Más artículos

Inglaterra y Estados Unidos acusan a Rusia de robar información sobre la vacuna

Inglaterra y Estados Unidos acusan a Rusia de robar información sobre la vacuna
Según informaron diversos medios internacionales, habría grupos de piratas informáticos de origen ruso trabajando para robar la investigación de la vacuna
Por iProfesional
16.07.2020 13.22hs Health & Tech

La carrera para encontrar la vacuna contra el coronavirus es mundial. Hay más de cien investigaciones en curso que se han puesto como objetivo encontrar una inmunización contra el Covid-19. Muchas de ellas se encuentran en fases avanzadas de estudio, pero todavía queda un largo camino por recorrer.

Son muchas las compañías farmacéuticas y las organizaciones médicas de diversos países que se encuentran trabajando en este campo. Diariamente se conocen noticias acerca de resultados positivos de ciertos estudios o de nuevas líneas de investigación relacionadas a la potencial inmunización, que sería la única forma de detener la expansión masiva del coronavirus a futuro. 

En ese contexto, este jueves algunos medios internacionales publicaron una noticia impactante. Los gobiernos de Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá han acusado a Rusia de intentar robar la investigación de la vacuna contra el coronavirus. De este modo, abrieron un frente de tensión que envolverá al mundo y en el que todavía no ha habido una respuesta por parte de las autoridades rusas.

Las agencias de inteligencia de Canadá, Estados Unidos y Gran Bretaña acusan a agentes rusos de robar información de investigaciones
Las agencias de inteligencia de Canadá, Estados Unidos y Gran Bretaña acusan a agentes rusos de robar información

Según la Agencia de Seguridad Nacional existe un grupo de piratería informática conocido como APT29, que a su vez tiene un proyecto titulado Cozy Bear, ambos asociados con la inteligencia rusa. De acuerdo a lo difundido por medios como The New York Times y The Telegraph, este grupo habría aprovechado la situación de crisis generada por el Covid-19 y habría tratado de robar información de organizaciones médicas.

Los piratas informáticos habrían utilizado métodos como spear phishing y malware para intentar acceder a la información relacionada a estos estudios. Trabajarían, para las agencias de inteligencia de dichos países, con un código conocido como "WellMess" y "WellMail". Una de las características de este código sería la posibilidad de continuar con el acceso a la información aún después de que se ha cifrado, es decir que una vez que ya han ingresado podrían seguir haciéndolo aunque las organizaciones traten de proteger los datos. 

En relación a esta severa acusación, el director de operaciones del Centro Nacional de Seguridad Cibernética de Gran Bretaña, Paul Chichester, afirmó: "condenamos estos ataques despreciables contra quienes realizan un trabajo vital para combatir la pandemia de coronavirus".

Por su parte, la directora de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus iniciales en inglés), afirmó que "APT29 tiene una larga historia de apuntar a organizaciones gubernamentales, diplomáticas, de grupos de expertos, de atención médica y de energía para obtener inteligencia, por lo que alentamos a todos a tomar en serio esta amenaza y aplicar las mitigaciones emitidas en el aviso".

Actualmente hay más de cien investigaciones en relación al coronavirus en el mundo
Actualmente en el mundo hay más de cien investigaciones en relación al coronavirus 

Si bien no se ha podido probar de manera fehaciente que Cozy Bear esté relacionado en forma directa al gobierno ruso, para las agencias de Gran Bretaña y Estados Unidos, los "hackers" serían, casi seguro, parte de la inteligencia rusa.

Cabe mencionar que, de acuerdo a lo publicado por The New York Times, expertos en el tema han indicado que la intención de los piratas informáticos habría sido únicamente copiar información. Esto significa que no habrían tratado de dañar los sistemas de búsqueda de las organizaciones médicas o académicas.

Según informó el diario neoyorquino, los piratas no serían los únicos trabajando en este objetivo. El gobierno estadounidense había advertido acerca de los supuestos esfuerzos de China e Irán para robar datos sobre la investigación de las vacunas.