iProfesional

Dólar MEP, blue y CCL: cuáles son las características de estos tipos de cambio y cómo adquirirlos

Si bien el dólar MEP, blue y CCL son tipos de cambios libres, existen marcadas diferencias entre cada uno, especialmente en la forma de obtenerlos
Por Ian Muñoz Pederzoli
10/02/2024 - 06:50hs
Dólar MEP, blue y CCL: cuáles son las características de estos tipos de cambio y cómo adquirirlos

Los tipos de cambio libres como el MEP, blue y CCL les permiten a los ciudadanos poder dolarizar sus ahorros sin restricciones o al menos muy bajas, siendo el blue el único verdaderamente "libre", aunque hay un gris sobre su legalidad, mientras que los otros presentan menos trabas en comparación a otros como el dólar oficial.

Desde iProfesional te contamos las características de cada uno y cómo adquirirlos.

Dólar MEP: qué es y cómo se adquiere

El dólar MEP consiste en adquirir un bono en pesos y luego venderlo en su variante en dólares, obteniendo un tipo de cambio "implícito". De esta forma, podés calcular el valor que pagaste dividiendo el precio en pesos que pagaste y los dólares que obtuviste. Por ejemplo, si por un activo pagaste $4.800 y obtuviste u$s4, el tipo de cambio al que accediste fue de $1.200 por dólar.

Asimismo, es importante tener en cuenta que a los valores se le debe sumar la comisión del bróker tanto por la compra como la venta del bono, variando desde el 0,5% hasta el 2% aproximadamente.

Esta alternativa a la compra de dólares tradicionales se transforma en una de las mejores alternativas para adquirir dólares, ya que prácticamente no tiene límites, tiene pocos requisitos y es un tipo de cambio 100% legal, permitiéndote comprar bienes registrables sin problemas como vehículos e inmuebles.

El dólar MEP es considerado un tipo de cambio libre
El dólar MEP es considerado un tipo de cambio libre

Para comprarlo podés hacerlo a través de un bróker o por home banking. En este último caso, deberás llevar a cabo los siguientes pasos:

  • Ingresar a tu homebanking y contar los fondos necesarios en pesos. Asimismo, es importante recordar que necesitarás tener una caja de ahorro o cuenta corriente en dólares habilitada en la misma entidad
  • Buscar la opción "Inversiones" o similar
  • Comprar los bonos en pesos (por lo general se usa AL30 o GD30), con liquidez inmediata y pesos
  • Esperar un día de parking
  • Repetir el procedimiento, pero seleccionando "Venta" y "Dólares" en lugar de pesos
  • Seleccionar el plazo de liquidación (suele ser aconsejable contado inmediato para tener el dinero en el momento) y confirmar la operación

Cabe recordar que, en algunos bancos, directamente aparece la opción "comprar dólar MEP" y todo este procedimiento lo hacen ellos de forma automática, pudiendo simplemente hacer clic en comprar y seleccionar los dólares deseados. Asimismo, suelen dar dos opciones: precio aproximado, ya que el valor de los bonos puede variar durante el parking o precio asegurado, en el cual el banco asume ese riesgo y te cobra una comisión.

En este último caso, si el precio se dispara por encima del plus abonado, el cliente gana porque obtiene los mismos dólares, mientras que si la operación genera más dólares (por ejemplo, sube el valor del bono en esta moneda) o el precio se mantiene estable gana el banco la posible diferencia más la comisión extra.

¿Qué es el dólar contado con liquidación y cómo se adquiere?

En palabras simples, es un tipo de cambio que consiste en una operación por la cual una persona física o jurídica puede cambiar pesos argentinos por dólares y llevarlos al exterior. Para esto, se debe comprar y vender acciones o títulos de deuda, como, por ejemplo, los bonos inyectados en el mercado por ANSES como el Bonar X.

Es decir, se compra con pesos un activo que cotice tanto en Argentina como en el exterior, haciendo la compra en la bolsa local y vendiéndolo en el exterior. Este tipo de cambio suele ser fundamental en los esquemas de fijación de precios, sobre todo por parte de las grandes empresas.

a
El dólar contado con liquidación permite comprar dólares y llevarlos al exterior

Dicha relevancia es lógica, ya que la mayoría de estas empresas provienen del exterior y, si bien pueden dejar parte de sus ganancias en el país, lo lógico es que deseen llevar parte de sus ganancias a su casa central o país de origen.

En cuanto al procedimiento para su adquisición es el siguiente:

  • Deberás contar con una cuenta comitente en el país y otra en el extranjero
  • El siguiente paso es ingresar los fondos a nuestra cuenta comitente en Argentina para posteriormente proceder a la compra de los dólares
  • Luego, con los fondos mencionados, deberás adquirir algún activo como bonos u acciones que coticen tanto en Argentina como en el exterior
  • Deberás solicitar al bróker o banco que transfiera dicho activo a nuestra cuenta en el exterior

Una vez que tengas los fondos en el exterior, tendrás que proceder a su venta y obtendrás dólares por dicha transacción. El precio que surge de la división de los pesos abonados por el activo dividido los dólares que obtuvimos, nos arroja un tipo de cambio implícito.

¿Qué es el dólar blue o paralelo y cómo se puede adquirir?

El dólar blue o paralelo es aquel que se puede obtener por fuera del sistema financiero, los cuales se adquieren en "cuevas" o "arbolitos", es decir, personas o lugares en los que se opera este tipo de cambio, por lo general, a un precio más caro que los tipo de cambio legales.

En pocas palabras, se trata de una cotización paralela al resto y el volumen que se opera es relativamente bajo. Este tipo de dólar no tiene ningún tipo de restricción, manejándose exclusivamente por la oferta y la demanda.

El dólar blue se rige por la oferta y la demanda
El dólar blue se rige por la oferta y la demanda

Sin embargo, en la actualidad, hay un gris en su legalidad. Antiguamente, era un tipo de cambio ilegal según la "Ley Penal Cambiaria" que establece una serie de sanciones para las personas que operan de esta forma, aunque en la realidad es una operatoria muy común.

Al ser un mercado bastante chico, su precio es fácilmente manipulable tanto al alza como a la baja. Es decir, personas con un poder adquisitivo medianamente alto podrían generar un shock de oferta o demanda, elevando considerablemente su precio o bajándolo abruptamente.

Esto ha generado que muchas personas se guíen por sus emociones y compren esta divisa con un sobreprecio o vendan en valores muy bajos por miedo a que "siga subiendo" o "siga bajando".

Por las características de este tipo de mercado, muchos economistas o especialistas sostienen que este tipo de cambio no tiene "relevancia" en la fijación de precios. No obstante, a pesar de que se trata de un mercado informal, suele repercutir fuertemente en los precios de la economía local, sobre todo en los pequeños comerciantes como también en las pequeñas y medianas empresas.

Es decir, este tipo de cambio suele tener una gran incidencia en la cotidianeidad de las personas, como por ejemplo en la compra y venta de teléfonos celulares o computadoras. También repercute en otros mercados como el inmobiliario y el automotriz, sobre todo en los vehículos de alta gama tanto nuevos como usados.

Para adquirirlo hay múltiples opciones, desde la compra entre particulares, ya sea entre conocidos o acudiendo a los "arbolitos" o asistir presencialmente a negocios que se dedican a esta operatoria u ofrecen este servicio como, por ejemplo, joyerías.