Más artículos

Covid-19: ¿cómo se relaciona la vitamina D con el fortalecimiento del sistema inmune?

Covid-19: ¿cómo se relaciona la vitamina D con el fortalecimiento del sistema inmune?
La vitamina D es una de las que contribuye a mantener fortalecido el sistema inmunitario, de modo que pueda mantener las defensas altas
Por iProfesional
14.10.2020 15.44hs Health & Tech

El sistema inmune es lo único que protege al cuerpo de no enfermarse y que trata de defenderlo cuando se enferma. 

Los factores que contribuyen a tener un sistema inmune que sea fuerte y que pueda cumplir su función son muchos y operan entre sí. Uno de esos factores es la alimentación, dado que es la única manera de obtener los nutrientes necesarios para que todo el cuerpo, y el sistema inmunitario particularmente, funcione de la manera adecuada y eficiente. 

La vitamina C y la vitamina D son dos de los nutrientes que mayor intervención tienen en el fortalecimiento del sistema inmunitario.

De este modo, mantener niveles adecuados de vitamina D es imprescindible para la salud. Para obtener vitamina D de manera natural, la fuente principal es la exposición controlada al sol, que ayuda a que el cuerpo pueda sintetizarla. También hay algunos alimentos que contienen vitamina D, aunque lo ideal es que haya una combinación de dieta balanceada y exposición al sol.

La exposición al sol es una de las principales fuentes de vitamina D
La exposición al sol es una de las principales fuentes de vitamina D

De acuerdo a lo publicado por el sitio Maldita.es, una experta en biotecnología ambiental señala que existen dos tipos de vitamina D: la D3 y la D2. La vitamina D3 se encuentra presente en los tejidos animales (huevos, salmón, atún, por ejemplo) y se activa con la luz solar, mientras que la D2 está presente en tejidos vegetales (champiñones y otros hongos). 

La vitamina D es la encargada de fijar el calcio al hueso y evitar posibles enfermedades como la osteoporosis, el raquitismo o la osteomalacia (reblandecimiento de los huesos). Diversas investigaciones han asociado su déficit con el riesgo de sufrir algunos tipos de cáncer y complicaciones cardiovasculares. 

Con todas esta información, entonces, es posible afirmar que la vitamina D se necesita para que la respuesta del sistema inmunitario sea adecuada. Pero hay que tener en cuenta que no es un milagro, y mucho menos vuando se consume a través de suplementos. Diversas investigaciones han tratado de probar la relación entre la toma de suplementos y una menor predisposición a tener ciertas enfermedades, pero todavía no se han hallado resultados concluyentes. 

Déficit de vitamina D

La deficiencia de vitamina D causa raquitismo en niños en crecimiento y osteomalacia en adultos. Si bien es posible que ambas patologías aparezcan como consecuencia de una deficiencia de calcio y vitamina D en la dieta, se considera que la causa central es la exposición limitada a la luz solar.

La relación entre la vitamina D y el COVID-19

Muchas veces se ha escuchado que el déficit de vitamina D predispone a contraer ciertas enfermedades y evolucionar negativamente. No obstante, aunque en teoría esto es cierto, es difícil probarlo, ya que a veces no se sabe si esa insuficiencia es causa o consecuencia de la enfermedad. Así lo explicaron algunos expertos a Maldita.es.

Los estudios indican que no existen motivos para tomar suplementos alimenticios
Los estudios indican que no existen motivos para tomar suplementos alimenticios

"Con respecto alCOVID-19, la epidemia llegó en invierno, cuando los niveles de vitamina D son más bajos; pero en verano no ha disminuido la tasa de infectividad del virus", explica el virólogo consultado. "Puede parecer paradójico que en países nórdicos como Noruega la incidencia de infección haya sido menor que en España o Italia; pero, en realidad, en esos países los suplementos de vitamina D son más sistemáticos, y no es así en España, donde tenemos un déficit general en los niveles de vitamina D".

¿Tomar suplementos sí o no?

Por el momento, no hay evidencia de que ningún medicamento vitamina o suplemento pueda prevenir o curar la infección por coronavirus. La información de la que se dispone hasta ahora permite señalar medidas que reducen el riesgo de contagio, pero ninguna incluye tomar suplementos de vitaminas. 

En otras palabras, no existe evidencia científica de que la toma de suplementos de vitamina D (sin tener déficit de la misma) se pueda utilizar para prevenir o tratar el Covid-19 o prevenga su contagio. 

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la relación de la vitamina D con la prevención de infecciones respiratorias en general, "la suplementación con vitamina D para prevenir infecciones del tracto respiratorio no se hace de manera rutinaria". "Para que esta intervención fuera efectiva, tendría que hacerse de forma continuada, antes de que empiece la infección respiratoria", continúa el informe.

Otra investigación realizada en este sentido se ha publicado en la revista científica JAMA Network Open en septiembre de 2020. De acuerdo a los resultados de este estudio, "la vitamina D fortalece la inmunidad innata, por lo que podría disminuir la infección y transmisión de Covid-19". Además, los expertos a cargo de este trabajo indican que "la deficiencia de vitamina D podría estar relacionada con el riesgo de sufrir una infección por coronavirus". Aún así, los autores señalan que hacen falta más ensayos clínicos aleatorios para determinar si reducir la deficiencia de vitamina D podría, a su vez, minimizar la incidencia de infección por SARS-CoV-2. En ningún momento recomiendan la suplementación en la población general.