Salario Universal: movimientos sociales afines al Gobierno presionan a Guzmán, ¿qué costo fiscal tendría la medida?

Lo planteó un funcionario nacional y referente social horas antes de compartir una actividad con el ministro. Cómo cae el tema en la cartera económica
Por Pablo Sieira
17/05/2022 - 18,12hs
Salario Universal: movimientos sociales afines al Gobierno presionan a Guzmán, ¿qué costo fiscal tendría la medida?

El proyecto presentado por un sector del kirchnerismo para establecer un Salario Básico Universal encontró eco en los movimientos sociales alineados con el Gobierno, que se suman a la lista de actores del oficialismo que presionan al ministro de Economía, Martín Guzmán, con reclamos que lo corren de su eje.

Quien adelantó el pedido fue Daniel Menéndez, líder de Somos Barrios de Pie y subsecretario de Promoción de la Economía Social y Desarrollo Local. "Queremos discutir con el ministro el salario básico universal", afirmó el dirigente social y funcionario en declaraciones radiales.

Menéndez se expresó así horas antes de verse con Guzmán y el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, junto al referente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, en el marco de una visita a un polo de reciclado administrado por cooperativas en el partido bonaerense de Almirante Brown.

Guzmán fue invitado a esa actividad por el Movimiento Evita según contaron a iProfesional fuentes gubernamentales, quienes señalaron que si bien no estaba prevista una reunión para hablar puntualmente del Salario universal el planteo de ese tema era esperable.

Somos Barrios de Pie y Movimiento Evita quieren que Guzmán evalúe la implementación del Salario Universal  

"Es lógico que después de la visita, del Zoom con cooperativas y toda la movida oficial, se reúnan todos a tomar un café y ahí haya pedidos a los funcionarios, y el tema del Salario Universal esta en esa agenda", explicaron en referencia a la propuesta de establecer una prestación monetaria mensual no contributiva y de alcance nacional destinada a trabajadores y trabajadoras de bajos ingresos

El Salario universal y las presiones sobre Guzmán

Durante la entrevista radial previa a la actividad, Menéndez adelantó que además del Salario Básico Universal quieren empezar a discutir con el ministro "la necesidad de que se pueda registrar a 8 millones de trabajadores a través del monotributo productivo que es una agenda importante y necesaria para apuntalar el proceso de crecimiento".

El referente de Somos Barrios subrayó el objetivo de "profundizar una agenda" con Guzmán y Zabaleta "que tiene que ver con propuestas de políticas sociales" que surgen de los movimientos.

Cerca de Guzmán no les sorprende que haya pedidos por parte de movimientos sociales respecto de implementar medidas como el Salario Universal, pero no cayó del todo bien que Menéndez se refiriera públicamente al tema antes de su encuentro con Guzmán, según pudo corroborar este medio con fuentes de la cartera económica.

Guzmán suma pedidos y reclamos de actores internos del oficialismo que meten más presión sobre su política fiscal

Y es que, en medio de las críticas que le hace el kirchnerismo, el ministro de Economía viene recibiendo cada vez más presiones públicas para tomar medidas no contempladas en su hoja de ruta. El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el diputado Máximo Kirchner, forman parte de esa lista de solicitantes a la que ahora se suman los movimientos que apoyan al presidente Alberto Fernández en la interna oficialista.

Los reclamos aceptados y el problema con el Salario Universal

Con el apoyo de Fernández, Guzmán aceptó la implementación del anticipo del aumento del 45% del Salario Mínimo Vital y Móvil que impulsó Máximo Kirchner y la suba del "piso" del Impuesto a las Ganancias que reclamó Massa.

La propuesta de establecer un Salario Básico Universal es un proyecto presentado por los diputados Frente de Todos Itaí Hagman, Natalia Zaracho y Federico Fagioli, del espacio que lidera el dirigente social Juan Grabois.

El problema para la gestión de Guzmán es que cada medida tiene un costo fiscal que debe evaluar cuidadosamente para no incumplir con las metas acordadas con el FMI. En el caso del Salario Universal, si se aprobara el proyecto como está, tendría un costo equivalente a un punto del PBI, según estimó el economista Emmanuel Álvarez Agis.

Máximo Kirchner y Sergio Massa ya le marcaron al ministro parte de la agenda económica desde el Congreso 

Es por esa razón que también en el Ministerio de Desarrollo Social son cuidadosos con el tema. Según indicaron fuentes de esa cartera consultadas por iProfesional, Zabaleta no está en desacuerdo con que haya un Salario Universal es un tema que hay que debatir pero no desconoce que la compleja situación fiscal del Gobierno debe ser tenida en cuenta.

Los pedidos se amontonan en el escritorio de Guzmán

La pelea entre Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner tiene su eje en la política económica que, para Unidad Ciudadana, es errónea debido a la pérdida de poder adquisitivo que vienen sufriendo los trabajadores formales e informales. En ese contexto, el kirchnerismo puso en marcha una estrategia que consiste en tratar de marcarle la agenda a Guzmán desde el Congreso.

En ese sentido fue el proyecto de declaración que presentó Máximo Kirchner junto a diputados de la rama sindical y de movimientos sociales para solicitarle al Gobierno que adelantara para agosto la totalidad del aumento del Salario Mínimo Vital y Móvil previsto para el año. Para evitar que el tema se convirtiera en un debate parlamentario manejado por el kirchnerismo, el Ejecutivo recogió la propuesta y la implementó mediante la Resolución 6/2022 del Ministerio de Trabajo.

A eso le siguió el proyecto sobre Salario Universal y, más recientemente, el reclamo público de Massa a Guzmán para que subiera el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias de $225.937 a $265.000 de remuneración bruta. Este planteo del presidente de la Cámara de Diputados no fue inocente.

Es que en la carta públicamente difundida que Massa le envió a Guzmán le recordó que, a partir de la ley aprobada por el Congreso en abril de 2021, el Ejecutivo tenía la facultad para tomar esta medida. Fue una forma de meterle presión al ministro en momentos en que crecen los cuestionamientos internos. El malestar quedó en evidencia cuando el titular de la cartera económica señaló que la suba del "piso" de Ganancias era "una obviedad" y el massismo le respondió: "Hay tantas obviedades que se demoran".

Temas relacionados