Más artículos

Hoteles y restaurantes hacen un pedido desesperado para evitar 60.000 despidos y quiebra masiva

Hoteles y restaurantes hacen un pedido desesperado para evitar 60.000 despidos y quiebra masiva
Señalan que la extensión de la cuarentena dinamita la posibilidad de cubrir sueldos con fondos propios. Peligran 8.000 emprendimientos sólo en Capital
Por Patricio Eleisegui
31.03.2020 18.10hs Negocios

"No estamos pidiendo que nos subvencionen. Sólo que nos den la posibilidad de rearmar nuestros negocios. No nos interesa ganar plata: sí, mantener los puestos laborales. No despedir a nadie. No quebrar. El sistema financiero ya ganó muchísimo en estos años. Creemos que es momento de devolver, de ayudar a la sociedad, en un momento como este".

El textual, emitido ante iProfesional por Ariel Amoroso, presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC), expone la desesperación que embarga al grueso de los titulares de comercios en la geografía de Buenos Aires.

Sin escatimar datos, el empresario expuso el objetivo del ramo para el corto plazo: garantizar la continuidad de 60.000 empleos y lograr que "sigan con vida" alrededor de 8.000 emprendimientos.

Ya sin espalda financiera en la mayoría de los casos, el empresariado procura alcanzar el salvavidas bancario para cuanto menos cumplir con la totalidad de los sueldos que deberán abonarse a fines de abril. Pero, según expuso el entrevistado, hoteles y restaurantes no están en condiciones de aceptar cualquier acuerdo.

"Necesitamos una línea de crédito al 0 por ciento. No podemos pagar ningún tipo de interés, no estamos recaudando absolutamente nada. También pedimos que cambien las exigencias: hoy cuando uno pide un préstamo, el banco exige un perfil de riesgo de cada empresario. No tenemos tiempo para eso. Mientras hacemos el perfil de riesgo los restaurantes, hoteles, confiterías, terminarán cerrando del todo", advirtió.

Amoroso sostuvo que la continuidad de los comercios, hoy como nunca, depende exclusivamente de la ayuda que puedan aportar los bancos. En la AHRCC señalan que si bien los REPRO permiten sortear parte de la dificultad para cubrir los sueldos, apenas son un alivio que no cambia demasiado el rojo financiero que doblega a los emprendimientos. Los empresarios también solicitan que se imponga una suspensión al pago del ABL y los Ingresos Brutos.

El directivo sostuvo que, si bien todas las empresas de gastronomía se encuentran en riesgo de "crac", el segmento hotelero es el que peor sufre las consecuencias de la pandemia de coronavirus. Y lo que resulta más grave aún: entre sus dueños hay certezas de que continuará paralizado incluso más allá de cualquier cuarentena.

"Se cayeron todas las reservas actuales y no hay ninguna vigente para los próximos meses. La caída en la demanda de los hoteles será por muchos meses, y se notará peor una vez haya pasado lo peor de la pandemia. Hotelería en primer lugar, luego los bares y restaurantes que dependen de la afluencia de turistas, están a la cabeza de la afectación", dijo a profesional.

Peligro de cierres masivos

Justamente en el ámbito de la hotelería alertan por eventuales cierres masivos si no se genera rápidamente un plan de ayuda al segmento.

En las últimas horas, desde la Federación Empresarial Hotelera Gastronómica (FEHGRA) alertaron sobre la eventual pérdida de hasta 500.000 puestos de trabajo a lo largo de todo el país, y la extinción de miles de pymes del rubro, si no se activan con celeridad distintas alternativas de financiamiento.

"No hay actividad y cientos de negocios van a enfrentar a un problema de liquidez, lo que obligará a muchos de ellos a cerrar. Y, mientras nuestros ingresos se han reducido a cero, en pocos días esos cientos de hoteles, cabañas, hosterías, deberán cumplir con el pago de salarios y vencimientos de impuestos y servicios, y no lo van a poder afrontar", dijo al respecto Graciela Fresno, titular de FEHGRA.

"Solicitamos al Gobierno un acceso a créditos cero que nos permita hacer frente a compromisos de pago. Y contar, además, con un sistema de acceso al REPRO expeditivo, automático que permita el pago de salarios. También, que se nos excluya del pago del impuesto a los débitos y créditos bancarios y contar con la prórroga de vencimientos del pago de servicios públicos", añadió.

Lo que ocurre con estos emprendimientos también es seguido de cerca por federaciones de empresarios porteños como FECOBA, que según aseguro a profesional su presidente, Fabián Castillo, mantiene activo un comité de crisis que sigue el día a día de alojamientos y comercios gastronómicos.

Tanto en la AHRCC como en FEHGRA hay coincidencias en que, a la hora de evaluar cómo se hará el pago de los salarios una vez que concluya el inminente abril, lo que predomina es la certeza de que no podrán saldarse de forma completa si no hay auxilio financiero.

"Este mes ya se nos hizo muy difícil y eso que en marzo logramos trabajar unos 15 días. Para abril vemos que la recaudación estará en cero más allá de que se levante la cuarentena después de Semana Santa. Si es que eso ocurre, claro. Para cubrir este mes echamos mano de los ahorros. Pero para el siguiente ya no contaremos con eso", anticipó Amoroso.

Opciones sobre la mesa

El directivo reconoció que, a partir del contexto y de cara a lo que viene, el sector evalúa todas las alternativas posibles con tal de evitar los despidos. Muy cerca de la organización, otras voces consultadas reconocieron que entre las opciones en danza también está la posibilidad de implementar un pago fraccionado de salarios.

"La definición está en torno a los bancos. Hasta ahora no hemos tenido charlas a fondo aunque sí le planteamos nuestro pedido al Gobierno. Lo que nos puso muy en alerta es un comunicado emitido hace muy pocos días por las entidades que agrupan a los bancos en el que se informó que habría préstamos para quienes acerquen detalles de riesgo crediticio", expresó Amoroso.

"Deberían darse cuenta que no tenemos tiempo para cumplir con más exigencias", agregó el presidente de AHRCC.

Ya desde la Cámara de Turismo de Buenos Aires su titular, Camilo Suárez, expuso de igual forma que tal como van las cosas para el ámbito "los sueldos sólo podrán pagarse con asistencia financiera. Hoy hablar de turismo, de consumo, es algo utópico. Son actividades que no existen. En el caso particular del turismo, no hay movimiento alguno".

"Muchos alojamientos han cerrado y algo similar viene ocurriendo con las agencias de viajes. En muchos casos, incluso se han visto obligadas a devolver las reservas", sostuvo Suárez ante profesional.

En cuanto a los restaurantes, "de los miles que todavía funcionan en la Ciudad de Buenos Aires, no hay uno solo que no haya perdido facturación en estas semanas", dijo.

Según el directivo, si la pandemia de coronavirus no desacelera en el próximo bimestre, "sólo seguirán en pie unos muy pocos comercios, aquellos con mayor espalda financiera para soportar los ingresos ausentes".

Desde FEGHRA, Graciela Fresno no titubeó a la hora de señalar cómo evalúa el segmento comercial lo definido hasta el momento por el gobierno de Alberto Fernández. "Estamos muy preocupados. Seguimos con atención los anuncios hechos desde los diferentes ámbitos gubernamentales pero hasta la fecha no hay ninguna decisión específica para nuestra actividad", subrayó.

Para luego concluir: "La falta de respuestas concretas a nuestro reclamo supondrá graves consecuencias para miles de familias, pérdidas de fuentes de empleo y quebranto financiero en uno de los sectores más importantes para la recuperación económica".

Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído