Más artículos
La imagen positiva de Rodríguez Larreta crece en el terreno de Kicillof

La imagen positiva de Rodríguez Larreta crece en el terreno de Kicillof

La imagen positiva de Rodríguez Larreta crece en el terreno de Kicillof
En el conurbano bonaerense la percepción positiva que obtiene el Jefe de Gobierno porteño supera a la del propio Alberto Fernández
Por Paula Krizanovic
11.09.2020 12.06hs Política

La foto de los tres principales referentes de la política argentina actual gestionando juntos la crisis sanitaria generada por la pandemia de COVID-19 parece ser hoy un recuerdo de un pasado distante, aunque haya ocurrido tan solo unos meses atrás.

Los cortocircuitos entre el presidente Alberto Fernández, su aliado en el Frente de Todos y gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y líder de la oposición, Horacio Rodríguez Larreta, ya eran evidentes pero "en los papeles" se mantenía una relación cordial de unidad ante la crisis sanitaria.

En un principio este último se sumó a la convocatoria de gestionar en conjunto el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), por lo cual recibió "fuego amigo" tanto de los propios como de los ajenos, que le reprochaban no diferenciarse de las políticas implementadas a nivel nacional. Y Rodríguez Larreta optó por marcar distancia en aquel entonces con el área más dura del PRO.

Las autoridades de la Provincia le reprochaban su excesiva apertura de actividades en medio del viaje al pico de casos en la curva epidermiológica. Y hubo dos polémicas que nunca llegaron a buen puerto: la intención de abrir gabinetes tecnológicos en las escuelas de la Ciudad para alumnos que no contaran con conexión domiciliaria a Internet, y la apertura de espacios abiertos en las propiedades de los restaurantes y cafeterías de la Capital Federal.

Fue entonces que Alberto Fernández empezó a "avisar" al pronunciarse en conferencia de prensa sobre la responsabilidad de los porteños en llevar el virus del COVID-19 a las provincias por no tener un país verdaderamente federal, y mencionó también en un discurso en el interior del país la "culpa" de la "bella y opulenta" ciudad de Buenos Aires frente a la pobreza de otras partes del país.

El corte definitivo de los "buenos modos" se dio entonces de la mano de lo que los tributaristas vienen esperando desde la asunción del gobierno del Frente de Todos: la transferencia de parte de la coparticipación de la Ciudad a la Provincia que gobierna Axel Kicilllof, que además se dio nada menos que luego de una protesta de la Policía Bonaerense alrededor de la residencia presidencial en Olivos.

"Me mandó un mensaje de texto un minuto antes del anuncio", confesó ofuscado el Jefe de Gobierno por el recorte en el presupuesto que ya tiene asignado. "Solo puedo contar que me mandó a las 19:29 y la conferencia empezó 19:30. La verdad, que no lo contesté", dijo el Jefe de Gobierno porteño y avisó que peleará por los fondos en la Corte Suprema.

¿Es este el final de la gestión compartida de la crisis sanitaria? Para María Florencia Filadoro, socia de Reyes Filadoro y vicepresidenta de la Asociación Argentina de Consultores Políticos (ASACOP) "claramente la quita de un punto de coparticipación a CABA puso fin a la relación cordial que hasta el momento mantenía la dirigencia de la Nación, la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires. Será difícil retomar el diálogo y en especial la confianza."

La politóloga le dijo a iProfesional que este gesto se vio como un "freno de mano repentino" que incluso pareciera haber sorprendido a la propia dirigencia de la Ciudad.

Más allá de ir a la Corte Suprema para recuperar los fondos, resta ver qué decisión toma respecto del manejo de la crisis sanitaria el Jefe de Gobierno porteño, quien ya afirmó que no busca profundizar la grieta. Para Filadoro, seguramente calcula que luego de haberle sacado un gran provecho a la exposición pública durante las comunicaciones de la pandemia ese tiempo ya quedó atrás y ahora empieza un nuevo partido.

"El gobierno nacional ya no está dispuesto a compartir ese espacio con él. Sin embargo, la clave para Rodríguez Larreta estará en mantener el tono que sostuvo hasta el momento y no distraerse de sus mensajes y discurso", afirmó la consultora.

La posición que asuma finalmente el Jefe de Gobierno no es un detalle menor si se considera que las encuestas están mostrando un crecimiento de su imagen positiva, incluso en el territorio que gobierna Axel Kicillof, a un año de las elecciones legislativas.

Larreta en el conurbano bonaerense

La imagen positiva de Rodríguez Larreta en el conurbano creció 16 puntos desde marzo.
La imagen positiva de Rodríguez Larreta en el conurbano creció 16 puntos desde marzo.

El PRO es un partido político que tiene su epicentro en la Capital Federal y que supo conquistar cierto territorio en provincias opositoras como Córdoba.

Así y todo, si bien la mayoría de los intendentes elegidos en el conurbano bonaerense así como el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires son parte fundamental del armado del Frente de Todos, la imagen de Rodríguez Larreta es la única que no cayó en esa región del país.

Ya a principios de septiembre, antes de que se terminara de confirmar la quita de coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires, el politólogo Marcos Novaro advirtió en una entrevista con Radio Mitre que en las encuestas en el conurbano se nota que "la gente confía más en Larreta. Han dejado de confiar en Alberto, nunca confiaron en Kicillof y empiezan a confiar en Larreta".

Una encuesta de Reyes Filadoro confirmó esta tendencia. Las respuestas se relevaron entre 800 casos de la Provincia de Buenos Aires entre el 4 y el 7 de septiembre.

"Tal como observamos desde marzo, se registra que Horacio Rodríguez Larreta trasciende las fronteras de la Ciudad de Buenos Aires y se afianza en la provincia de Buenos Aires, alcanzando una imagen positiva de 67%.", se lee en el reporte al que accedió iProfesional. Desde marzo, inicio de la pandemia en la Argentina, la percepción positiva del Jefe de Gobierno de la Ciudad creció 16 puntos en el conurbano.

Y los consultores agregan que al ponderar el margen de error del estudio, el Jefe de Gobierno se ubica como el dirigente mejor evaluado junto a Alberto Fernández, con 64% de imagen positiva.

"Más de la mitad de los bonaerenses que votaron al Frente de Todos en la última elección tiene una imagen positiva de Larreta", añaden Filadoro y su socio y especialista en comunicación, Hernán Reyes. Afirman que el 57% de las personas que tiene imagen positiva de Alberto Fernández y el 49% de las que tiene imagen positiva de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, también tiene imagen positiva del titular del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Axe Kicillof por su parte tiene una imagen positiva entre el 55% de los encuestados y llega al 74% en el electorado de menor nivel educativo.

La encuesta, sin embargo, se realizó antes de que se confirmara el traspaso de fondos de la coparticipación de la Ciudad a la Provincia. Para los consultores de Reyes Filadoro, esto solo profundizará la tendencia que ya se detecta.

"Axel Kicillof, posiblemente recibirá el impacto más negativo en su imagen, dado que él mismo no pudo resolver por sus propios medios el conflicto con la policía, teniendo que intervenir el propio Presidente (aunque en la historia reciente, los gobernadores de la provincia casi siempre necesitaron de la ayuda imperiosa de nación para resolver sus temas)", opinó la politóloga.

Por el contrario, considera que ya que hay desde hace años rispideces entre las dos regiones que componen el AMBA, por el traspaso de los fondos la imagen de Alberto Fernández se vería favorecida en el corto plazo entre el electorado bonaerense. "Sin embargo, desde lo político, el problema está en que al resolver de ese modo el tema con la Policía, la duda que queda es qué sucederá con los próximos conflictos que puedan surgir y que inclusive sean de otras provincias", advirtió Filadoro.

Para Rodríguez Larreta, sin embargo, el episodio de esta semana no fue solo un corte en la relación con el gobierno nacional sino una puesta a prueba de esa imagen positiva, dialoguista y no confrontativa que supo construir hasta el momento desde que asumió la gestión de la Ciudad.

"Claramente esto lo sabe el gobierno nacional y quizás por ese motivo lo ‘pusieron contra las cuerdas’ para que tuviese que mostrar una actitud más aguerrida. Rodríguez Larreta hizo el último movimiento al anunciar que recurrirá a la Corte Suprema para resolver el tema, con un discurso contundente aunque respetuoso. Mi impresión es que en la medida en que mantenga su postura y tono, puede seguir afianzándose en la opinión pública", dijo al respecto la politóloga.

La imagen del oficialismo en el conurbano

Segio Berni goza de amplia popularidad en el conurbano bonaerense
Segio Berni goza de amplia popularidad en el conurbano bonaerense

Reyes Filadoro también concluye en su estudio de principios de septiembre que tanto el gobierno nacional como los principales dirigentes oficialistas como Alberto Fernández, Axel Kicillof, Cristina Fernández de Kirchner y el titular de la Cámara de Diputados Sergio Massa, "reciben mayor apoyo entre las personas de menor nivel socio económico y en la tercera sección electoral."

La gestión a nivel nacional obtuvo una aprobación del 55% de los bonaerenses -con 25% de los participantes de la encuesta que sostienen una imagen "muy buena" del Gobierno y otro 30% que la calificó como "buena- y llega al 76% entre los consultados que alcanzaron menor nivel educativo.

Sin embargo, los consultores destacaron que la imagen positiva del Presidente supera en nueve puntos a la que cosecha la gestión a nivel país. ¿Dónde está su mayor nivel de apoyo en el conurbano? Entre las personas de menor nivel educativo (89%), en la tercera sección electoral (78%) y entre los más preocupados por la crisis sanitaria (96%).

También tienen una buena impresión de Alberto Fernández todos los consultados que tienen la misma opinión sobre la vicepresidenta. Cristina Fernández dejó una mejor imagen entre las personas de menor nivel educativo (69%) y entre los jóvenes (57%).

Asimismo, en el conurbano goza de buena salud la imagen del ministro de seguridad bonaerense Sergio Berni, quien alcanza un nivel de conocimiento del 100% y una imagen favorable de 52%. Lo apoya también un 39% del electorado que votó a Juntos por el Cambio en las últimas elecciones.

"Entre los mayores de 60 años su imagen positiva supera el 60% y entre las personas que tienen una imagen positiva de Sergio Massa, alcanza el 70% de apoyo, lo cual podría ser interpretado como un indicio de que ambos compiten por el mismo electorado" concluyeron los autores de la encuesta.

¿Y qué pasó con la oposición? Sin dudas, a medida que creció la percepción positiva de Rodríguez Larreta el alejamiento de Mauricio Macri le costó en el conurbano bonaerense. Hoy el expresidente tiene solo un 27% de imagen positiva y un 71% de percepción negativa.

También perdió terreno desde el año pasado la exgobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, quien hoy reporta solo un 43% de imagen positiva. "María Eugenia Vidal encuentra mayor rechazo entre los jóvenes (72%) y en la tercera sección electoral (68%). En cambio, encuentra la mayor imagen positiva en el interior de la PBA (53%), entre las personas mayores de 60 años (57%) y los de mayor nivel educativo (65%)", aseguraron los encuestadores.

Lo más leído
Más sobre Política