Más artículos
Vuelven los viajes a Miami: American Airlines anunció las frecuencias y los protocolos en Ezeiza

Vuelven los viajes a Miami: American Airlines anunció las frecuencias y los protocolos en Ezeiza

Vuelven los viajes a Miami: American Airlines anunció las frecuencias y los protocolos en Ezeiza
Desde la compañía estadounidense subrayaron su "compromiso de largo plazo" con la Argentina. Detalles de los vuelos que habrá durante septiembre
Por iProfesional
26.08.2020 18.46hs Negocios

La compañía American Airlines anunció este miércoles que en septiembre contará con dos frecuencias semanales entre Miami y el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, que se constituirán en los primeros vuelos de la aerolínea para pasajeros argentinos, luego de haber suspendido sus operaciones en marzo debido a las restricciones por el coronavirus.

Los vuelos entre Miami y Buenos Aires comenzarán el 9 de septiembre y se extenderán hasta el 1 de octubre, con un Boeing 777-200.

Adicionalmente, en septiembre la aerolínea también continuará operando vuelos de carga entre ambos destinos una vez por semana.

Los servicios partirán desde Miami los miércoles y viernes a las 20.50 para aterrizar en Ezeiza el día siguiente a las 6.49.

En tanto, desde Buenos Aires a Miami los vuelos despegarán a las 22.30 los días jueves y sábados, para tocar pista en Miami a las 6.42 del día siguiente.

"American tiene un compromiso de largo plazo con Argentina, celebrando este año 30 años de operaciones en el país", dijo Andrés Duncan Paterson, Gerente Regional de Ventas de American Airlines para Sudamérica en un comunicado.

Agregó que "estas frecuencias especiales que estaremos operando durante el mes de septiembre nos ayudan a proporcionar un importante puente aéreo entre los Estados Unidos y Argentina".

American:
American mantendrá dos vuelos semanales hacia Miami.

Air France-KLM también vuelve a volar hacia Argentina

El Grupo Air France KLM confirmó esta semana que mantendrá la conectividad con la Argentina y anunció un cronograma de cuatro vuelos especiales para el mes de septiembre, con dos frecuencias semanales de Air France a París y dos de KLM a Amsterdam.

Nathalie Larivet, directora general Air France KLM para Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay, destacó la "colaboración con las autoridades argentinas, quienes, a pesar del cierre de fronteras, nos permitieron implementar un programa de vuelos especiales para julio y agosto, y ahora también para septiembre".

Agregó que las operaciones en el país y en la región respetarán "las debidas medidas de seguridad y protección para nuestros pasajeros, tripulación y personal en el aeropuerto".

Con estos vuelos Air France-KLM duplicará en septiembre la oferta de vuelos especiales de pasajeros que había implementado en julio y agosto, mientras KLM operará tres vuelos adicionales destinados exclusivamente al transporte de carga.

Fuentes del grupo señalaron que en función de la evolución de la situación sanitaria y de la posibilidad de operar vuelos comerciales en Argentina, las frecuencias de vuelos de pasajeros aumentarán progresivamente hasta alcanzar el programa previo a la pandemia, con 7 vuelos semanales de Air France y otros 7 de KLM.

Aviones de KLM y Air France volverán a posarse en Ezeiza.
Aviones de KLM y Air France volverán a posarse en Ezeiza.

Los vuelos especiales serán operados en Boeing 787-9 con capacidad de 294 pasajeros en el caso de KLM, con cabinas World Business Class y Economy, y de 279 en el caso de Air France, con cabinas Business, Premium Economy y Economy.

Desde el cierre de las fronteras argentinas en marzo hasta fines de agosto, Air France y KLM habrán operado 55 vuelos especiales y transportado a más de 12.000 personas.

En julio, la empresa europea se convirtió en el primer grupo aéreo en ofrecer un programa de vuelos especiales de repatriación desde y hacia la Argentina.

IATA destacó la flexibilidad del Gobierno argentino

El vicepresidente para América de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Peter Cerda, destacó la flexibilidad de la Argentina en materia de "vuelos especiales" como una manera de sostener una "conectividad controlada" y solicitó al Gobierno una precisión oficial sobre la reanudación de los vuelos regulares.

Cerda destacó el modo en que la Argentina "instrumentó vuelos especiales flexibles para mantener la conectividad controlada, permitiendo el desplazamiento tanto hacia y desde el exterior, como dentro del país".

No obstante, aclaró que "desde el Gobierno no ha habido una comunicación oficial, ni a la IATA ni a las compañías, respecto de una fecha en la que se reanudarán los vuelos regulares. Hasta el momento hay una fecha prevista, que es el 1 de septiembre, pero hay rumores respecto de que esta fecha no se aplicará".

"No hemos tenido -dijo- precisiones oficiales al respecto, por lo que sería muy bueno que el Gobierno indique, oficialmente cuanto antes, si hay una demora o postergación de esta fecha inicial, para que la industria pueda hacer las previsiones correspondientes".

Resaltó, por otra parte, la decisión del Ministerio de Turismo de "un reintegro del 50 por ciento" a la compra de servicios turísticos y las medidas planteadas para incentivar el movimiento en el sector.

El directivo insistió en que "una recuperación de la normalidad del movimiento aéreo recién lo estamos previendo para el 2024 y se estima que este año habrá un 55 por ciento menos de movimiento de pasajeros en el mundo respecto de 2019, lo que impacta en el aporte de 98 billones de dólares que la industria realiza al PBI de los países".

"La industria se encuentra hace tiempo lista para volver a la actividad, luego de casi cinco meses en los cuales estuvo casi el ciento por ciento parada, una penalización que no se ha dado en ninguna otra región del mundo, como ha sucedido en Latinoamérica y Caribe", explicó.

Remarcó que "la normalidad que teníamos pre Covid no se dará en el corto plazo, primero se normalizarán los vuelos domésticos, luego los regionales y finalmente los internacionales, pero la industria no será la misma. Las aerolíneas deberán adaptarse, reinventarse, con compañías más pequeñas, con menos vuelos que seguramente afectarán la conectividad".

Advirtió que "hasta el momento en todo el mundo los gobiernos han aportado 1.300 millones de dólares a las compañías aéreas, de los cuales la mitad provino de Estados Unidos, una gran parte de Europa y solamente el 0,8 por ciento ha sido aportado por gobiernos de Latinoamérica y Caribe, lo que ha llevado a que en la región se encuentren la mayor parte de empresas que han solicitado la reconversión de sus economías".

"Por eso pedimos a los gobiernos de la región que, si no es posible la ayuda económica, se trabaje firmemente para la apertura de las actividades y evitar así que sigan colapsando las aerolíneas y el resto de la industria", concluyó.