Más artículos

Encuesta: qué políticos terminaron 2019 con la mejor y la peor imagen pública

Encuesta: qué políticos terminaron 2019 con la mejor y la peor imagen pública
La percepción de la opinión pública sobre los nuevos funcionarios nacionales es optimista. ¿Pero qué piensan de las primeras medidas del Gobierno?
Por Paula Krizanovic
03.01.2020 09.37hs Política

Una vez concretadas las elecciones nacionales y la asunción de las nuevas autoridades, el presidente Alberto Fernández continúa como la figura de la política argentina con mejor imagen pública.

De acuerdo al último relevamiento de D'Alessio Irol-Berensztein, realizado en diciembre con 1.108 encuestas online, la imagen positiva del primer mandatario creció 3 puntos desde noviembre y finalizó el año en 55 puntos.

Solo pudo empatar esa cifra el nuevo ministro de Salud, Ginés González García, cuya percepción en la opinión pública se comenzó a medir recién en diciembre último.

Y el opositor y exministro de Economía, Roberto Lavagna, terminó el año con 50% de imagen positiva.

Del resto de los exfuncionarios y figuras del arco político, solo 7 de los 35 evaluados por la mencionada consultora terminaron el año con mayor imagen positiva que negativa.

"Habiendo asumido Alberto Fernández el cargo presidencial, su imagen se eleva respecto a la obtenida en noviembre, continuando en el primer lugar. (El gobernador bonaerense) Axel Kicillof y (la exgobernadora María Eugenia) Vidal permanecen en el segundo puesto, seguidos por (el Jefe de Gobierno, Horacio) Rodríguez Larreta. La actual vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, desciende algunos puntos respecto al mes anterior, mientras que el expresidente, Mauricio Macri, no sufre alteraciones", evaluó al respecto D'Alessio Irol-Berensztein.

 

Vale la pena aclarar que la imagen positiva de la exgobernadora (47%) se mantiene sin cambios desde octubre, mientras que la del actual titular de la Provincia de Buenos Aires, creció levemente desde entonces y se estableció en diciembre también en 47 puntos.

Por otra parte, al comparar la percepción que los encuestados tienen sobre los últimos tres primeros mandatarios, se ve claramente una tendencia siempre ascendente para Alberto Fernández, mientras que la de su socia política osciló en el último año entre 34 y 42 puntos, siendo el punto más bajo previo a las elecciones primarias y el más alto en noviembre, una vez conocido el resultado de los comicios. Entre noviembre y diciembre de este año, Cristina Fernández perdió tres puntos de imagen positiva.

 

La percepción sobre Mauricio Macri mostró aún mayores oscilaciones. Comenzó el año en 31% y creció hasta 43% en julio. Cayó estrepitosamente hasta 37 puntos en agosto, tras las PASO y cerró el 2019 en 36 por ciento.

Quienes lograron terminar el año con mayor imagen positiva que negativa fueron Alberto Fernández, Ginés González García, Roberto Lavagna, Horacio Rodríguez Larreta, Santiago Cafiero (Jefe de Gabinete), Daniel Arroyo (ministro de Desarrollo Social), y Martín Guzmán (ministro de Economía).

Los nuevos funcionarios terminaron además con un mejor promedio entre la visión positiva y negativa que despiertan en el electorado: González García con 23% a favor, Arroyo con 20%, y Guzmán con 19%.

 

Del otro lado de la tabla, en el "top 10" de los referentes políticos de peor imagen en 2019, el menos favorecido fue el exjefe de Gabinete, Marcos Peña. Al tener solo 13% de imagen positiva y 79% de negativa, terminó el año con -66%.

Le siguió muy de cerca Ricardo Lorenzetti, extitular de la Corte Suprema de Justicia, con -65 por ciento.

El exgobernador bonaerense, Daniel Scioli, y su par salteño Juan Manuel Urtubey, terminaron ambos con -42%; les siguió el actual gobernador tucumano, Juan Manzur con -38%; el dirigente social, Juan Grabois (-33) con el mismo puntaje que el diputado Sergio Massa; el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez (-29%); y el exsenador Miguel Angel Pichetto (-27%).

El ranking de los políticos con peor imagen del año pasado lo cierra nada menos que el expresidente, Mauricio Macri, quien al cosechar 36% de opinión positiva y 61% negativa, obtuvo un promedio de -25 por ciento.


Primeros pasos

Según pudo relevar Dalessio Irol – Berensztein, la opinión pública permanece cautelosa frente a la posibilidad de una recuperación de la economía en el nuevo gobierno, aunque no hay consenso en el cómo y el cuándo esto se podría producir.

Un 49% espera que dentro de un año la economía argentina estará mejor que hoy mientras un 45% estima lo contrario.

"El electorado de Alberto Fernández se muestra cada vez más optimista, mientras que los opositores evidencian lo contrario, demostrando que la grieta sigue siendo una realidad presente. A pesar del pedido de 180 días, un tercio de sus votantes cree que las mejoras en la economía pueden llegar después del verano (25% de la encuesta). La mayoría, en cambio, espera plazos más largos", explicaron desde la consultora. Un 43% de los consultados estimó que esos resultados comenzarán a percibirse en un año y solo un 24% espera verlo ya en el segundo semestre de 2020.

Al ser consultados por una primera evaluación de la gestión del Frente de Todos, las opiniones se mostraron divididas:

- Muy buena 24%
- Buena 25%
- Mala 21%
- Muy mala 21%
- No responde 9%

Un 45% considera que el Gobierno está poniendo en marcha un plan integral para la economía y un 49% estimó que no es así. Con estas estrategias, según analizan desde Dalessio Irol – Berensztein, "el Gobierno está fidelizando a sus propios votantes, más que tratando de captar a sus opositores. Sus adeptos creen que las medidas anunciadas forman parte de un plan integral, aunque no haya sido explicitado, probando así su confianza".

Sin embargo, la encuesta también pudo saber que mientras el 89% de quienes votaron al Frente de Todos en octubre evaluaron positivamente la gestión de Fernández, lo mismo hizo hasta ahora el 85% de los votantes de Juntos por el Cambio.

Entre las medidas que recibieron más apoyo del electorado se encuentran, en primer lugar, las exenciones impositivas para Pymes (90% de aprobación), seguidas de la devolución de hasta $700 de IVA a jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (87%), los bonos $5000 diciembre y enero para jubilaciones mínimas definidos por Alberto Fernández (77%) y el congelamiento de las tarifas (75%).

El efecto contrario tuvo, por caso, el impuesto de 30% a la compra de dólares: un 51% de los encuestados evaluaron la medida negativamente. Un 58% hizo lo mismo con la decisión de dejar de controlar los DNI en las estaciones de trenes y un 63% desaprueba el haber suspendido los ajustes automáticos jubilaciones y la Asignación Universal por Hijo por 180 días.

Por otra parte, al ser consultados sobre los motivos detrás de la "mega-ley" de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, un 34% consideró que es de carácter recaudatorio, un 27% piensa que es para sostener a los sectores más golpeados por la crisis económica y un 22% para provocar una reactivación.

En medio de esta grieta hay una sola coincidencia: "Todos los sectores ven un cambio de rumbo en la gestión de Fernández, aunque con connotaciones muy opuestas entre sí", reflexionaron desde la consultora.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas