Un sector del peronismo mete presión y reclama que el Estado tome el control de Edenor

Un sector del peronismo mete presión y reclama que el Estado tome el control de Edenor
El llamado Grupo Bolívar pide mayor participación accionaria de la Anses en la distribuidora para posibilitar su futura estatización
Por Andrés Sanguinetti
05.01.2021 10.15hs Negocios

A pocas semanas de la venta de Edenor a una sociedad liderada por Daniel Vila y José Luis Manzano, un grupo de dirigentes peronistas reclaman aumentar el peso del Estado nacional en la mayor distribuidora de electricidad de la Argentina.

Lo hacen sabiendo que el Ente Regulador de Electricidad (ENRE) y el Ministerio de –Economía todavía deben aprobar el eventual desembarco de Manzano y sus socios en Edenor, o actuar de otra forma, según convenga.

Se trata de una propuesta del llamado Grupo Bolívar para que el Gobierno, a través del Anses, concrete ese objetivo con el incremento de la participación accionaria que el organismo estatal posee en la ex compañía de Pampa Energía.

Actualmente, el Fondo de Garantía Sustentable (FGS), del ente que preside María Fernanda Raverta controla el 27,8% de las acciones de Edenor. Es, de este modo, donde este fondo posee la mayor cantidad de acciones en un universo total de 46 empresas que cotizan en el mercado bursátil.

El objetivo de este grupo de dirigentes políticos peronistas es llegar a pelear por el control accionario de Edenor, teniendo en cuenta que una vez aprobada su venta, el grupo "Manzano-Vila-Filiberti", se quedará con el 51,3% de las acciones clase A de la distribuidora. Otro 2,7% continuará en manos de Pampa Energía a través de acciones Clase B, mientras que el Anses mantendrá su 27,8%; un 18,4% es capital flotante, es decir acciones que se compran y venden libre y constantemente en el mercado de acciones, en el que se incluyen un 0,22% de acciones Clase C pertenecientes al PPP del personal.

Un sector del peronismo mete presión y reclama que el Estado tome el control de Edenor
Un sector del peronismo mete presión y reclama que el Estado tome el control de Edenor

Con esta operación los integrantes del Grupo Bolívar aseguran que la empresa compradora de Edenor se quedará con el control de la actividad eléctrica del país y por lo tanto de la generación de utilidades, "básicamente hoy en divisas extranjerizadas".

Mediante un comunicado, agregan que la compra de materiales en el extranjero es tolerada por la débil "Función Estado, con lo que hoy pueden comprar todo afuera, siempre con sobreprecios que facilitan las utilidades en dólares no contabilizables, pauperizando a la Argentína en su gestión del día a día y fomentando la desindustrialización para la mejora de sus negocios privados, además de obtener con ese procedimiento, balances formalmente casi siempre deficitarios que justifican los aumento de tarifas perpetuos con importantes ganancias extracontables en divisas".

¿Una oportunidad para la Anses?

Fuentes del sector eléctrico coinciden en que el valor de la transacción declarado para la compra de Edenor, unos u$s100 millones, se ubica muy por debajo de la cotización de mercado que tiene una compañía con casi tres millones de usuarios.

Por eso entienden que es una excelente oportunidad para que la Anses incremente su participación accionaria, "dotando al pueblo argentino del control de la principal eléctrica del país y poniéndola al servicio de los intereses nacionales".

Para el Grupo Bolívar los servicios públicos deben estar en manos del Estado, o alternativamente, controlados muy severamente.

En ese sentido, reclaman revisar los mecanismos de funcionamiento, de los Entes reguladores que, aseguran, están cooptados por las empresas concesionarias.

Para el Grupo Bolívar los servicios públicos deben estar en manos del Estado, o alternativamente, controlados muy severamente
Para el Grupo Bolívar los servicios públicos deben estar en manos del Estado, o alternativamente, controlados severamente

"Deben ser públicos todos los sumarios abiertos por infracciones al servicio, para que la ciudadanía pueda seguirlos. Que se puedan registrar irregularidades que permitan el día de mañana rescindir los contratos sin costo para el Estado, cuando no respondan a los objetivos. Deben funcionar solo en el mercado interno y no poder acceder a insumos en divisas, salvo aprobaciones públicas verificadas", reclama este conglomerado de dirigentes políticos entre los que se encuentran Fernando Vaca Narvaja; Bruno Capra; Miguel Belardi; Daniel Numerosky, entre otros.

"Consideramos que la venta de la mayoría del paquete accionario de Edenor es una excelente oportunidad para el Estado Nacional, para reordenar el sector eléctrico, ya que la electricidad es un insumo estratégico usado por las industrias, que hace que su precio influya en la competitividad de las mismas y a la vez es usado por la totalidad de la población, donde su precio afecta el nivel de vida de todos", destacan los firmantes del documento.

Piden además que se tenga en cuenta que Argentina es un país que puede ser autoabastecido de energía, en todas sus formas.

Cuestionan las privatizaciones del gobierno de Carlos Menem y recuerdan que todavía es necesario encarar un proceso de reacomodamiento del sector "indispensable, que depende de la mirada política sobre la visión de un país industrial, con energía barata".

Insisten con la posibilidad de "la recuperación de una Edenor, estratégica dentro del sector eléctrico que solo se puede transar con aprobación del ENRE, y avanzar en el control público del sector energético que es esencial para resolver la fragmentación y la anarquía propia del proceso privatizador". Por eso califican de "fundamental" que Edenor pase a manos estatales, al igual que lo que sucede con YPF.

"El neoliberalismo imperante ha desarrollado un sistema de empresas de servicios públicos, cuyo principal objetivo es la extracción de rentas de Argentina, utilizando todos los mecanismos oscuros que la legislación no castiga adecuadamente, como sobreprecios de partes importadas que se compran sin restricciones, por la cancelación del la Ley del Compre Argentino que debilitó Menem y derogó Macri", acusan desde el Grupo Bolívar.

Por eso piden que se examine exhaustivamente la venta de Edenor y se vea la conveniencia que tiene para la Nación, no como una transacción privada, ya que no lo es porque sin la intervención del Estado no es posible hacerla.

"El Estado no debe satisfacer el interés de los privados involucrados, sino los del pueblo que le ha dado su mandato, por lo que hay que hacer clara y evidente la razón de ser de esta transacción y obrar en consecuencia", agregan.

Además del Grupo Bolívar, el comunicado cuenta con la adhesión de Unión Popular que orienta Claudio Lozano; Proyecto Sur; el Observatorio de l Riqueza; el Intituto Peronista PIA; la Unidad Peronista Bonaerense; Industriales Pymes Argentinas; Consejo Productivo Nacional y la Central de Entidades Empresarias.

Temas relacionados