una de las subas más llamativas del mercado tecnológico de Wall Street, pues rondará el 370 por ciento.

Cabe recordar que las acciones de Tesla se movieron entre julio de 2015 y septiembre de 2019 en un rango que iba de los 35 a los 75 dólares, pero se aceleró en octubre de 2019 y explotó al alza entre diciembre del año pasado y febrero de 2020, después de superar los máximos anteriores, cuando alcanzó los 193 dólares, con una suba del 150% en solo un mes.

Pero luego, el shock inicial generado por la expansión del coronavirus y su impacto en el mercado llevaron el precio de la acción hasta un mínimo de 70 dólares en apenas cuatro semanas.

Ya a fines de marzo, cuando el mercado volvió a tomar impulso, los inversores volvieron para comprar acciones de Tesla, todavía creyendo en el potencial de la compañía. A ello se suman los resultados de los últimos trimestres y la decisión de realizar el split de las acciones, que le permitió incorporar un nuevo perfil de inversores.

Para quienes siguen la acción en Buenos Aires bajo la forma de CEDEAR, los resultados también son más que satisfactorios, pues en igual lapso treparon nada menos que un 1.190%.

Luces de alarma

En medio de esta suba, el banco estadounidense JPMorgan ha fijado un nuevo precio objetivo para las acciones de Tesla, pues considera que el actual está muy por encima de su valor real.

En concreto, los analistas de la entidad lo han establecido en los 90 dólares, frente a los 610 dólares actuales. De esta forma, JPMorgan opina que el precio de los títulos de la firma norteamericana podría caer más de un 85%.

De acuerdo a Bloomberg, no existe un consenso claro sobre qué estrategia inversora seguir con las acciones de Tesla. Un tercio de los analistas espera que las acciones sigan subiendo, otro tercio considera que se mantendrán estables y otro tercio estima que descenderán abruptamente.

Junto a JPMorgan, solo GLJ Research y Williams Research consideran que el precio objetivo de Tesla está por debajo de los 100 dólares por acción. Pero su visión no es compartida por todos, ya que en el otro extremo se ubican firmas más optimistas, como Goldman Sachs y Northeast Securities, que consideran que la cotización se puede elevar hasta 750 y 700 dólares, respectivamente.

Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído