Estos son 5 de los mejores restaurantes argentinos, según un ranking internacional

Los 50 Best Latam, la lista que elige los mejores restaurantes de la región, sumó este año, cinco nuevos lugares entre el puesto 50 y el 100
Por Silvina Reusmann
04/11/2022 - 19,32hs
Estos son 5 de los mejores restaurantes argentinos, según un ranking internacional

Se anunciaron los restaurantes que entraron en la segunda parte de la lista que elige todos los años a los mejores de Latinoamérica. Cinco fueron los restaurantes argentinos que entraron del puesto 50 al 100 de la lista que se completará con los 50 primeros en una ceremonia que tendrá lugar el 15 de noviembre en la ciudad mexicana de Mérida.

Debido a la pandemia, en 2021 se realizó una ceremonia especial donde se premiaron a los restaurantes que alguna vez fueron parte de la lista (aunque algunos de ellos, como Tegui o 1884, ya cerraron). Este año, varios seguramente vuelvan a estar presentes; otros aparecerán por primera vez y por lo menos uno, seguramente entre en el Top 10. Si hoy hubiera que levantar apuestas, Don Julio sería de los favoritos junto con Chila, Julia y Aramburu cerquita.

A continuación, te contamos sobre los cinco restaurantes que hay que conocer para vivir una experiencia memorable.

Restaurante Alo’s: el mejor de zona norte. Puesto N° 53

Su menú se construye a partir de productos de estación

El restaurante del chef Alejandro Feraud fue el mejor posicionado del grupo. Con una cocina a la vista, el salón siempre lleno y un servicio que funciona como un reloj, Alo´s es la joya culinaria de zona norte. Su menú se construye a partir de productos de estación, que llegan desde todo el país. Feraud hace una cocina que fusiona distintos tipos de cocción, texturas y sabores que dan como resultado un plato siempre exquisito, original y bello.

El restaurante del chef Alejandro Feraud fue el mejor posicionado del grupo

Cuenta con una cava que suma etiquetas tanto de bodegas grandes como de pequeños productores. La pastelería es otro de los puntos fuertes del lugar con postres exquisitos y sorprendentes. Los platos son sofisticados y elegantes, donde cada ingrediente tiene importancia. Si bien la carta es flexible ya que trabaja con productos frescos, entre los favoritos están la pesca con curry de zanahorias; el pato con papa, huevo y quinotos, y de postre, mandarina, granada y yogur. Al lado funciona un almacén de productos para poder revivir un poco de la experiencia del restaurante en el hogar. Avenida Almirante Blanco Encalada 2120, San Isidro, Bs.As.

Restaurante Anafe: la nueva generación de cocineros. Puesto N° 55

En Anafe hay muy rica comida, bien preparada y con la mejor materia prima

Cuando Micaela Najmanovich y Nicolás Arcucci abrieron en 2017 su restaurante a puertas cerradas, en un departamento de Colegiales, ya se vislumbraba el potencial que tenían. Unos años más tarde, y con la pandemia llevándose puesto todo, inauguraron un local propio sobre Virrey Avilés que pronto se convirtió en el favorito del barrio. Con sus platos de estación y su selección de platitos para compartir (el paté es un hit desde el día 1), estos jóvenes cocineros levantaron la bandera de los sub30 y siguen subiendo la vara.

Hay pescados y mariscos que llegan frescos desde Mar del Plata

Acá no hay nombres rimbombantes ni deconstrucciones gastronómicas, en Anafe hay muy rica comida, bien preparada y con la mejor materia prima de productores que elaboran sus productos con el máximo respeto y dedicación. Hay pescados y mariscos que llegan frescos desde Mar del Plata; ciervo; quesos de Ventimiglia, La Suerte y El Abascay; verduras de La Anunciación y productos poco conocidos como el topinambur o el apionabo que se integran a los platos para que el comensal descubra otros sabores locales. Anafe es un restaurante pequeño con un gran corazón, sin maquillajes y que representa el buen momento de la gastronomía argentina. Virrey Avilés 3216, CABA.

Restaurante Anchoita: la recuperación de la cocina argentina. Puesto N° 73

De la imaginación obsesiva de Enrique Piñeyro surgió Anchoita, el restaurante que lleva adelante una de las investigaciones sobre cocina argentina más grande del país. La encargada de tan faraónica tarea es Carina Perticone, especialista en antropología de la comida, quien estudia, viaja y recupera saberes y secretos de la cocina local. En Anchoita hay pescados que llegan al día siguiente de ser pescados en Mar del Plata, fresquísimos y que se cocinan en su punto justo para poder apreciar el sabor de cada variedad (la anchoa de banco es un majar poco conocido). Hay un chipá relleno que ya es un clásico; una suculenta selección de carpaccios de distintas carnes; variedades de quesos de todo el país y una carta de vinos que está a la altura del menú.

Hay pescados que llegan al día siguiente de ser pescados en Mar del Plata

Es verdad que hay que hacer reserva con mucha antelación pero a quienes no les molesta cenar tarde, pueden ir a buscar una mesa que se desocupe fuera del horario pico. Lo ideal es hacer tiempo en Anchoita Cava, que queda a media cuadra y tomar unas copas de vino con algún platito de la charcurterie. Durante el día, también merece una visita Anchoita Panadería donde van a encontrar panes increíbles, café de especialidad, un helado de pistacho que ranquea entre los mejores del país, algunas facturas y muchas cosas ricas. Juan Ramírez de Velasco 1520, CABA.

Restaurante Niño Gordo: parrilla asiático-argenta. Puesto N° 75

Niño Gordo combina lo mejor de varios mundos: parrilla porteña, carne argentina y sabiduría milenaria

¿El restaurante más instagrameable de Buenos Aires? Probablemente. Mix entre Blade Runner y el universo de Miyazaki, Niño Gordo combina lo mejor de varios mundos: parrilla porteña, carne argentina y sabiduría milenaria. Ese combinado da como resultado platos muy sabrosos para disfrutar, preferentemente en la barra (el mejor lugar) y recién salidos de los fuegos. Pedro Peña y Germán Sitz, también dueños de La Carnicería y Chori, entre otros, tienen la enorme habilidad de crear conceptos, no restaurantes. Materializan ideas que funcionan en distintos niveles, cada una con identidad y vida propia.

No hay que irse sin probar el tataki de bife que viene con yema, wasabi y shiso

Desde la deco del lugar hasta los mantelitos de papel, el rojo rabioso que domina la escena y su emblemática pecera: sentarse a cenar allí es sumergirse en un maravilloso universo paralelo. Su entrada a la lista es merecida porque la propuesta difiere de lo conocido, divierte y dan ganas de volver. No hay que irse sin probar el tataki de bife que viene con yema, wasabi y shiso; la pesca a la plancha con boniato, curry y berberechos, y el bife de chorizo con arroz, wakame, lechuga y ssamjang. Sabores potentes, con personalidad que conquistan paladares, ideales para acompañar con el trago de la casa, el Niño Gordo y Mamado o con un Pedro Piña. De postre, flan con miso y crema, porque si hay flan, no importa en qué versión, se pide flan. Thames 1810, CABA.

Restaurante El Baqueano: un proyecto 360°. Puesto N° 80

 En El Baqueano, la cocina es la expresión de valores y busca generar conciencia

El reconocido restaurante de Fernando Rivarola y Gaby Lafuente se mudó de San Telmo y se instaló en Salta con un proyecto mucho más ambicioso que incluye un mirador, un centro de enseñanza, una biblioteca de gastronomía, un mapa de productores y el compromiso con cada plato que los convirtió en referentes de la nueva cocina argentina. Carnes de llama y de yacaré, frutas y verduras de estación, muchas legumbres, trazabilidad en todos sus productos y respeto por el ecosistema social y cultural que los rodea. La cocina como expresión de valores, algo que trasciende el mero hecho de dar de comer y busca generar conciencia y al mismo tiempo, emoción. Porque cuando uno se emociona con un bocado, vuelve y recuerda y se despierta sensaciones que completan la experiencia.

El reconocido restaurante de Fernando Rivarola y Gaby Lafuente se mudó de San Telmo y se instaló en Salta

El Baqueano ya estuvo en esta lista entre los mejores de la región cuando estaban en Buenos Aires y ahora tiene su merecido regreso. El mismo trabajo que Rivarola lleva adelante en la cocina, la sommelier Gabriela Lafuente lo despliega en la carta de vinos que trabaja con las mismas ideas para ayudar a quienes visitan el lugar a descubrir una nueva dimensión. Teleférico San Bernardo, Salta.

Temas relacionados