Alberto Fernández desafía a Cristina Kirchner en plena interna: la "lapicera" versus la "capacidad de convencer"

El Presidente respondió a las críticas de su vice en el acto que encabezó en la CGT y dio muestras de que la pulseada entre ambos está lejos de terminar
Por Pablo Sieira
01/07/2022 - 20,35hs
Alberto Fernández desafía a Cristina Kirchner en plena interna: la "lapicera" versus la "capacidad de convencer"

El presidente Alberto Fernández dejó entrever su decisión de resistir las presiones de la vicepresidenta Cristina Kirchner para orientar el rumbo del Gobierno durante su discurso en el acto que se realizó en la CGT por el aniversario de la muerte de Juan Domingo Perón, aunque la puesta en escena también mostró un apoyo político modesto para esa pulseada.

"El poder no pasa por ver quién tiene la lapicera sino por ver quién tiene la capacidad de convencer", lanzó el Presidente en una respuesta directa al reclamo que le hizo públicamente Cristina Kirchner en dos oportunidades: que "use la lapicera" para parase frente a las grandes empresas y resolver la crisis económica.

La frase, expresada por el mandatario al recordar un discurso de Perón que pareció haber sido seleccionado para enviar un mensaje a la interna del Frente de Todos, intentó ser una muestra de que no cederá ante los planteos de su vicepresidenta, con el condimento de que la expresó a menos de 24 horas de que Cristina Kirchner encabece su propio acto en Ensenada.

Sin embargo, tanto el desacuerdo previo con la CGT por la organización del acto como la foto de las presencias en la sede sindical de la calle Azopardo dejaron en evidencia un apoyo tibio al jefe de Estado en esa disputa con la vicepresidenta.

El Presidente fue el único orador en el acto y estuvo acompañado por Daer y Acuña en el escenario

Alberto Fernández y su desafío a Cristina: "El poder no pasa por ver quién tiene la lapicera"

Con la excusa del 48° aniversario del fallecimiento de Perón, Fernández realizo un repaso histórico sobre la figura del ex presidente y fundador del Partido Justicialista (PJ) y recordó, sin ninguna inocencia, la unidad a la que convocó el líder del movimiento a su regreso del exilio en 1973 y las "enseñanzas" que dejó aquella etapa.

"Perón decía ‘nos dimos cuenta que en la situación creada era indispensable establecer una manera de actuar que permitiera crear valores y para crear valores lo mejor es acordar, ponerse de acuerdo’", citó Fernández y, seguidamente, subrayó: "Cuando muchos le pedían que no actúe, que el diálogo no era el camino, que había que confrontar, (Perón) nos enseñó: ‘jamás en la construcción política hay que obligar a nadie, hay que persuadir’".

No hubo aplausos ante esa cita. A ninguno de los presentes le pasó desapercibido que el jefe de Estado estaba respondiendo a las críticas de la vicepresidenta. Fernández sostuvo luego que "la política no es otra cosa que convencer" y lanzó: "El poder no pasa por ver quién tiene la lapicera, sino por ver quién tiene la capacidad de convencer. Y convencer es una tarea mucho más ardua, pero mucho más segura".

Seguidamente el mandatario habló de "los valores" compartidos por el amplio universo peronista "más allá de las diferencias coyunturales" que puedan darse y afirmó que Perón "entendía que había momentos para usar las herramientas que ofrecía la derecha y otros momentos para usar las herramientas que ofrecía la izquierda, porque lo importante era para qué se usaban".

Con su discurso, Alberto Fernández envió un fuerte mensaje a Cristina Kirchner

En esa línea, el jefe de Estado también respondió a las críticas del kirchnerismo contra la política económica del ministro Martín Guzmán, presente en el público. "No hago grandes actos ni doy grandes discursos pero les cuento algo: Argentina creció un 10,3%, llevamos 1.200.000 empleos creados, la recaudación total creció un 82%, eso es empleo y salario de los argentinos. Cuando nos preguntamos qué hicimos, hicimos mucho en cada rincón de Argentina".

Por otra parte, defendió la idea de integrar a la "economía popular" y sostuvo que "esta no es una discusión de planes sociales, es una realidad". Otra alusión a Cristina Kirchner, tras su reclamo para modificar el sistema de asistencia social, corriendo del medio a las organizaciones sociales como el Movimiento Evita, uno de los principales apoyos del mandatario.

El acto en la CGT: ¿que mostró la foto de las presencias?

No obstante, las presencias permitieron inferir que el respaldo político a Fernández en esa discusión a distancia con Cristina Kirchner es cada vez más moderado.

Entre los miembros del Gabinete que asistieron se vio a Juan Manzur, Aníbal Fernández, Matías Lammens, Martín Soria, Santiago Cafiero, Gabriel Katopodis, Juan Zabaleta, Eduardo "Wado" de Pedro y Martín Guzmán, el más criticado por el kirchnerismo. A ellos se sumaron apenas cuatro gobernadores: Axel Kicillof (Buenos Aires), Raúl Jalil (Catamarca), Ricardo Quintela (La Rioja) y Jorge Capitanich (Chaco).

Las diferencias entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner se acentúan en medio de rumores de cambios en el Gobierno

Si se observa esa foto, de los cuatro gobernadores presentes, dos (Kicillof y Capitanich) son más cercanos a Cristina Kirchner que al Presidente. No habría sido extrañado que faltaran a la cita, pero habría quedado en evidencia la escasa convocatoria entre los mandatarios provinciales del peronismo.

La concurrencia del "palo sindical" fue algo más robusta, pero tuvo la notable ausencia del camionero Pablo Moyano, cada vez más cerca del diputado Máximo Kirchner. En cambio, si concurrió su padre, Hugo Moyano. La división en el Frente de Todos tiene su correlato en el poderoso sindicato de Camioneros.

Si bien asistieron Carlos Acuña y Héctor Daer, los cotitulares de la CGT que flanquearon al Presidente en el escenario, y dirigentes sindicales de peso como Gerardo Martínez, el desacuerdo de los días previos entre la central gremial y el Gobierno por la convocatoria al acto mostró que la relación está sentida.

Rumores que agitan la interna

El desafío de Fernández a la vicepresidenta se da en medio de fuertes presiones y rumores creciente sobre cambios de Gabinete, además de tensiones que ya excenden al kirchnerismo y que involucran al tercer socio de la alianza, Sergio Massa, que viene pidiendo al Presidente "repensar el Gobierno".

Massa, que no asistió al acto, también muestra disconformidad con el rumbo del Gobierno y enciende alarmas

Días atrás Fernández volvió a afirmar que el Frente de Todos tendrá que tener una PASO en 2023 para elegir al candidato presidencial. Una forma de rechazar una eventual elección "a dedo" por parte de la accionista mayoritaria de la coalición oficialista.

Inmediatamente después, el ministro bonaerense y secretario general de La Cámpora, Andrés "Cuervo" Larroque, salió a decir que "la fase moderada está agotada" y que "a la sociedad hay que ofrecerle una perspectiva de esperanza y la única dirigente que genera eso hoy es Cristina Kirchner". Fue parte del "operativo clamor" que empieza a armar un sector del kirchnerismo alrededor de la vicepresidenta y un desplante a las declaraciones previas del Presidente.

En ese clima, los rumores en torno a un cambio en el equipo económico, con Guzmán a la cabeza seguido por el titular del Banco Central, Miguel Pesce, se intensificaron en la última semana. A la presión de Cristina Kirchner se le suma Massa, que prepara para el 14 de julio un congreso partidario de su espacio, donde amagan con un alejamiento del tigrense.