Qué es la parosmia, otro síntoma de lo que se conoce como "Covid prolongado"

Qué es la parosmia, otro síntoma de lo que se conoce como "Covid prolongado"
La infección por coronavirus provoca una serie de síntomas, que varían entre un paciente y otro, pero también deja secuelas que se manifiestan distinto
Por iProfesional
28.12.2020 14.40hs Health & Tech

La infección por coronavirus provoca una diversidad de síntomas en las personas que la contraen. Desde problemas respiratorios hasta cansancio y fatiga, el coronavirus se manifiesta de manera diferente entre paciente y paciente. 

De la misma manera sucede en el período post infección, es decir, una vez que la persona ya se ha recuperado del cuadro agudo. Hay quienes se recuperan rápidamente y dejan atrás completamente al virus, pero también hay quienes sufren secuelas que duran semanas e incluso meses luego de la recuperación del cuadro más severo. 

Dentro de las secuelas que pueden quedar luego del cuadro agudo se han reportado la pérdida del olfato y del gusto, que en algunas personas ha permanecido por un tiempo, la fatiga, el cansancio y la dificultad para respirar. 

A estos síntomas se suma ahora una nueva manifestación, conocida como parosmia. El término parosmia hace referencia a un fenómeno en el que las personas informan sentir olores desagradables, aún cuando no están presentes en el ambiente. Esto sucede aún meses después de haber padecido la enfermedad. 

La parosmia se encuentra dentro del grupo de los efectos producidos por el llamado "Covid prolongado" y puede provocar la sensación de oler azufre, pescado, productos en mal estado o tostadas quemadas. 

La parosmia provoca la sensación de sentir olores que no están allí
La parosmia provoca la sensación de sentir olores que no están allí

Según el sitio Healthline, la parosmia es un término que se usa para describir las condiciones de salud que distorsionan su sentido del olfato. 

La parosmia a veces se confunde con otra afección llamada fantosmia, que hace que la persona sienta un olor "fantasma" cuando no hay olor presente. La parosmia es diferente porque las personas que la padecen pueden detectar un olor presente, pero el olor les huele mal o desagradable.

La mayoría de los casos de parosmia se manifiestan después de que la persona se recupera de una infección. La gravedad de los síntomas varía de un caso a otro.

Quienes tienen parosmia tienen como síntoma principal la sensación de un olor fétido persistente, especialmente cuando hay comida cerca. También puede que sientan dificultades para reconocer o notar algunos aromas en su entorno, como resultado del daño a sus neuronas olfativas.

Otras causas de la parosmia, además del Covid

La parosmia generalmente ocurre después de que las neuronas detectoras de olores, también llamadas sentidos olfativos, han sido dañadas debido a un virus u otra condición de salud. Estas neuronas recubren la nariz y le "dicen" a su cerebro cómo interpretar la información química que forma un olor. El daño a estas células cambia la forma en que los olores llegan al cerebro.

Los bulbos olfativos debajo de la parte frontal del cerebro reciben señales de estas neuronas y le dan al cerebro una señal sobre el olor: ya sea agradable, tentador, apetitoso o asqueroso. Estos bulbos olfatorios pueden dañarse, lo que puede provocar parosmia.

Tabaquismo y exposición a sustancias químicas

El sistema olfativo puede sufrir daños por fumar cigarrillos. Las toxinas y las sustancias químicas de los cigarrillos pueden causar parosmia con el tiempo.

Por esta misma razón, la exposición a productos químicos tóxicos y altos volúmenes de contaminación del aire pueden provocar el desarrollo de parosmia.

El tabaquismo puede producir parosmia con el tiempo
El tabaquismo puede producir parosmia con el tiempo

Lesión en la cabeza o trauma cerebral

La lesión cerebral traumática (TBI) se ha relacionado con el daño olfativo. Si bien la duración y la gravedad del daño dependen de la lesión, una revisión de la literatura médica indicó que los síntomas de parosmia después de una lesión cerebral traumática no son infrecuentes. El traumatismo cerebral también puede ser causado por el daño causado por una convulsión , lo que lleva a la parosmia.

Infección bacteriana o viral

Una de las causas de los síntomas de la parosmia es el daño olfativo por un resfriado común u otro virus. Las infecciones de las vías respiratorias superiores pueden dañar las neuronas olfativas. Esto sucede con mayor frecuencia en personas de mayor edad.

Temas relacionados
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído