Larreta obtuvo luz verde de Alberto: así volverán los restaurantes y la construcción desde el lunes

Larreta obtuvo luz verde de Alberto: así volverán los restaurantes y la construcción desde el lunes
En el caso de la gastronomía, el retorno tendrá lugar con mesas y sillas en las veredas. Podrán regresar a la actividad aquellas obras a punto de concluir
Por Patricio Eleisegui
28.08.2020 17.45hs Negocios

La película de terror para dos resortes importantes de la economía, parece, poco a poco comienza a llegar a su fin. Tras una semana ajetreada en términos de reuniones y definición de protocolos, finalmente el Gobierno porteño obtuvo luz verde de Presidencia de la Nación y a partir del próximo lunes los restaurantes, bares y cafés de Capital Federal podrán reabrir sus puertas. También obtuvo habilitación el regreso de la actividad de la construcción en emprendimientos que estén a menos de 90 días de quedar concluidos.

Así lo confirmó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, cuando anunció este viernes las nuevas aperturas de la Ciudad de Buenos Aires en una presentación en la sede de Parque Patricios.

Desde FECOBA, la entidad que aglutina al comercio y la industria en esta parte de la Argentina, informaron a iProfesional que el retorno de la gastronomía será "al aire libre".

"Con sillas y mesas afuera, para evitar que ocurran situaciones de aglomeración. Se impondrán criterios para mantener la distancia social, el uso de cubrebocas en el personal, y todas las pautas sanitarias que se conocen para evitar los contagios, por supuesto", dijo a este medio Fabián Castillo, titular de la organización.

En ese tren, se promoverá la extensión de algunas veredas mediante "decks" de madera. Otro rasgo del regreso de la gastronomía radica en que, en el caso de los emprendimientos que puedan garantizar la máxima distancia entre mesas, también podrán prestar sus respectivos servicios de atención en la mesa. En otras palabras, operarán con mozos.

"Esta vuelta es un alivio. La opción del delivery nunca les generó diferencia a los gastronómicos: en algunos casos apenas les representa un 5 por ciento de la facturación que tenían previo a la pandemia. La posibilidad de la apertura con mesas afuera al menos les permitirá llegar al 45 o 50 por ciento", comentó el directivo.

La situación que atraviesa la gastronomía es de auténtico desastre: según datos de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) la pandemia se cobró la vida comercial de alrededor de 3.200 emprendimientos del rubro en Capital Federal. En términos de empleo, esto implica que el sector perdió cerca de 20.000 puestos de trabajo.

La pandemia se cobró la vida comercial de alrededor de 3.200 emprendimientos gastronómicos en Capital Federal.
La pandemia se cobró la vida comercial de alrededor de 3.200 emprendimientos gastronómicos en Capital Federal.

A la par del retorno ahora avalado, el sector gastronómico cosechó otro alivio esta semana: el jueves, la Legislatura porteña sancionó una ley que exime por seis meses del pago de Ingresos Brutos a locales gastronómicos.

El marco comenzará a regir a partir de septiembre y su objetivo es paliar el impacto de la pandemia.

La ley, que beneficiará a más de 10.000 locales comerciales, dispone que el beneficio alcance a servicios de restaurantes y cantinas con o sin espectáculo; locales de comidas rápidas y de venta de comidas y bebidas al paso.

La cancelación de ese pago impositivo, que regirá hasta febrero próximo, abarca también a los locales de venta de bebidas en bares, venta de comidas y bebidas en establecimientos con servicio de mesa y/o en mostrador y de helados.Los locales gastronómicos que se reconvirtieron en casas de pastas o carnicerías para enfrentar la crisis, no serán alcanzados por la eximición y tendrán que pagar el impuesto en función de sus ingresos por esa otra actividad.

Según la norma, los locales gastronómicos deberán seguir presentando las declaraciones juradas aunque no tengan que pagar el impuesto.

El regreso del ladrillo

Por el lado de la construcción, podrán retomarse los proyectos inmobiliarios que superen los 5.000 metros cuadrados o, en todo caso, aquellas obras que estén a 90 días de finalizar.

Esta primera instancia de reactivación llega en un momento dramático para el sector del ladrillo: según indicaron a iProfesional fuentes de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU), el freno oficial paralizó proyectos por un total de 6 millones de metros cuadrados.

En dólares, el número de inversiones sin ejecutar sólo en Ciudad de Buenos Aires se ubica por encima de los 1.800 millones, siempre según fuentes ligadas a la entidad.

el freno oficial paralizó proyectos por un total de 6 millones de metros cuadrados
El freno oficial paralizó proyectos por un total de 6 millones de metros cuadrados.

Desde la cámara comentaron que el veto a la construcción generó complicaciones financieras adicionales para los desarrolladores en tanto los "empresarios siguen pagando sueldos pero sin generar ingresos, los materiales se deterioran, y se generan sobrecostos que se trasladarán a precios".

"Hoy en día todos los operarios que aún mantienen su empleo siguen en sus casas aunque, con los cuidados del caso, ya podrían estar trabajando. Solo entre obras de las empresas asociadas a la CEDU se da empleo a 22.000 personas y se genera una inversión potencial -a nivel país- de 7.000 millones de dólares", se detalló.

Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído