iProfesionaliProfesional

El "impuesto" a bienes no declarados avanza en el Senado: por qué Cristina Kirchner apura su debate y concede cambios

El "aporte especial" que propone el cristinismo para pagarle al FMI tendrá modificaciones pedidas por senadores "albertistas". Cuáles serían
01/04/2022 - 06:45hs
El "impuesto" a bienes no declarados avanza en el Senado: por qué Cristina Kirchner apura su debate y concede cambios

El Frente de Todos apura el debate en el Senado del proyecto kirchnerista para pagarle al FMI con un "impuesto" o "aporte especial" sobre los bienes no declarados en el exterior, pero para asegurarse el acompañamiento de todo el bloque aceptaría cambios en la redacción a pedido de senadores cercanos a la Casa Rosada.

Fuentes del bloque oficialista confirmaron a iProfesional que la intención es empezar a tratar el controvertido proyecto el próximo martes en las comisiones de Legislación General y de Presupuesto y Hacienda, aunque dijeron desconocer si se firmará el dictamen ese mismo día.

Esa duda se debe, en parte, a que la iniciativa impulsada por los senadores más cercanos a la vicepresidenta Cristina Kichner podría tener cambios, luego de los reparos que generó dentro del propio bloque. El entrerriano Edgardo Kueider, el correntino Carlos "Camau" Espínola y el jujeño Guillermo Snopek no acompañaron a sus colegas en la recolección de avales.

Kueider -que en el último tiempo se muestra más cerca del presidente Alberto Fernández que de la vice en la "guerra fría" que se da en el Frente de Todos- quiere introducir modificaciones y se lo comunicó al jefe de la bancada, José Mayans, y al neuquino Oscar Parrilli, autores de la iniciativa junto a Juliana di Tullio y Anabel Fernández Sagasti.

Los pedidos para modificar el proyecto surgieron desde el propio bloque del Frente de Todos

Con el objetivo trazado por Cristina Kirchner, que busca aprobar el proyecto con respaldo de toda la bancada para dar una señal de unidad y también de poder dentro del Senado, las sugerencias de Kueider tuvieron buena recepción. Así, la redacción de la iniciativa quedó "abierta a opiniones y mejoras" para lograr un apoyo unánime en el bloque, según fuentes parlamentarias.

"Impuesto" a bienes no declarados: qué cambios se proponen

Al ser consultado por iProfesional sobre su postura, Kueider destacó: "Estoy de acuerdo con el sentido de cobrarles a quienes han evadido o tienen bienes en el exterior no declarados, porque la enorme mayoría de los ciudadanos cumplimos con el deber de pagar nuestros impuestos".

Tras señalar que "tiene que haber consecuencias para los que han fugado dinero", el senador entrerriano consideró que, con ese espíritu, "al proyecto se le pueden hacer aportes para mejorar su efectivdad".

En este sentido, sostuvo que en los cambios sobre los que está trabajando quiere poner "énfasis en el sistema de investigación" para dar con los bienes y fondos no declarados, que estará principalmente a cargo de la AFIP y la Unidad de Información Financiera (UIF). Su idea es agregar precisiones que hoy no tiene el proyecto para fortalecer esa tarea.

También propone "revisar el aporte desde el lado de lo punitivo". El proyecto original, que fije una especie de blanqueo, establece que el "aporte" que deberán hacer quienes tengan bienes no declarados en el exterior será del 20 % en dólares para quienes adhieran dentro de los seis meses de la entrada en vigencia de la ley, y del 35% si exceden el plazo.

Proponen fortalecer la parte investigativa que le toca a la AFIP y a la UIF

El senador propondrá revisar esos plazos para que, una vez superado el límite, se le aplique al contribuyente todo el peso de las leyes que ya existen contra la evasión impositiva y que estipulan multas por porcentajes más altos y hasta penas de prisión.

Otro de los cambios que analiza proponer Kueider se refieren a la figura del "colaborador". La idea sería revisar la recompensa que propone el proyecto (un 30% de lo recaudado) y darle más importancia a la investigación de los organismos oficiales "para aplicar las sanciones correspondientes o exigir el cumplimiento del aporte".

Detalles del proyecto original que empezará a tratar el Senado

El proyecto impulsado por el kirchnerismo propone crear un "Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el FMI" con la recaudación que se logre a través de un "aporte especial de emergencia" que deberán pagar quienes tengan bienes sin declarar en el exterior.

El oficialismo niega que se esté creando un "impuesto" y rechaza así la principal objeción de Juntos por el Cambio, que ya adelantó su rechazo. La oposición dice que el debate debería iniciar en la Cámara de Diputados, por tratarse de un tributo. El Frente de Todos rechaza de plano esta interpretación y por eso avanza en la Cámara alta.

Cristina Kirchner quiere aprobar el proyecto con el respaldo de todo el bloque

El "aporte" alcanzará a la tenencia de moneda nacional o extranjera; bienes inmuebles; muebles, incluido acciones y participación en sociedades, cuotapartes de fondos comunes abiertos o cerrados, cripto activos y otros similares; y "demás bienes en el exterior, incluyendo créditos y todo tipo de derecho susceptible de valor económico".

La alícuota será del 20% de la totalidad de esos bienes pero solo para quienes los declaren "en forma espontánea y voluntaria" en un plazo de seis meses desde la entrada en vigencia de la ley. Para quienes hagan la declaración fuera de ese período, la tasa se elevará al 35%.

En caso de ser convertido en ley, este gravamen "también alcanzará a quienes hayan hecho un cambio de residencia fiscal a otro país "cuando el verdadero centro vital de intereses continúe siendo la República Argentina".