Mandioca: 5 propiedades desconocidas, por qué no debés consumirla cruda y recetas para incorporarla en tu dieta

La mandioca es un tubérculo muy consumido en algunas regiones de América Latina y tiene diversas propiedades beneficiosas para la salud
Por iProfesional
06/03/2022 - 19,17hs
Mandioca: 5 propiedades desconocidas, por qué no debés consumirla cruda y recetas para incorporarla en tu dieta

La mandioca o yuca es un tubérculo que se cultiva fundamentalmente en países tropicales de continentes como Asia y América. A nivel local, en Argentina, se consume mucho en el norte del país, en las provincias que lindan con Brasil y Paraguay, mientras que en el resto de los distritos es menos frecuente su consumo.

De todas maneras, por los beneficios que se le atribuyen a la yuca, actualmente se ha difundido un poco más su incoporación en las dietas.

Cuáles son los beneficios que se le atribuyen a la mandioca

A la yuca se le atribuyen diversos beneficios que derivan de su consumo.

El alto valor energético que tiene la mandioca la convierte en un alimento muy recomendable para el consumo de los deportistas, así como también para situaciones que requieren de un gran desgaste físico y mental. 

La mandioca en la digestión

Se trata de un tubérculo fácil de digerir. A la mandioca se le atribuyen propiedades para curar o prevenir problemas relacionados con el aparato digestivo, tales como la acidez, el estreñimiento o las úlceras.

La mandioca puede ser un buen aliado para quienes padecen ciertos trastornos digestivos. Contiene unas sustancias conocidas como saponinas, que ejercen una función astringente, por lo que resulta adecuada en caso de colitis o diarreas.

Además, es un alimento fácil de digerir, por lo que su consumo está recomendado en aquellas personas que sufren de problemas digestivos, como por ejemplo en caso de gastritis, acidez estomacal, úlcera o colitis.

EL consumo de mandioca
El consumo de mandioca puede ayudar a quienes tienen problemas digestivos

La mandioca actúa como desintoxicante y depurativo: gracias a su contenido en resveratrol, reduce los niveles de colesterol "malo" y mejora la circulación de la sangre, aumentando la producción de plaquetas.

La mandioca puede ayudar a las personas celíacas

La mandioca es un alimento que puede sustituir a los cereales y que no contiene gluten. Es por eso que se posiciona como una gran alternativa para las que personas celíacas puedan incluir en su alimentación.

Este último punto es esencial, dado que son muchas las personas que tienen celiaquía o intolerancia al gluten y que deben dejar ciertos productos fuera de su alimentación. Conocer qué alimentos reemplazan a los productos que contienen gluten es importante para que este grupo de personas pueda cuidar su salud y alimentarse adecuadamente.

De todos modos, en cualquier caso siempre es recomendable hacer una consulta con un profesional de la salud. Solo los expertos sabrán qué es mejor para cada paciente, de acuerdo a las características que tiene, a las patologías que padece o a las cualidades de su cuerpo.

¿Y en el embarazo?

Se trata de un tubérculo que contiene una gran cantidad de ácido fólico, por lo que se presume que su consumo es positivo para las mujeres embarazadas o estàn en periodo de lactancia.

Las
El consumo de mandioca puede impactar positivamente en el embarazo

Ayuda a quienes tienen diabetes

Diabéticos: contiene mucha fibra, por lo que permite ralentizar la velocidad con la que el azúcar se absorbe en la sangre. Además, es de bajo índice glucémico, por lo que se recomienda en personas que padecen diabetes tipo II.

La mandioca en el metabolismo

Dado que contiene vitaminas del grupo B, la mandioca ayuda a mantener equilibrado el metabolismo.

Cuál es el valor nutricional de la mandioca

La mandioca es almidón casi puro, lo que implica que está compuesta casi por completo de carbohidratos. Es un tubérculo que contiene solo pequeñas cantidades de proteínas, grasas y fibra.

Debido a su falta de proteínas y nutrientes, es nutricionalmente inferior a la mayoría de los granos y harinas. De hecho, se la considera como de calorías "vacías", debido a que proporciona energía casi sin nutrientes esenciales.

Cuál es el origen de la mandioca

La mandioca proviene de la familia de las llamadas euforbiáceas. Una de las variedades de yuca que más se utiliza en la cocina es la denominada como dulce (manihot utilissima) y de la que se obtiene la tapioca (manihot esculenta).

Cabe mencionar que la mandioca fue uno de los primeros cultivos domesticados en América. De hecho, la primera evidencia del cultivo data hace 4.000 años en Perú, país que también tiene una gran historia en el cultivo y consumo de papa y camote, entre otros tubérculos.

La mandioca se cultiva
La mandioca se cultiva en diversas regiones de Asia y América

Mandioca: ¿hay alguien que no pueda comerla?

Al ser un alimento de gran valor y contenido calórico y con gran cantidad de hidratos de carbono complejos, aquellas personas que llevan una dieta que excluye estos nutrientes deben tener cuidado con la mandioca.

Un punto clave sobre el consumo que se debe tener en consideración: se trata de un alimento que se debe comer siempre cocido y nunca crudo.

¿Por qué? El motivo es que la mandioca, en su composición, tiene grandes cantidades de cianuro, que se pierden una vez cocido el tubérculo. Es por eso que se debe comer siempre yuca cocida y nunca cruda.

Cómo preparar la mandioca

En general, la mandioca se consume cocida, como puré o acompañada de alguna salsa. Sin embargo, hay una gran cantidad de formas de cocinar y de comer este tubérculo, dado que se trata de un alimento muy versátil.

Se puede comer trozada, fruta, guisada con otros ingredientes -igual que se incluye la papa o la bata en un guiso- o incluso tostada. En otras palabras, existen muchas formas de consumirla.

Cabe mencionar, además, que con la mandioca también se hace harina. Con ese ingrediente se preparan productos panificados y preparaciones de pastelería. La harina puede ser consumida por las personas con celiaquía sin inconvenientes, por lo que se trata de un producto que deben tener en cuenta.

Por último, la yuca puede ser un perfecto acompañamiento de carnes, huevos o pescados si se cuece o guisa con otras verduras o se condimenta con especias. 

La harina de mandioca
La harina de mandioca es una de las formas de consumir este tubérculo

En la cocina

Las formas de cocinar la mandioca, de prepararla y agregarla a los platos que se consumen en el día a día, no es nada difícil. Al igual que sucede con otros ingredientes que son típicos de ciertas zonas del país o del mundo, solo es cuestión de probar, de abrir el abanico de posibilidades al momento de cocinar y de querer incluir nuevos ingredientes. 

Tal como se mencionó, la mandioca es versátil, como la papa o la batata, por lo que incorporarla a la dieta es más fácil de lograr que otros productos alimenticios. De todos modos, para facilitad la tarea, aquí hay algunas recetas que pueden hacer que la incorporación de la yuca sea más sencilla y permita crear nuevas recetas.

La preparación de la mandioca es similar a la de la papa, solo puede tardar un poco más
La preparación de la mandioca es similar a la de la papa, solo puede tardar un poco más

¿Para qué se usa la mandioca?

La mandioca tiene diversos usos en la cocina, no solo se emplea como ingrediente en las recetas, sino también de otras formas.

  • Pan sin gluten y sin granos: la harina se puede usar en recetas de pan, aunque a menudo se combina con otras harinas.
  • Pan: a menudo se usa para hacer pan en países en desarrollo. Con diferentes ingredientes, puede usarse como desayuno, cena o postre.
  • Postres: sus perlas se utilizan para hacer budines, postres, bocadillos o tés.
  • Espesante: se puede usar como espesante para sopas y salsas. Es barato y tiene un sabor neutro.
  • Agente aglutinante: se agrega a las hamburguesas, nuggets y masa para mejorar la textura y el contenido de humedad, atrapando la humedad en forma de gel.

Cómo preparar mandioca: algunas recetas

Mandioca frita

Estos son los ingredientes que se necesitan para preparar yuca frita, un plato que se puede emplear como guarnición o para enriquecer una picada, por ejemplo:

  •  ½ kilo de mandioca
  • Sal y pimienta blanca al gusto
  • Aceite c/n
  • Para la mayonesa de ajo
  • Una yema de huevo
  • Jugo de un limón
  • Sal y pimienta al gusto
  • Un diente de ajo
  • 150 mililitros de aceite de oliva

Así se prepara la mandioca frita

  • Para empezar a hacer esta receta, se debe pelar y lavar la yuca.
  • A continuación, es necesario poner a cocinar la mandioca en agua con un poco de sal hasta que esté tierna. Una vez que está lista, se debe retirar, escurrir y dejar secar.
  • Luego, se la debe cortar en pequeños trozos de 4 centímetros de largo aproximadamente.
  • Luego freír en abundante aceite y dejar dorar.
  • Retirar y poner en papel absorbente para quitar el excedente de aceite.
  • Finalmente servir y condimentar con sal y pimienta al gusto.
  • Preparación de la mayonesa de ajo: colocar los ingredientes en una licuadora pero sin el aceite.
  • Licuar constantemente e ir agregando el aceite en forma de hilo.
  • Servir en un recipiente adecuado junto a las mandiocas fritas.
La mandioca frita
La mandioca frita se puede usar como guarnición de diversos platos

Croquetas de mandioca

Estos son los ingredientes que se necesitan para esta preparación:

  • 1 huevo
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • 1 ciboulette
  • 2 claras de huevo
  • 750 gramos de mandioca

Así se pareparan las croquetas de mandioca

El primer paso es lavar la yuca, pelarla y cortarla en trozos. Luego, se debe hervir en abundante agua, hasta que esté tierna.

A continuación, se debe escurrir y aplastar con un tenedor, ponerla en una sartén con dos cucharadas de aceite, la cebolla y el ajo picados finos, y dorar levemente todo junto sin dejar de remover para que no se pegue. Antes de que se empiece a cocinar, se agrega la sal y la pimienta.

El siguiente paso es retirarla del fuego e incorporar el ciboulette y el huevo, mezclarlo bien y dejarlo enfriar.

Hay que separar con una cuchara porciones de la masa para formar las croquetas. Antes de cocinarlas, se pasan por clara de huevo batida y después por pan rallado.

Al final, se deben freír en aceite bien caliente y servir cuando estén tibias.

LAs croquetas de mandioca
Las croquetas de mandioca son otra alternativa para incorporar este tubérculo a la alimentación

Focaccia de mandioca rellena

Estos son los ingredientes que se necesitan para llevar adelante esta preparación:

  • 250 gr. de mandioca
  • 1 diente de ajo
  • 250 gr. de harina 000
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 2 cdas. de queso rallado
  • 1 cdta. de sal
  • 1 sobre de levadura seca
  • 2 cdas. de aceite de oliva
  • Rocío vegetal
  • 100 gr. de cubitos de salame
  • 150 gr. de queso en hebras

Cómo se prepara la focaccia de mandioca

Pelar la mandioca, cortarla en trozos y hervirla en abundante agua junto con el diente de ajo pelado hasta que esté tierna. Colarla y disponerla en un bowl amplio. Pisar hasta hacer un puré, condimentar con sal y nuez moscada. Agregar el queso rallado y el Aceite de Oliva Intenso Natura; mezclar hasta integrar bien.

Agregar la levadura en polvo y comenzar a incorporar de a poco la harina amasando hasta formar un bollo. Espolvorear la mesada con un poco de harina y seguir amasando hasta que la masa quede elástica y homogénea. Dejar reposar por 15 minutos.

Pasado el tiempo, desgrasar e incorporar los dados de salame y la mitad del queso en hebras. Amasar hasta incorporar los ingredientes, estirar con palote dándole la forma deseada.

Calentar una sartén, lubricar con Rocío Vegetal Oliva Natura, colocar la focaccia y cocinar tapada por cinco minutos. Luego darla vuelta, colocar el resto del queso en hebras y cocinar hasta completar la cocción.

Temas relacionados