Aguinaldo 2022: ni dólar ni plazo fijo, ¿cómo invertir los pesos?

Empleados que pueden invertir parte de su aguinaldo tienen algunas opciones con cierto riesgo, que van más allá de comprar dólares o hacer plazo fijo
Por Mariano Jaimovich
24/06/2022 - 16,42hs
Aguinaldo 2022: ni dólar ni plazo fijo, ¿cómo invertir los pesos?

Para aquellos trabajadores que cobran el medio aguinaldo en junio, existen algunas alternativas de inversión que no necesariamente implican comprar dólares en billetes o realizar un plazo fijo.

Por eso, existen otras opciones para destinar los pesos de sobra con la premisa inicial de no perder poder de compra frente al avance de la inflación, que se encuentra en niveles elevados desde hace varios meses.

En este marco, se pueden comprar en pesos activos que representan fracciones, o ratios de conversión, de acciones mundiales que cotizan en el extranjero en dólares, llamados Cedears. O bien, bonos que ajustan por el movimiento de los precios de la economía o de la cotización del dólar oficial.

"Para armar una estrategia de toda cartera de inversión gana relevancia la conservación del capital mediante coberturas frente a la inflación y un potencial salto del tipo de cambio oficial", resume a iProfesional Roberto Geretto, economista y portfolio manager de Fundcorp.

Los Cedears de ETF, replican en pesos la cotización de los principales índices que cotizan en Nueva York
Los Cedears de ETF replican en pesos la cotización de los principales índices sectoriales que cotizan en Nueva York.

Invertir aguinaldo en Cedears de ETF

Los ahorristas que tienen la capacidad de soportar el riesgo de la variación diaria de la cotización de activos (renta variable), tienen la opción de adquirir los Cedears de ETF. Estos certificados se pueden adquirir en pesos y equivalen a "grupos" puntuales de activos que cotizan en Estados Unidos, Brasil o los países emergentes en general.

Los Certificados de Depósito Argentinos (Cedears), son instrumentos de renta variable que cotizan en el ByMA y representan a fracciones de acciones que cotizan en una bolsa del extranjero.

Dentro de este instrumento, existe una variedad que sigue a los Exchange Traded Funds (ETFs), que son los fondos de inversión cotizados y que representan grupos de papeles de determinado sector económico (energía, por ejemplo), origen puntual de los activos seleccionados o índice bursátil, que son conjuntos determinados de acciones con similares características.

Estos activos ajustan en base a dos variables: el valor del subyacente (ETF que representan) y del dólar contado con liquidación.

"Los ETF Cedears muestran como ventajas su gran volumen y buena liquidez. Así, se accede a un índice diversificado del exterior, por lo que se elimina el riesgo de operatoria local", recomienda Geretto.

Los Cedears permiten tener una cobertura de los ahorros al tipo de cambio del contado con liquidación.
Los Cedears permiten tener una cobertura de los ahorros al tipo de cambio del contado con liquidación.

Cedears ETF y su cobertura en dólares

También, al tratarse de un activo subyacente de un índice que cotiza en dólares, con los Cedears se tiene una protección respecto al tipo de cambio.

"Más allá que son un buen vehículo tanto para disminuir los riesgos del tipo de cambio como del mercado local, también sirven para poder acceder a compañías que cotizan en mercados del exterior", acota Geretto.

Por otro lado, la única desventaja que resalta es que se está dolarizando al contado con liquidación, que es un nivel de tipo de cambio alto si se lo compara con el valor oficial, debido a que se ubica en torno a los $240.

Pese a la fuerte baja que afronta en junio, el más recomendado es el Cedears de ETF de Energy Select Sector SPDR (XLE), que ofrece exposición a la industria energética de Estados Unidos, incluidos muchos de los mayores productores de petróleo del mundo.

Algunas compañías en este sector son Exxon Mobil (XOM), Chevron (CVX), EOG Resources (EOG), Schlumberger (SLB) y ConocoPhillips (COP), entre otros.

Los fondos dólar linked permiten invertir los pesos del aguinaldo en títulos que siguen al precio del dólar oficial.
Los fondos dólar linked permiten invertir los pesos del aguinaldo en títulos que siguen al movimiento del precio del dólar oficial.

Fondo Dólar Linked

Otra de las alternativas de inversión para destinar el aguinaldo, que no es dólar físico, ni plazo fijo, son los fondos comunes que ajustan por el movimiento del tipo de cambio oficial: FCI dólar linked.

El mayor riesgo que pueden afrontar es que el Gobierno determine como estrategia seguir atrasando al precio del dólar, política monetaria que puede seguir realizándose porque ya se ha empleado al tipo de cambio oficial como "ancla" para que no ascienda más la inflación.

"De todos modos, el Gobierno no podrá atrasar mucho al dólar por el acuerdo efectuado con el FMI, que también tiene como meta acumular reservas", reflexiona Geretto.

Para seleccionar estos fondos comunes, se recomienda analizar qué concentración de títulos públicos tiene en cartera frente a las obligaciones negociables (ON) de empresas, para poder tener una adecuada diversificación.

Los bonos nominados en dólares son otra forma de dolarizarse sin comprar divisas y además otorgan un renta.
Los bonos nominados en dólares son otra forma de dolarizarse sin comprar divisas y además otorgan un renta.

Bono en dólares (USD) 

La tercera y última opción sugerida por Geretto para destinar los pesos "extra" que otorga el aguinaldo, es comprar bonos soberanos en dólares.

"Existe una correlación negativa entre la brecha cambiaria y los precios de los bonos. En un buen escenario para la macroeconomía, se tendría que bajar la brecha y aumentar el precio de estos títulos, por lo que medido en pesos se ganaría por este último lado", reflexiona el analista.

En el escenario actual, considerado negativo, donde aumenta la brecha y cae el precio de los títulos en dólares, "en pesos se gana por el tipo de cambio implícito en los bonos".

En cuanto al retorno, Geretto propone al bono Global con vencimiento en el año 2030 y ley de Nueva York (GD30), debido a que ofrece 25% en dólares, "lo cual es muy alto".

"Los riesgos de estos bonos son la alta incertidumbre macro, donde el mercado estima que para el vencimiento, o antes, puede haber una nueva reestructuración agresiva. A ello le sumamos que en el corto plazo no hay noticias económicas que ayuden al precio de los bonos, por lo que se los puede tener en cartera un tiempo con el riesgo de no ganar ni por capital ni por intereses", concluye Geretto.-