Más artículos

Cuidado: así estás dañando tu corazón día a día sin siquiera darte cuenta

Cuidado: así estás dañando tu corazón día a día sin siquiera darte cuenta
Las patologías cardiovasculares son las principales causas de muerte a nivel mundial y hay muchos hábitos que dañan el corazón a diario
Por iProfesional
08.01.2021 14.17hs Health & Tech

Las enfermedades cardiovasculares todavía son una de las principales causas de muerte en todo el mundo. 

De hecho, la cardiopatía isquémica (infarto de miocardio y angina de pecho) es la primera causa de fallecimientos en el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Entre las enfermedades del corazón, el infarto de miocardio afecta más a mujeres que a varones a partir de los 55 años. Se trata de una dolencia que aumenta de forma drástica tras la menopausia y que, actualmente en España, supone la segunda causa de muerte femenina. Además, en 2018 fallecieron por esta patología más de 9 millones de personas, aproximadamente el 10% de las muertes a nivel mundial.

Hábitos que dañan a tu corazón

Hay muchos hábitos o trastornos que pueden dañar al corazón y son conocidos. Hacer poco ejercicio, tener obesidad o hipertensión, por ejemplo, son condiciones que resultan perjudiciales para la salud cardiaca y que todas las personas conocen que se comportan de esta manera en el cuerpo

Sin embargo, hay hábitos que son muy frecuentes, que también dañan la salud del corazón y que no todas las personas lo saben. 

Revertir esos hábitos puede ser positivo para el organismo, tanto en el presente como a futuro, ya que puede prevenir la aparición de una gran cantidad de enfermedades.

Consumo de grasas saturadas

¿Qué son las grasas saturadas? Para entender por qué son perjudiciales las grasas saturadas es importante saber qué son y cómo se procesan en el organismo.

Se trata de lípidos en los que la mayor parte de sus átomos de carbono están unidos por un enlace simple en vez de por uno doble. De aquí viene el término saturadas, ya que los dos enlaces que faltan están ocupados por átomos de hidrógeno. Se encuentran, sobre todo, en productos de origen animal y suelen tener un punto de fusión más elevado que otros tipos de grasa. Esto provoca que la creencia general sea que son sólidas a temperatura ambiente, mientras que los demás tipos son líquidas.

Roncar

Aunque este hábito parece inofensivo para la persona que lo padece, excepto en quienes tienen apnea del sueño, hay numerosas investigaciones que han revelado que los ronquidos provocan engrosamiento o anomalías en las arterias carótidas, que son las que están localizadas en el cuello y llevan la sangre a la cabeza, el cerebro o los músculos faciales.

De hecho, la Fundación Española del Corazón (FEC) relaciona el síndrome de apneas-hipopneas del sueño con un mayor riesgo cardiovascular porque, al dejar de respirar durante el sueño, baja el nivel de oxígeno en la sangre, lo cual produce una situación de estrés cardiovascular que afecta a todo el organismo. 

Roncar mientras se duerme puede ser perjudicial para la salud del corazón
Roncar mientras se duerme puede ser perjudicial para la salud del corazón

Estrés

El estrés es una reacción natural del cuerpo en determinadas circunstancias. Sin embargo, cuando se prolonga por mucho tiempo y se mantiene, puede provocar efectos adversos en el organismo, sobre todo en la salud cardiovascular. 

El estrés, con el paso del tiempo, se convierte en crónico y puede provocar problemas de hipertensión arterial, arritmias e incluso favorecer enfermedades como isquemias cerebral (ictus), infarto o angina de pecho. Además, este factor obliga al corazón a trabajar de manera más forzada, por lo que tensa los músculos, incrementa la frecuencia cardíaca, aumenta la presión arterial y por lo tanto demanda más oxígeno.

Higiene bucal

La incorrecta higiene bucal puede estar relacionada con un mayor riesgo de padecer hipertensión o incluso alguna patología cardiovascular. De hecho, la periodontitis -que es la infección profunda de las encías, hace que se inflamen y destruye el tejido hasta la pérdida del diente- está relacionada con la enfermedad cardiovascular porque la infección de las encías podría pasarse a la sangre y llegar a todas las arterias.

Lavarse los dientes previene patologías bucodentales, pero también cardiacas
Lavarse los dientes previene patologías bucodentales, pero también cardiacas

De hecho, desde muchas entidades científicas, como la Sociedad Española de Cardiología (SEC), afirman que es igual de importante el control de la presión arterial o del colesterol como el cuidado de las encías. Esta recomendación la han hecho en base a publicaciones recientes, que ponen de manifiesto que las enfermedades periodontales y cardiovasculares comparten factores de riesgo como el tabaco o la diabetes.

Así, lavarse los dientes es una manera eficaz de prevenir una gran cantidad de trastornos, muchos de los cuales se manifiestan en la boca, y otros tantos que pueden aparecer en otras partes del cuerpo, como en el corazón.

Temas relacionados
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído