Más artículos

Una polémica frase de Cristina Kirchner provocó que la CGT salga a blindar a las obras sociales

Una polémica frase de Cristina Kirchner provocó que la CGT salga a blindar a las obras sociales
La central obrera pidió "consolidar y fortalecer" las obras sociales. Caló sugirió que la vicepresidenta se dedique a la labor legislativa
Por iProfesional
12.01.2021 09.56hs Política

Tras una reunión de su cúpula el lunes, la Confederación General del Trabajo (CGT) salió a blindar las obras sociales sindicales

Ante un posible avance del gobierno sobre las mismas, anticipado por una frase de la vicepresidenta Cristina Kirchner días atrás para reformar el sistema de salud para integrar el sector privado a la salud pública, la CGT no tardó en reaccionar.

"Tenemos que ir a un sistema nacional integrado de salud entre lo público, lo privado y las obras sociales que optimice recursos", había dicho la ex mandataria en el Estado Único Diego Maradona.

Días después, el presidente Alberto Fernández se refirió al tema en declaraciones radiales: "Estoy tratando de ver de qué manera la medicina prepaga tiene algún tipo de control del Estado, porque captan ahorro público y nadie controla nada, y lo único que piden son aumentos", sostuvo.

En este sentido, a través de un comunicado, la central obrera se pronunció por la necesidad de "consolidar y fortalecer" a las obras sociales para adecuarlas a "los actuales y futuros desafíos", así como "dotarlas de suficientes fondos". Asimismo, afirmó que "los derechos inalienables como la salud deben ser defendidos sin banderías políticas" para que "todos los ciudadanos puedan continuar accediendo a un sistema modelo en el mundo".

También destacó "la solidez y el nivel de cobertura de uno de los sistemas de salud más solidarios del mundo" en el marco de la pandemia de coronavirus,

La "mesa chica" cegetista deliberó dos horas y media y defendió "el sistema solidario de salud y las medidas adoptadas en la emergencia sanitaria por el Gobierno", según el documento.

Participaron el anfitrión, Andrés Rodríguez, y Héctor Daer (Sanidad), Carlos Acuña (Estaciones de Servicio), Armando Cavalieri (Comercio), Omar Maturano (La Fraternidad), Antonio Caló (UOM), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Gastón Frutos (Panaderos) y Rubén Pronotti, (secretario adjunto de la Uocra, en representación de Gerardo Martínez.

El documento de la central que lideran Daer y Acuña, titulado "La salud de los trabajadores", aseguró que la pandemia demostró "la solidez y el nivel de cobertura de uno de los sistemas de salud más solidarios del mundo y también la necesidad de dotarlo de suficientes fondos para garantizar la salud del conjunto".

"Los trabajadores recibieron en tiempo y forma adecuada la atención que requirieron, sin límites, cualquiera haya sido la complejidad de su afección, lo que evidenció los cimientos solidarios del sistema de obras sociales, que están más sólidos que nunca. Hay que continuar consolidándolo y fortaleciéndolo", puntualizó.

El documento firmado por el consejo directivo aseveró que "el sistema nacional de obras sociales continuó ofreciendo cobertura integral de salud a millones de trabajadores y a su grupo familiar en todo el país, sin límite de cobertura ni costos adicionales, para enfrentar la contingencia".

La CGT añadió que adaptó rápidamente sus estructuras para dar "respuestas eficientes"; detalló que "la pandemia multiplicó de manera exponencial los costos de atención en los centros médicos propios y los gastos de contratación de clínicas y sanatorios privados", y que "los ingresos de las obras sociales mermaron año tras año a medida que se producía el deterioro del poder de compra de los salarios".

"Fueron los trabajadores quienes con sus aportes compensaron las caídas de recaudación y los costos adicionales que generó la pandemia en las obras sociales, sin aportes extra. Los egresos crecieron desproporcionadamente por las nuevas prácticas, los remedios de última generación y la innovación en estudios y técnicas de diagnóstico", detalló.

Agregó que "la infraestructura de las obras sociales, los hoteles de turismo social, los polideportivos recreativos, los institutos de capacitación y otros espacios fueron reconvertidos para atender y contener a los trabajadores y sus familias", y aseguró que como nunca "la salud fue el foco principal de atención y también fue por demás evidente la necesidad de ampliar el financiamiento genuino para garantizar la atención".

Para la CGT, la Argentina "no estuvo exenta de zozobras y tensiones por la irrupción de la pandemia, y la crisis sanitaria desnudó la profundidad de la catástrofe social en la que estaba", por "lo que fue determinante la acción del Gobierno para asistir a todos los sectores económicos productivos, y proteger a los trabajadores en actividad y a los ciudadanos que no estaban vinculados al mundo laboral", continuó el documento.

"El sector público multiplicó en tiempo récord su infraestructura y coordinó la acción de todos los recursos humanos disponibles, lo que demostró su capacidad de articulación y aptitud de gobernanza en el sistema. Las pandemia puso en crisis a los sistemas de salud de todo el mundo. Las desigualdades sociales y económicas quedaron expuestas", afirmó.

Fuertes declaraciones

Antonio Caló:
Antonio Caló: "El que manda es el Presidente"

Fuentes gremiales aseguraron a Télam que los integrantes del consejo directivo minimizaron las versiones periodísticas según las cuales algunos sectores del Gobierno "pretenden avanzar sobre las obras sociales sindicales".

"De ninguna manera se otorgó crédito a esas versiones. Muchos intentaron hacerlo durante décadas y no pudieron. Ahora tampoco ocurrirá", dijeron.

Pero ante los medios el cotitular de la CGT, Héctor Daer, reconoció que existe "preocupación" en la central obrera por la situación financiera de las obra sociales y pidió que el Estado busque "una solución a los problemas del sistema de salud".

"Hay que buscar una solución a los problemas del sistema de salud, estamos hablando de la salud de la población, del sector público que cubre una parte y estamos hablando de las obras sociales que cubren más de la mitad de la población", planteó Daer.

Y recalcó: "Tendrá que ver el Estado desde dónde encontrar el financiamiento. Tenemos que rediscutirlo y ver la forma de financiar un sistema que es ejemplar en el mundo y que dio excelentes resultados durante la pandemia y ni hablar si lo comparamos con la región. Lo venimos hablando constantemente con el Gobierno"

El tema de las obra sociales fue eje central de los últimos encuentros en la Quinta de Olivos de la "mesa chica" cegetista con el presidente Alberto Fernández, pero la falta de respuestas concretas para hallar financiamiento y las recientes versiones de que el kirchnerismo analiza una plan que podría significar una avance sobre las cajas de las prestadoras sindicales y las prepagas, desató la preocupación de ambos sectores.

De hecho, el titular de la Unión Argentina de Entidades de Salud privadas (UAS) y dueño de Swiss Medical, Claudio Belocopitt, mantuvo una reunión la semana pasada en la Casa Rosada con el Presidente y tras el encuentro dijo a la prensa que Fernández le dijo que no va a estatizar el sistema de salud privado.

Consultado sobre las versiones del plan que prepararía el kirchnerismo, Daer se limitó a responder que "se habla de un sistema integrado", y agregó: "¿Hace falta integrarlo más? Por supuesto. Y hay que ver dónde es eficiente el sector público y dónde el privado"

El referente del gremio de Sanidad además planteó que "la pandemia encareció en algunos casos entre el 15 y el 20% el costo prestacional habitual" de las obras sociales, admitió que hay "preocupaciones lógicas que tenemos sobre nuestros representados" y remarcó que la CGT va a "volver a hablar con el Presidente" sobre el tema.

Claudio Belocopitt, mantuvo una reunión la semana pasada en la Casa Rosada con el Presidente
Claudio Belocopitt, mantuvo una reunión la semana pasada en la Casa Rosada con el Presidente

Por su parte, el secretario general de la UOM, Antonio Caló, marcó distancia con la vicepresidenta Cristina Kirchner, en medio del malestar sindical por el presunto plan para avanzar con un plan para integrar el sistema de salud público y privado, y afirmó que "el que manda es el presidente" Alberto Fernández.

"No estamos enfrentados (con el Gobierno nacional). Yo avalo a este presidente, a este gobierno. Una cosa es la vicepresidenta. Yo estoy de acuerdo con el Presidente, las opiniones son distintas. El que manda, el que tiene el bastón de mando es el Presidente y yo lo avalo; la señora vicepresidenta, (a la) que le tengo el mayor de los respetos, tendrá que hacer la función legislativa", sostuvo Caló.

En medio de las versiones sobre esa iniciativa, también cobró fuerza la chance de que regrese a la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) Liliana Korenfeld, una dirigente del kirchnerismo duro.

"La señora de la que usted está hablando ya estuvo en la Superintendencia, y hemos trabajado, a mí no me preocupa quién esté, sino que funcione la Superintendencia", respondió Caló al ser consultado por la prensa sobre Korenfeld.

Temas relacionados
Política en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído